Electrolinera abre una nueva era vehicular

La compañía Celsia se propone resolver una de las grandes inquietudes de los conductores panameños interesados en los automóviles eléctricos. La electrolinera instalada en Alta Plaza Mall es la primera de su especie en nuestro país. Busca satisfacer la demanda de energía de más de 100 vehículos eléctricos en circulación en Panamá.

La estación contiene todos los instrumentos para proveer un servicio como el que presta en Colombia, donde Celsia computa alrededor de 30 cargadores eléctricos. La electrolinera de Alta Plaza Mall tiene una capacidad de 7.2 kilovatios de potencia y goza de compatibilidad para atender cualquier modelo eléctrico.

En el comparativo acerca del uso de gasolina y electricidad por parte de un automóvil, sale ganando la segunda opción. Los carros convencionales utilizan en promedio un galón de combustible de 95 octanos, por un precio de $3.5 para desplazarse 30 kilómetros. En tanto que un vehículo eléctrico necesita 5 KWh para recorrer la misma distancia y para ello deberá cargarse de energía a una tarifa de solo $2. Y las recargas en la electrolinera de Alta Plaza Mall serán gratuitas hasta febrero de 2020.

“Celsia apuesta en Panamá por algo diferente al patrón de oferta y demanda, en este caso, para estos vehículos. Nuestro mensaje es que una electrolinera es una opción para el público interesado en los automóviles eléctricos”, comentó para esta publicación la abogada María Karina Pinzón, representante de Celsia Energía.

Esta electrolinera muestra el comportamiento de un segmento del parque vehicular con cifras promisorias. BMWi performance es la submarca del gigante alemán, y en Panamá registra desde abril de 2016 la venta de vehículos de esta categoría. “Hasta la fecha hemos vendido 13 autos de la denominación i3; 2 de la i8; 36 de la X5 40e; 2 de la de 530e; y 12 de las 740e”, enumera Josimar Sampson, product geniuis de BMW.

Respecto de la submarca BMWi performance, Sampson sostiene que la compañía busca presentar en el mercado automóviles con tecnología y funcionamiento de electricidad, un aporte al concepto de movilidad eléctrica tanto para la conducción como para el bajo consumo de combustible -en este caso de energía-. “El futuro del sector vehicular ya está aquí, y ocurre hoy, con sus modelos totalmente eléctricos, como [también sucede] con los híbridos hechos con materiales reciclados para ayudar al medio ambiente”, complementa Sampson.

Una recarga en una terminal eléctrica para automóviles tarda entre dos y tres horas. Pero la idea es que en casas y edificios residenciales se instalen terminales particulares para obtener energía durante la noche. Será casi como un electrodoméstico más del hogar.

martesfinanciero.com exclusivo como los socios de
Club La Prensa

Adquiere un plan de suscripción Hazte socio

Gracias por valorar y respaldar el periodismo responsable e independiente.

Olvidé mis datos de acceso / Quisiera recuperar mis datos