IATA pide flexibilizar horarios a las aerolíneas del mundo

La Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA) está solicitando a las autoridades aeronáuticas y reguladores de la aviación a nivel global, que suspendan las normas de franjas de horarios para aterrizar y despegar debido a la situación que se está generando por el brote del nuevo coronavirus o covid 19.

«Estamos en comunicación y en contacto con los reguladores de la aviación en todo el mundo para pedirles que las reglas que rigen el uso de las franjas de horarios se suspenderán inmediatamente y para la temporada 2020, debido al impacto de covid 19 (coronavirus)», indicó la IATA en un comunicado.

Explicaron que alrededor del 43% de los pasajeros que se movilizan en avión  salen de más de 200 slot (franjas de horarios) coordinadas de los aeropuertos en todo el mundo.

Sin embargo, indican que en la actualidad, las reglas para la asignación de estas franjas o slots,  significan que las compañías aéreas deben operar al menos 80% de sus horarios asignadas en circunstancias normales.

Por lo que el incumplimiento de esto significa que la línea aérea pierde su derecho a operar en ese horario para la próxima temporada equivalente.

«En circunstancias excepcionales, los reguladores pueden relajar este requisito. La crisis por el brote del virus Covid 19 ha tenido un grave impacto en el tráfico aéreo. Las aerolíneas están experimentando una grave disminución de la demanda», sostiene la IATA.

Se proyecta una reducción de 26% en las operaciones de muchas aerolíneas este año en comparación con 2019.  Las reservas de vuelos hacia centros de aviación por ejemplo como Italia, se están viendo afectadas y podrían colapsar. Igualmente muchas compañías reportan no podrán atender hasta un 50% de los mercados que normalmente sirven, debido a esta situación del coronavirus.

Ante esto, las aerolíneas están flexibilizando las normas de reserva de vuelos, al igual que aplicando medidas como licencias a la tripulación, congelación de los aumentos salariales, y tomando medidas sobre los aviones en tierra.

«Teniendo en cuenta estas circunstancias extraordinarias, como resultado de la emergencia de salud pública, la visión colectiva de la industria de las aerolíneas es que es inapropiado que se aplicación la regla del 80% del uso de los slots durante la próxima temporada. La flexibilidad es necesaria para que las líneas aéreas puedan ajustar sus horarios de acuerdo con la evolución extraordinaria de la demanda».

Precisan que algunos reguladores ya han renunciado a las políticas de uso obligatorio de franjas horarias durante la crisis por el virus covid 19 principalmente para operaciones a China y Hong Kong.

La IATA precisa que dado que el brote no se limita a Asia, es necesario extender la flexibilización a otros mercados.

«Sin certeza de que estas exenciones continuarán durante la temporada de verano (o temporada de invierno en el hemisferio sur), las líneas aéreas no pueden planificar con antelación suficiente como para garantizar el calendario y la rotación eficiente de la tripulación o el despliegue de aviones».

Explican que la suspensión del requisito de Slot o franjas horarias, para toda la temporada (hasta octubre de 2020) significará que las compañías aéreas pueden responder a las condiciones del mercado con niveles de capacidad adecuados, evitando cualquier necesidad de ejecutar los servicios sin pasajeros para mantener las franjas horarias. «Las aeronaves pueden ser reasignados a otras rutas o estar a la espera, y se podría tener certeza del horario de las tripulaciones.

“Existen precedentes de la suspensión anterior de las reglas de uso de la ranura y creemos que las circunstancias implica que nuevamente se conceda una suspensión Hacemos un llamado a los reguladores aéreos en todo el mundo para ayudar y contribuir con el plan de emergencia para la industria y la recuperación futura de la red, mediante la suspensión de las reglas de uso de la ranura de horarios de forma temporal», dijo Alexandre de Juniac, Director General y CEO de IATA.

“El mundo se enfrenta a un gran reto para prevenir la propagación de covid 19 al tiempo que se permite que la economía global continue funcionando. Las aerolíneas están en la primera línea de ese desafío y es esencial el trabajo conjunto de la comunidad y la claridad de las normas para asegurar que las compañías aéreas sean capaces de operar de la manera más sostenible, tanto económica como ambientalmente, y poder aliviar los peores efectos de la crisis “, dijo de Juniac.