Panamá debe atraer más y mejores negocios logísticos con China

Panamá debe atraer más y mejores negocios logísticos con China

Las relaciones comerciales con China, aunque reconocidas ahora en acuerdos y encuentros diplomáticos, son de vieja data y la Zona Libre de Colón, los puertos en ambos extremos; en el Pacífico y el Atlántico, manejan carga de ese país, que es el segundo usuario más importante del Canal. Carlos Urriola, presidente de SSA International, refiere que es el momento oportuno para que el país mantenga ese comercio fluido existente ya con China, en el cual agrega nuevos servicios para atraer a grandes jugadores del comercio electrónico como Alibaba.

¿Cómo puede el sector logístico aprovechar más las relaciones con China?

Tenemos que poner esto en perspectiva para analizar la ventaja que nos puede dar esta relación diplomática y comercial con China. El primer tema tiene que ver con que Panamá por muchos años ha manejado un gran volumen de carga de China. Proviene de China mucha de la carga que se distribuye en los puertos y en la Zona Libre de Colón. De tal manera que es importante recordar que el negocio con China ya existe con volúmenes considerables. Panamá ya aprovecha esta posición.

¿Qué otras oportunidades trae esta nueva etapa?

Debe analizarse que entre los primeros 10 puertos más grandes del mundo en movimiento de contenedores, 7 son puertos chinos, y Panamá, en este caso el complejo de Colón —Manzanillo International Terminal— está en el puesto 41, y Balboa en el 53. Solo el puerto chino de Shanghái mueve 40.2 millones de Teus, en comparación con los 6 millones de Teus que moviliza todo el complejo portuario panameño. Son proporciones y comparaciones gigantescas y eso debe tomarse en consecuencia para analizar el comercio. Pero solo hay un lugar en el mundo donde se tiene el océano Pacífico y Atlántico a pocos kilómetros de distancia y unidos por el Canal, por carretera, por tren y mediante conectividad aérea. Es esa posición de Panamá la que lo hace tener una gran ventaja.

Ahora, lo que tenemos que hacer es ver cómo podemos aumentar ese potencial tratando de atender un segmento de este mercado tan grande que es el chino. Para eso es fundamental tener un servicio eficiente, confiable y consistente. Una vez que se entra en un mercado tan grande, y se esté atendiendo y de pronto se falla, créame que los demás puertos que nos rodean, de otros países, van a ocupar el lugar. Debe siempre pensarse que para alguien que se levanta temprano, hay uno que no duerme. Y Panamá no puede descuidarse y ver qué otras oportunidades se aprovechan con China.

¿Se trata de hacer un cambio en los negocios con China?

No. Debe tratarse de mantener y preservar los negocios que ya se tienen, y que se crezca en otros y no cambiar unos negocios por otros, sino que haya un crecimiento sostenido. Para seguir ese ritmo debemos tener infraestructura, no solamente se trata de puertos, sino de carreteras que unan los puertos con el área agrícola nacional. Tenemos que ver cómo se unen a los puertos con más vías de acceso. Tratar de tener una planificación a largo plazo, para que podamos realmente ejecutar una estrategia de desarrollo para atender el mercado de China, el de Europa, el de Estados Unidos y Suramérica.

Es un buen momento para sentarnos en Panamá y tener un plan real para ver todos los componentes logísticos, agilizar los procesos de los puertos y las aduanas. Hemos pasado por muchas etapas en las que Panamá ha sido usado como tránsito comercial. Pero debemos ahora buscar cómo se genera valor a esa carga y que se generen beneficios económicos.

¿Puede Panamá estar a la altura de las expectativas de China?

Debe analizarse si se tendrá o no suficiente producción para atender ese mercado. Cualquiera de las ciudades pequeñas portuarias de China es 10 veces Panamá y debe tenerse cuidado con querer atender un mercado si no tenemos una constante de suministro para ellos. Debe haber una mezcla: que puedan exportarse algunos productos y que podamos aprovechar el potencial de Panamá para que se transforme en un gran centro de distribución de productos para esos mercados.

El otro tema es qué compañías chinas pueden establecer en nuestro país un gran centro para compras electrónicas. Hay empresas chinas muy grandes que compiten con Amazon y pueden tener un interés en establecerse en Panamá. Lo importante es no repetir la historia del pasado en la que eramos solo un paso y no se generaba nada en el país. Que no solo haya carga e inversión, sino que exista la generación de empleo.

Con la guerra comercial entre China y Estados Unidos, ¿cuál debe ser el papel de Panamá?

