La innovación que llegó para quedarse en Latinoamérica

La innovación en América Latina se ha acelerado y así lo confirman recientes estudios que se hacen sobre esta materia algunas empresas de franquicias de tarjetas de crédito y débito como Visa.

La multinacional resalta cómo las empresas implementaron estrategias de transformación digital para atender a los clientes y garantizar la continuidad de los negocios.

El estudio “Innovación en aumento en América Latina: lecciones de líderes innovadores en toda la región” refleja los cambios tecnológicos y de tendencias de las empresas de la región.

Vanesa Meyer, vicepresidenta de Innovación y Diseño para Visa América Latina y el Caribe

“Solo 16 meses después de que se publicara el primer informe (marzo 2019) la nueva edición revela el aumento de un 24% de empresas innovadoras avanzadas y maduras”, resalta Vanesa Meyer, vicepresidenta de Innovación y Diseño para Visa América Latina y el Caribe, en una entrevista con este medio.

La investigación −que fue realizada por Americas Market Intelligence− incluyó el seguimiento y evaluación a más de 100 empresas en 10 mercados de América Latina, de acuerdo con cinco pilares de innovación: apoyo interno a la innovación, colaboración externa, ejecución, uso de tecnología e impacto y escala.

¿Qué se encontró? En definitiva que la innovación forma parte de su ADN, lo que se vio antes y después de declarada la pandemia de la Covid-19.

De las empresas más innovadoras uno hubiera esperado −comenta Meyer− que las compañías “nativamente” digitales hayan destacado en la investigación. Sin embargo, la realidad es que se encontró una “mezcla” de las compañías tradicionales, con fuerte presencia física como bancos y retailers, y las compañías digitales, “lo que es muy interesante”, dice Meyer.

Y, a pesar de esa diversidad de las empresas innovadoras, se pudo identificar un patrón común y un perfil único que las diferencia.

“La innovación está arraigada dentro de su estructura organizacional. En algunas casos vemos la innovación muy conectada a la estrategia corporativa, con un uso extenso de metodologías ágiles”, detalla.

Esto les permite tener una cultura mucho más ágil y una menor adversión al riesgo porque el fracaso está permitido y se ve como oportunidad de aprendizaje, resalta.

  • El 60% de las empresas encuestadas tienen un equipo dedicado a la innovación,
    mientras que el 89% incorpora la innovación en sus propios modelos de negocio.

Cuando se evalúa el área de colaboración externa, las empresas “innovadoras” muestran una mayor predisposición a integrarse al ecosistema.

De hecho, hay un 43% más de alianzas con terceros para expandir su línea de productos y los segmentos a los que llegan, según se desprende de la investigación.

Y, en cuanto al apartado de la tecnología, hacen un uso más extensivo de técnicas emergentes o más avanzadas (tipo contactless o pago sin contacto).

El estudio tuvo tres objetivos específicos: identificar a las empresas más innovadoras de América Latina; reconocer las características que las diferencian en su manera de impulsar la innnovación; y medir el desarrollo de la innovación de pagos en América Latina.

  • Más del 70% de los equipos de las principales innovadoras utilizan una metodología ágil para acelerar la mejora y el desarrollo de productos y servicios.

Durante las entrevistas a los jefes de innovaciones de las empresas participantes en el estudio, sobresalió el hecho de que pasaron de la jornada laboral física al teletrabajo “casi del día a la noche”.

“El hecho de implementar el uso de herramientas digitales y metodológicas ágiles pudo hacer que que la nueva modalidad fuese efectiva sin impactar sus planes e inclusive acelerar las soluciones que venían trabajando”, apunta Meyer, lo que permitió −entre otras cosas− adaptar las redes sociales como sus canales de ventas.

El estudio incluyó a Brasil (líder indiscutible de las empresas más innovadoras), México, Colombia, Chile Argentina y Perú. Se hizo desde el último trimestre de 2019 a fines de abril de 2020. El estudio también muestra que la pandemia por la Covid-19 ayudó a impulsar esta tendencia en la región.

Aunque el estudio no incluyó a Panamá, Meyer señala que, según datos que manejan, en el istmo también se observa una aceleración en materia de innovación. “Hay un crecimiento fuerte de las aplicaciones para pedidos de servicios o entrega a domicilio y una aceleración de pagos digitales”, subraya.

  • Las empresas más innovadoras lanzaron 39% más pruebas de concepto al
    mercado, lo que representa un promedio de 17 productos nuevos por año.

Entre las recomendaciones que surgieron de este estudio se encuentran: adoptar una cultura de cambio constante, repensar la tecnología como una plataforma omnipresente y adoptar alianzas comerciales.

“Las experiencias digitales se han vuelto la parte central de nuestra vida cotidiana, lo que hace que ya no haya una vuelta atrás”, concluye.

Getzalette Reyes