La nueva era del pago electrónico

Santiago Rega, gerente general de Visa en Panamá, lo tiene claro: el futuro está en la billetera electrónica, el efectivo tiende a desaparecer y cada vez será más común el pago sin contacto.

El uso de dinero en efectivo es cosa del pasado en muchos países nórdicos y en economías desarrolladas donde todo se paga en línea, o con medios electrónicos. Los viajeros ya no tienen que cambiar sus monedas y billetes, si solo disponen de una tarjeta de crédito o de débito pueden realizar transacciones en cualquier parte del mundo sin necesidad de cargar efectivo.

El gerente general de Visa en Panamá, Santiago Rega, habla de una nueva era en la que dominará el pago electrónico con sus variantes y evolución. Enumera las tendencias que marcarán este sector en 2019 y que Visa como franquicia de tarjetas de crédito y débito innova con nuevas herramientas como el pago sin contacto y la billetera electrónica. Una realidad en la que Panamá se monta en la ola con nuevas formas de pago.

¿Qué balance hace Visa de las operaciones en el mercado panameño?

Se ha hecho un trabajo importante en la difusión e información y conocimiento sobre los productos, como la tarjeta de débito visa que abarca desde clientes emergentes hasta clientes ‘premium’,  que permite hacer compras en línea, pagos recurrentes y transacciones tradicionales. Entonces, si analizamos el año 2018, la penetración de la tarjeta de débito visa ha sido importante, ya que se experimentó un crecimiento de 27% en los últimos 12 meses que cerraron en septiembre, frente al mismo período del año pasado cuando el crecimiento fue de 23%. Lo que se ha hecho es promover el uso de este sistema de pago en plataformas de transporte colaborativos y otros sistemas como acceso a contenido digital de video y de música.

¿Cómo ha evolucionado el sistema de pago?

El futuro de los medios de pago está en el pago contextual, que es aquel que se realiza a través de internet de las cosas. Hay innovaciones que están ocurriendo que hace unos años parecía ciencia ficción y hoy son una realidad, por ejemplo, hay neveras que detectan cuando falta un producto y pueden programar la compra en línea de esos alimentos o productos que hacen falta en la despensa. Hay distribuidores y servicios como Amazon que ya tienen acceso a los hogares para despachar los productos ordenados en esas compras en línea de internet de las cosas. La nevera detecta que no hay leche y manda una orden de compra al distribuidor. Estamos pasando de un mundo enfocado en números de cuentas bancarias a credenciales, lo que ofrece más seguridad al usuario. El consumidor podrá pagar desde la comodidad de su hogar, y de eso se trata la visión de Visa, una tarjeta para todo.

Cada vez son más los dispositivos del hogar conectados a internet. Foto: Fotolia

¿Cómo está el mercado panameño frente a todos estos avances en el mundo del pago?

Se ha tenido un crecimiento importante, en Panamá hay una conexión muy fuerte entre el comercio, el Gobierno y las instituciones financieras. Es un país icónico para el comercio y se han hecho esfuerzos importantes, por ejemplo, para digitalizar el pago de los impuestos en un acuerdo con la Dirección General de Ingresos (DGI) con el eTX2. El rol que tiene Visa en Panamá es ser embajadores de una industria y promovemos la digitalización del comercio. Hay un estudio denominado Ciudades sin efectivo, realizado con la empresa Roubini ThoughtLab, en el que se analizó el potencial que tiene la digitalización de los medios de pago para la economía de las ciudades y de los países. El estudio revela que en el caso de ciudad de Panamá, la digitalización de los medios de pago y la eliminación del efectivo tendría un impacto económico de mil 604 millones de dólares, es decir, 4.3% del producto interno bruto del país. Lo que significa el beneficio económico que se puede generar para Panamá si hay más medios de pago digitales en lugar de efectivo. Estamos trabajando de cerca con los bancos para facilitar esos medios de pago electrónicos y lograr una mayor bancarización del consumidor emergente. Uno de nuestros trabajos es educar a la población sobre la importancia de los medios de pago electrónicos. En Panamá el uso de las tarjetas de crédito creció 7%, mientras que débito creció 27%, esto es en el volumen de transacciones en puntos de venta, por lo que nuestro interés es digitalizar los medios de pago en el país, para que exista mayor transparencia en las transacciones comerciales.  Globalmente Visa tiene 3.3 mil millones de tarjetas y se registró un crecimiento de 10.7% en el último año. En Latinoamérica, Visa tiene 465 millones de tarjetas y tuvo un crecimiento del 15.2% al cierre de septiembre de 2018 en comparación con el año fiscal de 2017 que cerró en septiembre.

