No se necesitarán nuevos campos petroleros, dice la Agencia Internacional de Energía

No se necesitarán nuevos campos petroleros, dice la Agencia Internacional de Energía

El auge de los vehículos eléctricos puede reducir la demanda de combustibles fósiles como el petróleo. Imagen de drpepperscott230 en Pixabay


El mundo tiene una opción: dejar de desarrollar nuevos campos de petróleo, gas y carbón hoy o enfrentar un aumento peligroso de las temperaturas globales.

Esa es la audaz evaluación de la Agencia Internacional de Energía, la organización que ha pasado cuatro décadas trabajando para asegurar el suministro de petróleo para los países industrializados. En su nueva hoja de ruta para lograr cero emisiones de carbono globales netas para 2050, la AIE expuso en términos claros lo que el planeta debe hacer para evitar el cambio climático y cuán lejos está de nuestra realidad actual.

El progreso anual en términos de eficiencia energética debe ser tres veces más rápido durante la próxima década. Las instalaciones de paneles fotovoltaicos tendrían que ser similares al tamaño del parque solar más grande del mundo, todos los días hasta 2030. En tres décadas, el papel de los combustibles fósiles debería revertirse por completo, de un 80% de las necesidades mundiales de energía a apenas un quinto a mediados de siglo.

“Nuestra hoja de ruta muestra las acciones prioritarias que se necesitan hoy para garantizar el logro de las cero emisiones netas para 2050, algo ajustado, pero aún alcanzable, no está perdido”, dijo el director ejecutivo de la AIE, Fatih Birol. Es “quizás el mayor desafío que la humanidad haya enfrentado”.

Para lograr este objetivo, el gasto en nuevos proyectos de petróleo y gas debe terminar de inmediato, aunque la inversión en los yacimientos existentes podría continuar, dijo la AIE en el informe que preparó para las conversaciones del clima de la COP26, programadas para noviembre. No se deben construir nuevas centrales eléctricas a carbón a menos que incluyan tecnología para capturar sus emisiones, dijo.

Las ventas de automóviles nuevos con motores de combustión interna tendrían que finalizar para 2035, y el papel de los vehículos eléctricos se expandiría de un 5% de la flota global actual a un 60% para 2030, dijo la AIE. La demanda de petróleo debería caer a 24 millones de barriles por día en 2050 y nunca más superar el nivel de casi 100 millones de barriles visto hace dos años.

Compromisos insuficientes

Reducir las emisiones a cero neto, el punto en el que los gases de efecto invernadero se eliminan de la atmósfera tan rápido como se agregan, se considera vital para limitar el aumento de las temperaturas globales promedio a no más de 1,5 grados centígrados. Eso se considera el umbral crítico si el mundo quiere evitar un cambio climático desastroso.

Pero es un camino que pocos están siguiendo. Las promesas de los Gobiernos para reducir las emisiones de carbono son insuficientes para alcanzar el “cero neto” en las próximas tres décadas y resultarían en un aumento de 2,1 grados centígrados para finales de siglo, sostuvo la AIE.

“Esta brecha entre la retórica y la acción debe cerrarse si queremos tener una oportunidad de alcanzar el cero neto para 2050”, agregó la agencia. Solo una “transformación sin precedentes” del sistema energético mundial puede alcanzar el objetivo de 1,5 grados centígrados.

La hoja de ruta de la AIE parece estar en desacuerdo con los planes ambientales establecidos por las tres principales compañías de petróleo: BP Plc, Royal Dutch Shell Plc y Total SA. Todas tienen objetivos de alcanzar cero emisiones netas para 2050, pero tienen la intención de seguir buscando y desarrollando nuevos campos de petróleo y gas durante muchos años.

“No necesitamos nuevos campos de petróleo y gas natural en nuestro camino”, dijo la AIE. Si el mundo siguiera esa trayectoria, los precios del petróleo disminuirían a solo US$25 por barril para mediados de siglo, desde el precio actual de casi $70.