Panamá saca ventajas con la valoración de Moody´s

Panamá saca ventajas con la valoración de Moody´s

Panamá gana un estatus diferente en la región tras la decisión de Moody’s de mejorar la calificación del país como emisor a largo plazo y de pasarlo de Baa2 a Baa1 y cambiar su perspectiva de positiva a estable. En términos prácticos, los inversionistas detendrán su mirada en el istmo cuando pasen revista por Latinoamérica.

“Surgirá un público más selecto y ávido en adquirir los títulos de un país como el nuestro y también tomarán en cuenta otros instrumentos financieros”, indica una fuente del mercado.

La calificación de riesgo se utiliza para expresar la habilidad de una institución para pagar las deudas en las que incurre, y de paso determinar su capacidad de asumir compromisos futuros. Una valoración como la expresada por la calificadora no recae sobre Panamá, sino en su deuda soberana. Habrá una reducción de su costo. El Estado titular de la obligación pagará unos intereses menores a sus acreedores. Pero si se baja la nota, aumenta el costo de la deuda.

Moody’s acostumbra a emitir sus reportes de calificaciones y perspectivas en este periodo del año. Rinde sus conceptos sobre cada país acompañados de explicaciones que fundamentan sus decisiones. Sobre Panamá ponderó su crecimiento económico y su situación fiscal, este último aspecto de mejor comportamiento en relación con otros países poseedores de calificaciones similares de deuda.

“La firma está diciendo de nuestro país, que este tiene una de las deudas más atractivas en relación con la deuda de países de riesgo similar”, compara Abdiel Santiago, secretario del Fondo de Ahorro de Panamá. Y tuvo en cuenta, además, la reciente reforma a la ley de responsabilidad social fiscal. “Esto ha sido positivo. De acuerdo a Moody’s se fortaleció el marco de políticas fiscales”, dice Santiago.


Según la línea de rating de Moody’s, Panamá mantuvo desde 2012 una nota de Baa2, con lo cual estaba en el mismo lugar donde se encuentra Colombia. Sin embargo, la opinión nueva tendrá el efecto de seducir a inversionistas reacios al riesgo, lo cual es positivo, estima Santiago. El experto añade que esos inversores son mayoría y se los considera  de mejor calidad. Llegan a interesarse tanto “en la deuda de un país” como en otras oportunidades de inversión.

“Necesariamente cambia el perfil de los inversionistas, porque se trata ahora de una deuda más segura”, profundiza la fuente del mercado, que pidió la omisión de su nombre.

El significado

Moody’s emitió su opinión sobre la deuda de Panamá cuando otros países atraviesan por un período complejo. Colombia pasa aprietos fiscales y financieros y podría merecer un ajuste en la calificación de su deuda soberana. Costa Rica recibió en diciembre una reducción de su calificación como emisor de largo plazo y de bonos sénior no garantizados. La nota tica pasó de B1 a B2 y la perspectiva se volvió negativa, recordó el diario El Financiero a propósito de la opinión de Moody’s acerca de Panamá. (Ver recuadro: Las notas de los vecinos).

Panamá, en contraste, tiene “una economía relativamente buena” y por ende exhibe “una buena calificación de su deuda”, resalta Santiago. La opinión de Moody’s significa que es pujante el ritmo económico del país, con unos índices de entre 3.5% y 4%, y que son positivas su seguridad jurídica y su situación fiscal.

El experto se vale de una comparación para ejemplificar cómo los inversionistas optarán por Panamá. Toma de ejemplo un bono representativo soberano panameño con un término de vencimiento de 10 años y lo compara con otro de igual plazo e “hiperseguro”, como puede serlo el bono del Tesoro de Estados Unidos de 10 años. Si se cuentan siete años transcurridos hasta la fecha, la diferencia entre ambos instrumentos se redujo en un 35%.

“Es como el que quiere comprar una manzana y va a dos mercados. Caerá en la cuenta de que la fruta tiene precios diferentes. Igual sucede cuando uno ve que el costo de los papeles de deuda bajó un 35%. El diferencial [resultante] se transmite a un gobierno, que en el caso de Panamá, pagará un tercio menos de la deuda relativa a otros países”. Aumentará entonces la confianza en la economía real expuesta al inversionista interesado en el bono. “Todo al final te está hablando del costo del dinero, el cual se busca que sea lo más bajo posible”.

Y para esto es que sirve una calificación de inversión. El próximo gobierno deberá mantener la credibilidad en la deuda del país, en lo que concierne a sus decisiones en las políticas fiscales. No se trata solo de crecimiento económico.

martesfinanciero.com exclusivo como los socios de
Club La Prensa

Adquiere un plan de suscripción Hazte socio

Gracias por valorar y respaldar el periodismo responsable e independiente.

Olvidé mis datos de acceso / Quisiera recuperar mis datos