AIE proyecta menor demanda de crudo ante reducción de vuelos

La Agencia Internacional de Energía (AIE) recortó los pronósticos de la demanda mundial de petróleo, debido a que los viajes aéreos se han visto perjudicados por la crisis del coronavirus incluso más de lo esperado.

La AIE redujo sus estimaciones para casi todos los trimestres hasta fines de 2021, y la proyección para el segundo semestre de este año fue la que se vio más disminuida. En julio, los viajes aéreos se mantuvieron dos tercios más bajos que hace un año, pese a que normalmente es un mes de alta demanda debido a los vuelos por viajes de vacaciones, señaló en un informe mensual.

“Las perspectivas para la demanda de combustible para aviones han empeorado en las últimas semanas a medida que el coronavirus se ha ido extendiendo cada vez más”, indicó la agencia con sede en París, que asesora a la mayoría de las principales economías sobre política energética.

Al mismo tiempo, el mes pasado aumentaron los suministros mundiales de crudo luego de que Arabia Saudita retirara algunos de los recortes de producción más pronunciados que había estado implementando para compensar la pérdida de demanda, y después de que la mejora de los precios ayudara a Estados Unidos y Canadá a reactivar algunas operaciones.

A pesar de las rebajas, los mercados mundiales deberían ajustarse durante el resto del año a medida que el consumo se recupera tras la pandemia, mientras Arabia Saudita y otros países de la OPEP mantienen la producción bajo control, informó la AIE. Esta semana, los precios internacionales del crudo subieron a un máximo de cinco meses por sobre los US$45 el barril en Londres.

La agencia recortó las estimaciones de la demanda global para los últimos dos trimestres de este año en 500.000 barriles por día, y proyectó que el consumo promediará 95,25 millones de barriles por día en el período.

La proyección del consumo de queroseno y combustible para aviones en el segundo semestre se redujo en 380.000 barriles por día, lo que deja la demanda rumbo a una disminución de 3,1 millones de barriles por día este año a 4,8 millones por día.

La AIE elevó además las estimaciones de suministros fuera de la Organización de Países Exportadores de Petróleo para el segundo semestre en cerca de 500.000 barriles por día, debido a que EE.UU. y Canadá están reanudando la producción detenida.

Como resultado, el mercado no se ajustará durante el resto del año tan abruptamente como se anticipó, pero igualmente se ajustará.

La demanda ha superado la oferta desde junio, y mientras la OPEP y sus socios presionan con las restricciones de producción, los inventarios mundiales deberían agotarse a una tasa de alrededor de 4 millones de barriles por día en los últimos cuatro meses del año. Eso debería reducir parte del gigantesco excedente de existencias que se acumuló en el primer semestre.

Imagen de MichaelGaida en Pixabay