¿Cómo la arquitectura impacta la rentabilidad de las empresas?

¿Alguna vez se ha preguntado qué rol juega la arquitectura en su empresa? ¿Cómo regula el diseño de su oficina el curso de la vida de sus colaboradores? Probablemente este no es el tema de conversación que tiene en su día a día cuando está enfocado en maximizar ingresos y reducir gastos operacionales. Sin embargo, la conversación entre las empresas y los arquitectos ha cambiado radicalmente con el fin de diseñar, como parte de una estrategia del negocio, para maximizar el potencial de su equipo.

En el pasado, las empresas conversaban con los arquitectos sobre la necesidad de espacios abiertos o cerrados y la misión del arquitecto era principalmente maximizar el uso de metros cuadrados. Hoy, el diseño es basado en información comprensiva del negocio. Antes de iniciar a diseñar, se considera cómo aprovechar el máximo potencial creativo del personal, cómo la empresa se diferencia y cómo el equipo lleva esta diferenciación hasta el cliente, cómo los colaboradores pueden compartir el conocimiento de forma más efectiva, entre otros.

La misión del arquitecto es explorar y descubrir el impacto del comportamiento, los hábitos y los patrones del equipo en el entorno, así como ayudarles a comprometerse con la marca.

¿Por qué el diseño arquitectónico de una empresa es una estrategia del negocio para aumentar el grado de compromiso y lealtad de sus colaboradores? La estrategia de una empresa no puede desvincularse de su espacio corporativo y mucho menos de su gente.

Según un estudio de Gallup, la desconexión e indiferencia de los colaboradores con su lugar de trabajo le cuesta a las empresas de Estados Unidos entre 450 mil millones de dólares a 550 mil millones de dólares por año. No importa cuán prometedora sea una estrategia comercial, su eficacia se verá comprometida si el lugar de trabajo no le facilita al equipo su ejecución.

La rentabilidad del negocio aumenta con trabajadores comprometidos, tal cual lo ha identificado Gallup mediante un estudio que señala que las empresas con trabajadores altamente comprometidos superan a sus competidores en 147% en ganancia por acción.

Algunos objetivos de las empresas en las que las decisiones de diseño arquitectónico hacen la diferencia incluyen:

1. Comunicación más efectiva:

Comparado con Estados Unidos, el diseño de espacios de trabajo más abiertos es una tendencia un tanto reciente en Panamá. Si bien los espacios abiertos pueden mejorar la comunicación en la empresa, es importante garantizar un equilibrio entre una comunicación más abierta y la necesidad de mantener un espacio personal para aquellas actividades que requieran silencio como una llamada telefónica. No siempre derribar todos los cubículos es la solución funcional para todos.

2. Promover colaboración:

Al determinar la ubicación de escritorios en una oficina es necesario analizar las tareas que realizan las personas que trabajan en una determinada área, considerando si el equipo se reúne frecuentemente o si necesita espacios individuales donde la concentración es requerida.

3. Un equipo con una misión y visión clara:

Uno de los mayores retos para las empresas es comunicar su misión y visión al equipo, de tal forma que sus colaboradores actúen guiados por estos postulados. Utilizar el diseño gráfico ambiental para contar la historia de una empresa y recordarle a su gente su misión y visión hace que el equipo las sienta más suyas, dada la frecuencia con las que las releen.

4. Soporte tecnológico para los que están fuera de la oficina:

La tecnología nos permite estar conectados con nuestras responsabilidades, sin la obligación de estar en la oficina. El trabajo se está convirtiendo en una labor, no en un espacio físico. Dentro de la oficina, se necesitan salas de reuniones que incluyan tecnología que permita una colaboración virtual sencilla, y tableros que permitan interactuar, compartir ideas y trabajar en grupo, sin estar todos presentes en la misma oficina, o inclusive país.

El éxito de una empresa y la implementación de sus estrategias de negocio dependen principalmente de su gente. El compromiso del equipo con la visión de la empresa y la colaboración entre los miembros de su personal resulta en una compañía que supera a sus competidores y crece.

La misión del arquitecto es explorar y descubrir el impacto del comportamiento en el entorno y diseñar para ayudarles a ser más comprometidos con su trabajo. Sin embargo, no es tan sencillo tomar la decisión de diseño basado en lo que está de moda; por ejemplo: crear espacios abiertos y esperar resultados de colaboración.

Es necesario comprender la estrategia de negocio que está tratando de alcanzar la empresa -por ejemplo: productividad o creatividad- y adaptar el diseño a las necesidades de la empresa.

Óscar Díaz Díaz

Arquitecto - Director en Díaz Díaz Arquitectura

martesfinanciero.com exclusivo como los socios de
Club La Prensa

Adquiere un plan de suscripción Hazte socio

Gracias por valorar y respaldar el periodismo responsable e independiente.

Olvidé mis datos de acceso / Quisiera recuperar mis datos