El restaurante que premia desconectarse del celular

El grupo Salón Cantón suma más de 1.8 millones de dólares en inversión y se consolida con una propuesta gastronómica que busca conectar al visitante con los sabores milenarios.

El restaurante Salón Cantón expandió sus operaciones en Panamá con la inauguración de un tercer establecimiento, esta vez en AltaPlaza Mall. La cadena llegó a Panamá en 2015 con un restaurante en Costa del Este, como parte de un plan de internacionalización del negocio que se fundó hace más de 50 años en Caracas, Venezuela.

«En Costa del Este invertimos un millón de dólares y al siguiente año en 2016 abrimos el restaurante en el corregimiento de San Francisco y ahora en 2019 nuestro tercer local en AltaPlaza Mall», describe  Eric Ng, Gerente General de la marca quien resalta que ya suman una inversión en Panamá de 1.8 millones de dólares.

La propuesta de Salón Cantón, además de conectar al cliente con los sabores milenarios típicos de la cocina cantonesa con una fusión latinoamericana y con una oferta de vinos internacionales, pretende volver a la raíz del tributo alrededor de la mesa. «Que las personas se desconecten de los teléfonos, de los problemas y que puedan disfrutar bien sea con amigos o entre familia una buena comida», resalta David Acon, director general de la cadena.

Y es que desconectarse y dejar de lado el celular forma parte de una idea para ofrecerle al consumidor un descuento con el compromiso de que pase más tiempo concentrado en la comida y en una buena plática con sus acompañantes, mientras está en el restaurante, en lugar de chatear y sustraerse de la realidad con las redes sociales.  Bajo el eslogan Feeling On Móvil Off, el restaurante busca intercambiar los celulares por una buena conversación y como recompensa un descuento de 35%.

«Les entregamos una cartuchera para que las personas dejen allí sus celulares y se olviden del dispositivo y puedan conversar y compartir tranquilamente. Es momento de volver a mirarnos a la cara y hablar», expresa Eric Ng.

Cuenta que la filosofía es que la mesa es para compartir.  «Hemos roto ese paradigma en lo gastronómico porque la gente está acostumbrada a pedir su plato individual de comida, pero aquí la idea es que todos prueben un poco de todos los sabores, por eso nuestras propuestas son muy variadas y para compartir», describen Acon y Ng.

En un contexto país, que muchos describen como lento y con exceso de restaurantes,  los representantes de Salón Cantón consideran que el mercado local está lleno de muchas oportunidades para seguir expandiendo el negocio y atendiendo una clientela tan variada como la población panameña. «Por ser Panamá un centro de inversiones en América Latina, hay personas de todas parte del mundo que trabajan en empresas multinacionales, también están las familias panameñas con una gran cultura asiática, agroantillana y un crisol de razas muy rico que es una ventaja para ofrecer una propuesta gastronómica como la del Salón Cantón», menciona Eric Ng.

«Creemos en seguir invirtiendo en Panamá, siempre hay altos y bajos, pero este es un buen mercado, además muy conocedor de la comida china y eso es una de las características que nos trajo al país», añade. 

Tanto Ng como Acon son descendientes de emigrantes chinos que vinieron a América Latina. Curiosamente David Acon, nació en Colón, Panamá, pero creció y estudió en  Caracas, Venezuela y ahora de la mano del Salón Cantón regresó a su país de origen a invertir.

Su padre quien también emigró de China al istmo, se casó con una chiricana y decidieron montar un negocio de venta de especies y otros productos en el país suramericano. «Tenía una tienda que vendía condimentos y especies en la urbanización San Bernardino en Caracas».

En el caso de Eric Ng, proviene de una familia de emigrantes cantoneses, que llegaron a Venezuela a trabajar en los años 1960. El primer restaurante se estableció en la urbanización Las Mercedes de la capital venezolana, una de las zonas gastronómicas por excelencia.

«El Salón Cantón fue fundado en 1968, ya son 51 años en el mercado y el éxito en la parte gastronómica es que siempre renovamos la receta. Incursionando en nuevos platos y con un menú que busca evocar el origen de la cocina cantonesa. El secreto es que se ha sabido acoplar la cultura asiática con la occidental». La cadena en total cuenta con 6 restaurantes en Venezuela, 2 en  Estados Unidos  en Miami; uno en Bogotá y los tres locales en Panamá.

martesfinanciero.com exclusivo como los socios de
Club La Prensa

Adquiere un plan de suscripción Hazte socio

Gracias por valorar y respaldar el periodismo responsable e independiente.

Olvidé mis datos de acceso / Quisiera recuperar mis datos