IATA avala reinició de vuelos de tránsito en Panamá y aboga porque toda la región permita vuelos comerciales

Peter Cerdá, vicepresidente de la Asociación Internacional de Transporte Aéreo, lamentó la poca ayuda financiera y económica que ha recibido el sector en la región de América Latina y exhortó a los gobiernos a aplicar los protocolos sanitarios para que se reinicie la actividad aérea comercial.

La recuperación de la industria aérea en América Latina no será distinta a la del resto del mundo. no se volverá a los niveles de operación que se tenían en 2019 o antes de la pandemia, hasta el 2024 para el caso de los vuelos internacionales y las conexiones trasatlánticas, mientras que la actividad de los vuelos domésticos de varios países podrían volver al ritmo que tenían antes para 2023, dijo Peter Cerdá, vicepresidente de la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA) para la Américas, en una rueda de prensa virtual con medios de la región.

«La industria está lista para reiniciar, han sido más de cinco meses donde  la mayoría de nuestros países y casi el 90% y el 100% de las operaciones han estado paradas. Ninguna región ha sido tan penalizada como la latinoamericana. Lo que sí es seguro en esta región como a nivel global, es que el tamaño de nuestras líneas aéreas será más pequeño y la demanda será baja y las aerolíneas se tendrán que ir adaptando y reinventándose», sostuvo Cerdá.

Foto: Isaac Ortega

Cerdá comentó que de 130 mil millones de dólares en apoyo gubernamental que han recibido las aerolíneas en el mundo, lamentablemente en América Latina no han recibido ni el  1% de ese monto. «Por eso nos encontramos con líneas aéreas importantes en el capítulo 11 de reestructuración, mientras que otras no podrán volver a operar».

El vicepresidente de la IATA elogió que Panamá activara el mini hub de interconexiones aéreas controladas que permite los vuelos en tránsito y exhortó a todos los gobiernos a aplicar los protocolos de bioseguridad para reactivar los vuelos comerciales y así permitir la actividad económica en los países.

«En el caso de Panamá es una iniciativa que se viene trabajando con las autoridades de aeronáutica, de Tocumen y del Gobierno y lo vemos de forma positiva porque permite que Tocumen sirva de hub regional para conectar los países», precisó al señalar que esperan que a medida que se abran las operaciones aéreas en otros países se incrementen esos vuelos y la conectividad.

Sostuvo que será difícil lograr una recuperación pronto. «El pronóstico de la IATA es que los vuelos domésticos no verán la recuperación antes de 2023 y la de los internacionales antes de 2024. Estamos viendo algunos números positivos mes tras mes en Brasil en vuelos domésticos y luego vendrán los internacionales en la región pero todo dependerá de la situación económica.

«Esto será un camino largo, las líneas aéreas no estarán en las mismas condiciones económicas que antes», alertó. La industria aérea en América Latina emplea a más de 4.1 millones de personas de forma directa e indirecta y aporta 98 mil millones de dólares al producto interno bruto de la región.

Vea también: Panamá extiende la prohibición de vuelos comerciales, hasta el 21 de septiembre