Empresas de viajes buscan más fondos para enfrentar la pandemia

Empresas del sector de viajes y esparcimiento están contemplando una nueva ronda de acuerdos de financiamiento para la pandemia en medio de una nueva ola de cierres para contener los casos de coronavirus que restringen el turismo mundial.

Al menos cuatro grandes empresas han hecho propuestas a inversionistas en busca de fondos adicionales y revisiones de cláusulas desde inicios del nuevo año.

Entre ellas figura la minorista en línea de boletos de tren Trainline Plc, que busca recaudar 150 millones de libras ($204 millones) con la venta de bonos convertibles sin garantía, además de extender una exención a las cláusulas financieras. La empresa del Reino Unido había obtenido previamente una exención para una línea rotativa de 350 millones de libras en abril del año pasado.

Carnival Corp. también modificó cláusulas de su línea rotativa existente para obtener mayor flexibilidad financiera tras anunciar la cancelación de los viajes ofrecidos por su emblemática línea de cruceros. La compañía, con sede en Miami, revisó las cláusulas por primera en octubre del año pasado.

Aerolíneas como British Airways Plc y la australiana Qantas Airways Ltd. también están buscando nuevos fondos a medida que las restricciones a los viajes aéreos globales afectan sus ingresos. British Airways está negociando 2.000 millones de libras en nuevos créditos, mientras que Qantas va a a expandir el alcance de un crédito existente de 600 millones de dólares australianos ($466 millones).

Dinero nuevo

Mientras tanto, la cadena de cines más grande del mundo, AMC Entertainment Holdings Inc., está negociando nuevo dinero para hacer frente a la pandemia.

Las acciones de empresas de viajes y esparcimiento fueron el subgrupo con el peor desempeño en Europa el jueves.

El año pasado, compañías de todo el mundo recaudaron más de $430.000 millones en créditos nuevos y utilizaron al menos US$340.000 millones en líneas de crédito existentes para hacer frente a la pandemia. Prestamistas de todo el mundo recibieron casi 500 solicitudes de exenciones y revisiones de cláusulas.

Imagen de Lorri Lang en Pixabay