En Dubai, una «revolución agrícola» en medio del desierto

Al Badia, ultramoderna granja erigida en medio del desierto, demuestra la voluntad de Dubái de llevar a cabo su propia «revolución agrícola» para limitar su muy fuerte dependencia alimentaria.

Esta granja hortícola produce diferentes verduras usando avanzadas técnicas y reciclando el 90% del agua utilizada.

«Es una revolución agrícola en medio del desierto» declara a la AFP el director de la granja, Bassel Jamal.

El agricultor emiratí Abdul Latif al-Banna camina entre una siembra de piña en una pequeña granja en el desierto del golfo de Emirato en Dubái. (Foto de Karim SAHIB / AFP)

«Le aportamos a cada planta la cantidad de luz, humedad, calor y agua que necesita. Es como si fuera un cliente de un hotel cinco estrellas», afirma.

Al plantear el riesgo de un problema de suministro a escala mundial de bienes perecederos, la pandemia de Covid-19 ha puesto en evidencia la importancia de la seguridad alimentaria.

Dubai y los Emiratos árabes en general tienen escasos recursos en agua, pocas tierras cultivables y un entorno desértico hostil a la agricultura.

Dubai, al igual que los otros seis emiratos que componen los Emiratos Árabes Unidos, depende en gran medida sobre las importaciones, que representan el 90 por ciento de sus necesidades alimentarias según las estadísticas oficiales. Los productos llegan de todo el mundo por vía aérea y al puerto de última generación de Dubai, abasteciendo a los supermercados con una oferta que se compara favorablemente con la de cualquier capital occidental. (Foto de Karim SAHIB / AFP)

La cuestión de la seguridad alimentaria no se planteaba hace algunas décadas cuando Dubái y sus vecinos eran habitados únicamente por beduinos a quienes les bastaba, para alimentarse, un puñado de dátiles y un sorbo de leche de dromedario.

Pero con la riqueza generada por el petróleo a partir d lo años 1970 y la llegada de millones de extranjeros, Dubái cuenta hoy con más de 3,3 millones de habitantes de 200 nacionalidades, por lo que las necesidades alimentarias han aumentado y se han diversificado.

Dubái, como los otros seis miembros de la federación de Emiratos árabes unidos, importa el 90% de sus necesidades alimentarias, según las estadísticas oficiales.

Los productos, en especial los frescos, llegan por vía aérea de todo el mundo, y los mercados de Dubái no tienen nada que envidiar a los de las grandes capitales occidentales.

Pero en esta inestable región, ubicada frente a Irán, la autosuficiencia alimentaria se ha convertido en un objetivo a largo plazo.

Un almacén refrigerado de frutas y verduras  en Dubai. (Foto Karim SAHIB / AFP)

Hace más de diez años, los Emiratos empezaron a comprar o alquilar tierras agrícolas en el extranjero, principalmente en África oriental, para garantizar el abastecimiento incluso en tiempos de crisis.

Pero la inestabilidad política en África los ha llevado a dirigirse a Australia o a Europa del Este, así como adoptar otras estrategias, como la constitución de reservas y una agricultura de alta tecnología.

Para Bassel Jamal, el modelo de la granja que dirige –donde todo está controlado por ordenadores– es una «opción para el futuro».
«No queremos depender de las importaciones. Queremos producir localmente, a lo largo de todo el año sin preocuparnos por el cambio climático, la lluvia o la sequía», afirma.

Igual que Al-Badia, varias granjas similares se han desarrollado en Dubái y en los vecinos emiratos.
Abdellatif al Banna cultiva piñas en cuatro invernaderos donde todo está cuidadosamente controlado, y vende su producción a través de una plataforma internet.

Esta foto es el interior de al-Badia Farms de los Emiratos Árabes Unidos en Dubai, una granja vertical que utiliza tecnología hidropónica innovadora para cultivar frutas y verduras durante todo el año. – Badia Farms tiene su sede en el centro de Dubai en el Medio Oriente. Los métodos innovadores de la granja hacen crecer cultivos de manera sostenible sin luz solar, tierra o pesticidas. La granja utiliza un 90% menos de agua en comparación con la agricultura a campo abierto. La visión de la empresa es revolucionar la industria agrícola en Medio Oriente para brindar una solución para la seguridad alimentaria de la región. (Foto de Karim SAHIB / AFP)

La piscicultura se desarrolla igualmente con una factoría de salmones en Dubái, y una calidad de producción que es saludada en todo el emirato.

Respecto a la ganadería, Dubái tiene varias granjas que suministran a lecherías, con lo que responden a parte de las necesidades del mercado en productos lácteos.

Gracias al mantenimiento del transporte aéreo de mercaderías, Dubái ha podido incluso garantizar la reexportación de algunos productos alimentarios hacia los países vecinos.

En el Fresh Market, gran mercado de productos frescos, los obreros trabajan para transportar y almacenar toneladas de productos alimentarios frescos importados.

«Dubái tiene una infraestructura adecuada y unas reservas capaces de responder a las necesidades de los Emiratos e incluso a necesidades de los países vecinos» asegura a la AFP el director ejecutivo de esta plataforma, Redha al-Mansuri.