Deuda corporativa de grado de inversión tendería a la baja

Deuda corporativa de grado de inversión tendería a la baja

Bolsa de Valores de Nueva York. AFP


Un creciente grupo de analistas advierte que la deuda corporativa de calidad crediticia alta podría no tener a dónde ir más que a la baja a medida que los diferenciales de grado de inversión se acercan a niveles vistos por última vez en la antesala de la burbuja de las puntocom.

“Los mejores días han quedado atrás” para el crédito corporativo, escribieron estrategas de Morgan Stanley dirigidos por Srikanth Sankaran en una perspectiva de mitad de año publicada este mes de mayo. “La combinación de valoraciones extendidas, datos técnicos menos favorables y un ritmo más lento de reparación del balance sugiere que los mercados de crédito han avanzado a un entorno de mitad del ciclo”.

Los diferenciales de los bonos con calificación BBB, que representan más de la mitad del universo de la deuda de grado de inversión, se redujeron el lunes a un promedio de 106 puntos base frente a los bonos del Tesoro, impulsados por la demanda de los inversionistas del segmento de los activos de grado de inversión con la calificación más baja y el mayor rendimiento. Si los diferenciales caen bajo los 100 puntos base, sería la primera vez desde la era de las puntocom, a fines de la década de 1990.

Morgan Stanley proyecta una ampliación de 17 puntos base para los bonos de grado de inversión de Estados Unidos hasta el primer semestre de 2022, y rebajó su perspectiva crediticia a neutral.

Por su parte, Bank of America Corp. espera que otro aumento de los rendimientos del Tesoro “lleve al mercado a descontar un ciclo de alza de tasa mucho más rápida”, escribieron los estrategas liderados por Hans Mikkelsen, en una nota publicada el lunes. Eso hará que los diferenciales se amplíen en los próximos meses, ya que los inversionistas se ven obligados a vender o a quedarse al margen.

Aun así, algunos dicen que los bonos calificados con BBB, los de grado de inversión con mejor desempeño este año, podrían continuar disfrutando de un viento de cola a pesar de los diferenciales ajustados. Citigroup Inc. señala que el rescate del presidente Joe Biden de las pensiones de múltiples empleadores pueden estimular la demanda de decenas de miles de millones de dólares en bonos corporativos con las calificaciones de grado de inversión más bajas.

El pronóstico bajista de Morgan Stanley para el crédito en general también favorece a los BBB debido a sus rendimientos marginalmente más altos, con expectativas de que los rendimientos ahora serán impulsados “por el carry trade y selección de crédito en lugar del coeficiente beta y la apreciación de capital”.

Y la duración también está operando a favor del segmento. Con vencimientos promedio más cortos que la deuda corporativa con calificaciones más altas, los BBB están menos expuestos a las pérdidas por el aumento de las tasas.