Panamá, la segunda ciudad más costosa de Centroamérica

La ciudad de Panamá sigue siendo un destino para que las empresas multinacionales instalen sus operaciones y a su vez puedan traer a sus ejecutivos a establecerse. Sin embargo, su ubica como la segunda ciudad más caras de Centroamérica según la encuesta de costo de vida 2020 de Merce, cuyo ranking abarca 209 ciudades y mide el costo comparativo de más de 200 artículos que incluyen vivienda, transporte, alimentos, vestimenta, artículos para el hogar y entretenimiento.

“Panamá continúa siendo una ciudad muy atractiva para las multinacionales que buscan abrir nuevas plazas laborales para extranjeros en el país como consecuencia de las leyes que promueven la inversión extranjera, sin embargo frente a otras ciudades de la región Panamá no es de las más económicas y esto crea un reto para las empresas para la atracción y retención de talento ejecutivo.” afirma Bruno Balanza, gerente de Mercer en Panamá.

Ciudad de Panamá. Foto: Miguel Cavalli.

Según el ranking en Centro y Sur América, San Juan (66) es la ciudad más cara, seguida de Puerto España (73), San José (78) y Montevideo (88) y Panamá (90).

Hong Kong encabeza la lista de las ciudades más caras del mundo para expatriados, seguida por Asjabad, Turkmenistán. Tokio y Zúrich se mantienen en el tercer y cuarto puesto, mientras que Singapur se ubica en el quinto y Nueva York en el sexto lugar.

Hong Kong

Otras ciudades que figuran entre las diez más caras para expatriados en el ranking de Mercer son Shanghái (7), Berna (8), Ginebra (9) y Beijing (10), mientras que las ciudades más baratas del mundo para expatriados son Túnez (209), Windhoek (208), Taskent y Biskek, ambas en el puesto 206.

“Los cierres de fronteras, las interrupciones de vuelos, los confinamientos y otras medidas, impactan el costo de bienes y servicios y la calidad de vida de los asignados”, observa Bonic. “El cambio climático, la huella ambiental y los retos que enfrenta el sistema de salud han obligado a las multinacionales a analizar la manera en que la sostenibilidad impacta las condiciones de vida de sus trabajadores expatriados. Las ciudades que prestan atención pueden mejorar los niveles de vida, y esto a su vez puede mejorar el bienestar y el compromiso de los empleados”.

Evaluar adecuadamente las ubicaciones y ofrecer una compensación justa a los asignados internacionales es tan importante como costoso. La encuesta de Mercer revela que los costos de bienes y servicios varían con la inflación y la volatilidad de la moneda, en algunos casos aumentando y en otros disminuyendo los costos de las asignaciones en el extranjero.

En el caso del mercado de Estados Unidos, el informe refiere que el fortalecimiento del dólar provocó un aumento de los costos para los expatriados localizados en las ciudades estadounidenses. Como resultado de ello, las ciudades de los Estados Unidos han ascendido en el ranking de las ciudades más caras este año. Nueva York (6) es la más cara del país, seguida por San Francisco (16), Los Ángeles (17) y Chicago (30). Winston Salem (132), en Carolina del Norte, sigue siendo la ciudad estadounidense más barata para expatriados.

En Canadá, la ciudad de Vancouver (94) es la urbe canadiense más cara, mientras que Ottawa (151) es la ciudad más barata.

Europa, Medio Oriente y África

En el cuarto puesto del ranking mundial, Zúrich sigue siendo la ciudad europea más costosa, seguida de Berna (8). La siguiente en el ranking es Ginebra (9) que ascendió cuatro posiciones respecto al año pasado.

Zurich, Suiza

Varias monedas europeas se han debilitado frente al dólar estadounidense, lo que hizo que varias ciudades bajaran en el ranking. La contracción de las economías de Francia e Italia a fines de 2019, generó un nivel cercano a cero. Sin embargo, no existen signos de crisis en términos inflacionarios en ninguno de los principales países de la Unión Europea. La región experimentó algunas caídas en el ranking de este año, como en el caso de París (50), Milán (47) y Frankfurt (76).

La decisión del Reino Unido de abandonar la Unión Europea no ha afectado a su moneda local, la cual se mantiene fuerte y ha ganado valor frente a las principales monedas del mundo. Londres (19), Birmingham (129) y Belfast (149) escalaron cuatro, seis y nueve posiciones, respectivamente.

En Medio Oriente, los precios se han mantenido estables durante los últimos seis meses; sin embargo, a la luz del aumento del impuesto al valor agregado, se esperan algunos cambios. Tel Aviv (12) sigue siendo la ciudad más cara de Medio Oriente para expatriados, seguida por Dubái (23), Riad (31) y Abu Dabi (39). El Cairo (126) sigue siendo la ciudad más barata de la región. Yamena (15) es la ciudad de África que ocupa el puesto más alto, mientras que Túnez (209) es la más barata de la región y del mundo.

Tokio, Japón.
Asia Pacífico

Hong Kong (1) es la ciudad más cara para expatriados del mundo debido a las fluctuaciones monetarias frente al dólar estadounidense y el incremento del costo de vida local. Le siguen Asjabad (2), Tokio (3), Singapur (5), Shanghái (7) y Beijing (10).

Las ciudades australianas han perdido posiciones en el ranking de este año, debido a la depreciación de la moneda local. Sydney (66), ciudad más costosa experimentó una caída de dieciséis posiciones. La ciudad más barata de la región, Adelaida (126) descendió diecisiete lugares.

Mercer elabora informes individuales sobre el costo de vida y el costo de alquiler de vivienda para cada ciudad de la encuesta. Para obtener más información acerca de los rankings por ciudad, visite https://bit.ly/3c9EzFN. Para adquirir copias de los informes por ciudad, visite https://mobilityexchange.mercer.com/multinational-approach-cost-of-living-data.