Lo que debemos hacer es seguir aprovechando nuestra capacidad logística para atender ambos mercados. En esta guerra hay mercados que comienzan a reemplazarse y debemos tener una posición neutral en el aspecto logístico. El éxito de Panamá es atender a todos los clientes y países por igual, en otros temas no tenemos injerencias. Ambos mercados son importantes para Panamá.

¿Cómo analiza el tren de Panamá a Chiriquí?

Sistemas de transporte con muchas paradas no son eficientes para la carga. Quizás sí para los pasajeros. Debe analizarse bien la viabilidad económica y funcional de ese proyecto. Lo que sería interesante es ver cómo puede unirse Centroamérica y afianzarse la infraestructura panameña portuaria y logística para poder competir. En cuanto al tren, habrá que esperar el estudio del proyecto.

¿Qué estrategias tienen ustedes para aprovechar el mercado chino?

Ofrecer cada vez más servicios como los siguientes: reparación de contenedores, consolidación de carga, atraer más rutas navieras. Y debemos contar con los proyectos que el Canal va a desarrollar en su portafolio como el nuevo terminal Ro–Ro, la terminal logística y otros. Saber qué va a pasar con el proyecto del puerto de Corozal.

La idea es que Panamá tiene que seguir compitiendo y lo hace con otros puertos y países. La estrategia es tratar de buscar más servicios adicionales de los que ya prestamos. Y que todos los actores del sector nos sentemos y tengamos una planificación a corto y mediano plazo.

En los próximos tres años vamos a tener un desafío: habrá grandes infraestructura ejecutándose como el cuarto puente sobre el Canal, el tren rápido hacia el área oeste y otros. Y debe analizarse cómo seguir siendo competitivo cuando se tendrán vías de transporte y carreteras congestionadas. Debe haber un plan muy estructurado que se cumpla y se ejecuten los nuevos proyectos del Canal. Se habla mucho de esto pero no tenemos una verdadera planificación para que se ejecute.

La llegada de empresas Chinas es vista con recelo por muchos sectores. ¿Qué opina de esto?

Se necesitan en el mercado más jugadores y que las condiciones sean parejas y equitativas. No podemos ver esto con temor ni con pánico, sino que son nuevos jugadores que entran al mercado y la competencia siempre es buena. Este es un mercado extremadamente pequeño, lo que debe buscarse es que cualquier empresa que entre al país genere empleo con mano de obra panameña, que participe en igualdad de condiciones. Que se cumplan las normas y leyes que tiene el país. Si esto se maneja así debe haber un beneficio para el país.

¿Qué otros cambios debe hacer Panamá para ser competitivo?

Reformar las leyes para permitir mayor flujo comercial con las compras electrónicas. Debe analizarse por qué no hemos podidos atraer a las grandes empresas de comercio electrónico, si desde Panamá se puede distribuir a toda la región. También debe aprovecharse para crear un centro de productos perecederos y otros negocios que le agregan valor a la ruta del Canal. Todo esto debe estar en una planificación logística que se mantenga por los próximos 10 o más años. Que no se cambien las reglas con el cambio de gobierno.

Todo el mundo quiere ese negocio del comercio electrónico y otros nichos, por eso debemos ser realmente competitivos y no seguir discutiendo si hacemos o no un puerto, cuando los países vecinos ya se han preparado con más capacidad e infraestructura. En el área logística la cantidad de proyectos nuevos que se han hecho en los últimos años son pocos.

¿Consejos prácticos para tratar las relaciones con China?

1. No debemos tener aprensión porque en Panamá tenemos buenos negociadores y técnicos para obtener acuerdos totalmente parejos y equitativos.

2. Nunca se nos olvide que estamos discutiendo en diferentes perspectivas del tiempo. Los chinos tienen unos propósitos a largo plazo y en Panamá son otros.

3. Es una tremenda oportunidad para que el país tenga un balance comercial entre grandes mercados, donde todos son importantes y a todos los debemos atender con la misma dedicación.

4. Tratar de no volvernos un país como en los tiempos de la feria de Portobelo, donde el comercio pasaba por aquí, pero no generaba desarrollo económico. Ya nosotros hemos vivido estos fenómenos, no importa que ahora se llame la Ruta de la Seda. lo importante es que podamos agregar valor en el país.

martesfinanciero.com exclusivo como los socios de
Club La Prensa

Adquiere un plan de suscripción Hazte socio

Gracias por valorar y respaldar el periodismo responsable e independiente.

Olvidé mis datos de acceso / Quisiera recuperar mis datos