Reducir costos puede incrementar la inclusión financiera

Reducir costos puede incrementar la inclusión financiera

El 52% de los encuestados considera que la inversión en soluciones de inteligencia artificial y aprendizaje automático es una de las mayores prioridades para mejorar sus capacidades digitales. Imagen de Mediamodifier en Pixabay


Según el Banco Mundial el 47% de las personas que no tienen acceso a una cuenta financiera en América Latina cree que los servicios financieros son demasiado caros.

Un Estudio de The Economist y la plataforma Mambu revela que para el 28% de los ejecutivos bancarios el costo de mantener cuentas de bajo valor los desanima a adquirir nuevos clientes.

The Economist y Mambu, la plataforma de servicios bancarios y financieros líder del mercado, realizaron un estudio en seis países de América Latina para conocer el estado actual de la transformación digital de los servicios financieros y encontraron que el 98% de los ejecutivos bancarios asegura que sus organizaciones tienen una estrategia de transformación digital. El 50% considera que la implementación de dichas estrategias está en una etapa avanzada.

En la actualidad, los bancos de la región tienen algunas de las comisiones más altas del mundo. De acuerdo con el Banco Mundial, el 47% de las personas que no tienen acceso a una cuenta financiera en América Latina cree que los servicios financieros son demasiado caros.

Al mismo tiempo, el 28% de los ejecutivos bancarios considera que el costo de mantener cuentas de bajo valor es un factor de disuasión importante para adquirir nuevos clientes. Es aquí donde la digitalización puede convertirse en un motor de inclusión financiera, al crear eficiencias importantes en el mantenimiento y la entrega de cuentas, lo que permitiría a los bancos enfocarse en incrementar su base de clientes.

Sin embargo, son pocos los bancos que ven a la digitalización como una estrategia para reducir sus costos operativos, los cuales siguen siendo el mayor obstáculo para la inclusión financiera de la región. De acuerdo con el estudio, sólo el 25% de los encuestados considera la reducción de costos como uno de los principales incentivos para la digitalización, mientras que sólo el 9.8% lo considera como un incentivo clave.

El estudio también exploró cuáles eran las prioridades de inversión para los próximos tres años y encontró que el 52% de los encuestados considera que la inversión en soluciones de inteligencia artificial y aprendizaje automático es una de las mayores prioridades para mejorar sus capacidades digitales. Mientras que el 35% de los encuestados considera que la adopción de tecnologías en la nube será una inversión decisiva, ya que permitirá a los bancos prescindir de grandes inversiones en infraestructura y costos de mantenimiento continuos.

La región de América Latina comenzó tarde en la digitalización de los servicios financieros y está buscando recuperar el tiempo perdido. Sin embargo, los bancos están enfrentando retos significativos, pues en la práctica se están encontrando que sus infraestructuras tradicionales, así como las barreras organizacionales están frenando sus avances en la digitalización y minando sus esfuerzos por igualar la agilidad que posee el ecosistema fintech. Por otra parte, además de generar eficiencias y disminuir los altos costos que han impedido al sector atender a un segmento más amplio de la población, aquellos clientes con menores ingresos.

“Para avanzar en términos de inclusión financiera en la región es importante acelerar la transformación digital de la banca que contribuya a bajar sus costos de operación. Las inversiones que haga el sector en la actualidad serán determinantes para un crecimiento sostenible a largo plazo”, señaló Edgardo Torres-Caballero, director general de Mambu para Latinoamérica.

Redacción Martes Financiero

Entérate del acontecer financiero local y mundial. Búscala todos los martes en La Prensa.
- Leer más artículos de este autor -