Panamá, el eje regional de Lufthansa

A minutos de aterrizar en el Aeropuerto Internacional de Tocumen, al pasar por el skyline de la capital se asombra el vicepresidente de ventas para el Grupo Lufthansa para las Américas, Frank Naeve.

Es su primera visita a nuestro país bajo la posición de encargado de la estrategia de negocios y ventas del grupo en Latinoamérica. Esta región no es cualquier mercado, más bien uno de los más pujantes para la aerolínea que como otras europeas, registra grandes desafíos internacionales que la lleva a enfocar sus esfuerzos en regiones emergentes y en crecimiento para la industria de la aviación, como la asiática y la latina.

Este último subcontinente se vislumbra como un bastión por conquistar, con una expectativa de que los viajeros se duplicarán en las próximas dos décadas y contabilizará alrededor de 800 millones. En la actualidad, más de 300 millones viajan dentro y hacia fuera de la región.

Según Lufthansa, con casi cuatro años de operaciones en Panamá, este país es una relvelación por su fuerza turística y de negocios, lo cual se constata con la cantidad de turistas y empresarios de Alemania y de Europa que arriban diariamente al istmo y Centroamérica y que no hacen otra cosa que conectar dos hub aéreos: Tocumen y Frankfurt.

3 de marzo de 2016, día del vuel inaugural de Lufthansa, en el trayecto Francfurt–Panamá.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

“Celebramos cuatro años de servicios entre Frankfurt y Ciudad de Panamá. Fue un paso importante para el Grupo Lufthansa el lanzamiento de esta ruta. Conectamos por primera vez no solo a Alemania con Panamá, sino también con el Hub de las Américas”.

¿Cuáles novedades lleva la aerolínea a Panamá?

Panamá es el primer mercado en América Latina que he visitado como nuevo Vicepresidente de Ventas para el Grupo Lufthansa. La razón de esto es que tenemos 4 años en el mercado panameño y disfrutamos aquí de una gran popularidad. Nuestra posición en este mercado se ha consolidado y estamos en capacidad de ofrecer a nuestros clientes —que llegan a Panamá o que vuelan desde Panamá—, cientos de conexiones desde Frankfurt, así como las conexiones que ofrecemos a través de nuestra alianza con Copa Airlines.

Puedo confirmarle que Panamá juega un papel clave en nuestra red para Centroamérica. Panamá es el Hub de las Américas, tanto para panameños como para extranjeros.

Dos preguntas en una: ¿Qué buscan los viajeros en un destino como Panamá? ¿Elevarán las frecuencias y qué aviones usan?

Ofrecemos cinco vuelos semanales con un avión Airbus A340–300. En primer lugar, nuestros clientes valoran el servicio seguro y confiable de nuestra aerolínea. Por otra parte, como destino Panamá es mucho más que un hub.

Si me [lo] permite, me tomaré como ejemplo: esta es mi primera visita y he sentido la energía vibrante y robusta de este país. Más allá de la atracción de la ciudad, los turistas y también los viajeros de negocios estarían interesados en aprender más sobre lo que tiene para ofrecer el país, especialmente fuera de Ciudad de Panamá.

¿Hay establecidos acuerdos de promoción turística con Panamá?

Era importante para mí en mi primera visita a Panamá reunirme con la Autoridad de Turismo de Panamá, el Fondo de Promoción Turística y la viceministra de Turismo. Cualquier asunto pendiente se ha solucionado y estamos deseando ser un buen “ciudadano corporativo”, en la promoción de Panamá como destino. Agradecemos a todos el apoyo y reconocimiento brindado en la actual y pasada gestión.

¿Qué consejos da Lufthansa para sacarle más provecho al turismo en Panamá?

Ustedes tienen un país asombroso. Con suerte, esta será mi primera visita de muchas. Promocionen esa mezcla única y exclusiva entre una ciudad rica y vibrante, con playas paradisiacas, montañas y naturaleza por doquier.

¿Qué resalta de la aviación de Centroamérica y Panamá?

Esta región es un mercado en crecimiento, principalmente por el potencial sin explotar y el creciente interés en Europa y más allá. Es importante para nosotros el éxito continuado y el crecimiento de nuestro compañero local Copa Airlines y por supuesto, el de nuestros socios de empresas conjuntas en Norteamérica: Air Canada y United Airlines.

¿Cuáles retos ven en Latinoamérica?

En general, vemos sobreoferta en ciertos mercados y lentitud de ejecución de proyectos de desarrollo de infraestructura, [un] elemento fundamental para manejar el crecimiento de la demanda, especialmente en el sector del turismo.

¿Cómo evalúa Lufthansa las alianzas entre aerolíneas de la región, como el caso de Latam con Delta y la que se viene entre Avianca, Copa y United?

Muchas aerolíneas han encontrado la receta para su propio éxito. En nuestro caso somos socios de Copa y United, así como de Avianca. Estos tres operadores están bien posicionados en la región. Esto nos permite ofrecer a nuestros clientes la red más amplia disponible desde Panamá, Colombia y por supuesto, los 25 destinos y pasarelas en Estados Unidos.

¿Cuál futuro le espera a la aviación con el medio ambiente?

Desde nuestro punto de vista, se trata de operar y crecer de manera responsable. La aviación comercial representa solo el 2.8% de las emisiones globales y tenemos un interés personal en asegurarnos de que esta cifra no aumente a medida que continuamos haciendo que el mundo sea más accesible a través de la aviación comercial.

¿Cómo avanza Lufthansa hacia vuelos menos contaminantes?

Estamos en medio de una de las más grandes adquisiciones de flotas para aviones bimotores ecológicos, tanto de largo recorrido (cuerpo ancho), como de cuerpo estrecho para corto recorrido. Hemos adquirido 221 nuevos aviones, incluidos 20 Boeing 787–9 y 20 Airbus A350–900 adicionales: los primeros 25 fueron pedidos hace 6 años y 15 ya están en servicio desde Múnich.

Entre este año y hasta 2027 transformaremos nuestra flota de largo recorrido, lo que realmente ayudará a reducir no solo nuestra factura de combustible, sino también las emisiones de CO2.