El gerente general de Visa sostiene que trabajan con los bancos y las Fintech para desarrollar soluciones financieras.

¿Qué otras tendencias veremos en este sector?

El contacless o pago sin contacto será uno de los marcadores en el mundo del pago. Hay muchos clientes que están adoptando este sistema y están aplicándolo como herramienta para los consumidores. Sin duda el pago sin contacto es el primer paso para la billetera electrónica que puede estar en el celular, en una pulsera, en un reloj inteligente, en cualquier dispositivo, hasta en un anillo. Es importante para esto que crezca la infraestructura. La otra gran tendencia que vemos es el pago contextual, un mundo sin efectivo donde se realizan transacciones automáticas, como las que ya ocurren en  las tiendas de Amazon Go, donde los usuarios entran, toman el producto y salen sin haber realizado una transacción en una caja registradora sino que de forma automática se efectúa por un dispositivo. Lo que veremos en el futuro es que la gente va a realizar distintas acciones y ni se dará cuenta que está pagando, como ocurre con el uso de Uber, ya muchos cuando tomamos un taxi, hasta nos olvidamos de que tenemos que usar efectivo para pagar porque lo cotidiano es el pago electrónico.

 

¿Cómo usan las tarjetas los consumidores panameños, en qué gastan?

Hay dos enfoques, el de los extranjeros que vienen a Panamá y consumen y pagan con las tarjetas de débito y crédito de Visa y el consumidor local en el que estamos trabajando para que aumente la penetración de estos productos de pago. El gasto de los turistas extranjeros que pagaron con tarjetas Visa en Panamá tuvo un crecimiento de casi 12% en el último año, lo que demuestra la relevancia del mercado para este tipo de consumidores que vienen al país. Los turistas gastaron más en el rubro de viajes que integra compra de pasajes en aerolíneas y alojamiento, seguido de restaurantes, ropa y calzado. Mientras que en comercio electrónico el renglón más alto de compra fue de viajes y hospedaje. En Panamá lo que más se paga con tarjeta es el caso de viajes y viáticos y en el día a día compras en supermercados, tiendas por departamento y farmacias, además de transporte.

¿Cuál es el potencial de los pagos digitales para el comercio electrónico?

Son innumerables y apenas estamos viendo una parte del gran potencial que tiene para el desarrollo del mercado B2B o business to business de desarrollo entre empresas. Panamá es el país del comercio y de la logística y los negocios que giran entorno al Canal y al hub aéreo del aeropuerto de Tocumen son una gran oportunidad para crear plataformas y sistemas de pago electrónico. Para desarrollar todo ese potencial debemos seguir trabajando con los bancos y con los fintech para crear nuevas soluciones y plataformas que permiten digitalizar los pagos y eliminar el manejo del efectivo y de las cartas de crédito. Panamá debe agilizar más los procesos de pago y de banca en línea para facilitar una transferencia de una persona a otra sin tanta traba. Seguramente veremos cambios interesantes en el mundo del pago en Panamá en 2019. Ya hay comercios que están adoptando plataformas de comercio electrónico que están cambiando la experiencia de los clientes y consumidores. Los días cada vez se acortan, la gente tiene menos tiempo para trasladarse a un comercio, a una tienda y eso debe ser solucionado con plataformas en línea donde el usuario pueda entrar y comprar de forma electrónica y simplificar el tiempo de la transacción.

¿Desaparecerá el efectivo?

Ya vemos en países nórdicos donde el dinero en efectivo ya es una mala palabra, todo es digital. La forma de pago preferida del criminal es el efectivo, así que muchos países de Europa y nórdicos, al igual que ahora en Asia y en Australia donde ya se tiene 93% del pago sin contacto. Hay soluciones que permiten en África transferir dinero a través del teléfono celular. Y por seguridad de los consumidores el uso de las tarjetas y de los medios digitales de pago hace que en caso de pérdida los bancos respondan a los usuarios, mientras que el robo de efectivo no está asegurado. Para mí todas las plataformas financieras que se están creando en el marco de las fintech permiten que los bancos evolucionen con nuevas soluciones para sus clientes, se trata de una cooperación, se trata de trabajar en conjunto las fintech, los bancos y las empresas de tarjetas de débito y crédito como Visa. Ese es el mensaje, trabajar en conjunto, que los bancos creen los canales y puedan aprovechar las herramientas que ya usa Visa para crecer.

martesfinanciero.com exclusivo como los socios de
Club La Prensa

Adquiere un plan de suscripción Hazte socio

Gracias por valorar y respaldar el periodismo responsable e independiente.

Olvidé mis datos de acceso / Quisiera recuperar mis datos