GM invertirá $1,000 millones para construir autos eléctricos en México

GM invertirá $1,000 millones para construir autos eléctricos en México

(Photo by Steve Fecht for General Motors)


La fabricación en México comenzará en 2023 y la empresa tiene previsto incrementar la contratación de empleados y agregar un tercer turno en su planta.

General Motors Co. está ampliando sus planes para el segmento de vehículos eléctricos hacia el sur de la frontera estadounidense con una inversión de más de $1.000 millones en México, sumando una quinta planta en Norteamérica con capacidad de producción de vehículos eléctricos.

Las instalaciones del fabricante de automóviles en Ramos Arizpe, Coahuila, comenzarán a fabricar en 2023 vehículos eléctricos no especificados para las marcas de GM, informó la compañía en un comunicado. La planta actualmente fabrica los modelos a gasolina Chevrolet Equinox y Chevrolet Blazer, además de motores y transmisiones.

La empresa se comprometió a gastar $27,000 millones como parte de un esfuerzo por construir 30 modelos de vehículos eléctricos para 2025, un giro estratégico de gran alcance y una gran apuesta por la tecnología de última generación.

Como parte de esa iniciativa, planea finalmente expandir la fuerza laboral de 6.500 empleados del complejo para agregar un tercer turno, según Francisco Garza, presidente y director general de General Motors de México.

“Estamos muy orgullosos de contribuir con la materialización de la visión de GM de cero colisiones, cero emisiones, cero congestionamientos, contribuyendo con la manufactura de vehículos eléctricos”, manifestó Garza en el comunicado.

Mientras tanto, el compromiso de GM con México fue criticado por United Auto Workers (UAW), que representa a sus trabajadores por hora en Estados Unidos.

“Esto es una bofetada no solo para los miembros de UAW y sus familias”, dijo en un comunicado Terry Dittes, vicepresidente de UAW. “Los automóviles de General Motors fabricados en México se venden en EE.UU.y deberían fabricarse aquí mismo, empleando a trabajadores estadounidenses”.