Casio apoya al emprendimiento femenino

Casio apoya al emprendimiento femenino

Se llevó a cabo el primer taller G-Talk Mujeres Resistentes en Panamá, encuentro virtual organizado por Casio América Latina que reunió a emprendedoras locales y periodistas.


En Panamá, aunque actualmente solo un 20% de los emprendimientos en etapa temprana son liderados por mujeres, estas cifras han superado en gran medida las de años anteriores, una señal alentadora.

En todo el mundo, el número de mujeres en los negocios crece cada vez más y nuestra región no es la excepción. Según el  Global Entrepreneurship Monitor (GEM) 1 de cada 5 mujeres, o más, están iniciando o dirigiendo un nuevo negocio en cada una de las seis mayores economías de América Latina y el Caribe. En Panamá, aunque actualmente solo un 20% de los emprendimientos en etapa temprana son liderados por mujeres, estas cifras han superado en gran medida las de años anteriores, una señal alentadora.

Aunque la brecha de género es una realidad tangible, existen miles de mujeres que en nombre de un sueño o proyecto en el que creen genuinamente, logran sortear incontables obstáculos para abrirse paso, innovar, hacerse un lugar en el mercado y marcar la diferencia. Pero ¿qué factores son necesarios para que más mujeres inicien o crezcan sus negocios? Sin duda se requiere de algunos recursos como un plan de negocio, financiamiento o una comunidad y red de contactos, pero más allá de estos factores externos, una clave podría encontrarse “mirando hacia adentro”.

Para Sasha Barzdyka, artista, holistic business coach y empresaria, un negocio, trabajo, proyecto y la forma en la que se lleva adelante es un reflejo del estado interior de nuestro estado interior. Explica que cuando se habla de “recursos” por lo general el término se suele asociar a dinero, títulos, estatus social, clientes, materiales, plataformas, etc, todos recursos “externos”, pero que a la par existe otro tipo de recursos tanto o más importantes que los anteriores y de los que poco se habla: los “internos”.

“Creatividad, salud mental, estabilidad emocional, manejo de la energía vital, hábitos, pensamientos y hasta las palabras que decimos, todo lo que se cultiva dentro de nosotras es un recurso que puede ser incluso más importante que cualquier recurso externo, ya que si no sabemos dónde estamos paradas internamente, es muy poco probable que tomemos decisiones conscientes sobre esos otros recursos” explica.

Un emprendimiento podría llegar a ser más fructífero y satisfactorio en la medida de que quien lo lleva adelante logre equilibrar estos dos tipos de recursos. Barzdyka sostiene que “es muy importante equilibrar ambas partes, los recursos externos que cultivamos a través de la acción, de la educación, cultivar conocimiento, clientela, con los recursos internos, a través del conocimiento del manejo de nuestra energía vital, de nuestra autorregulación emocional”.

Para hacer una revisión de dónde estamos en ese equilibrio, sugiere identificar las actividades del día a día y dividirlas en actividades de “alto y bajo valor”. Las de alto valor son actividades que no necesariamente son productivas, pero nos recargan de energía, de alegría y nos nutren, cosas sencillas como ir a la playa o tomarse un rato para desconectar. Por su parte, las actividades de “bajo valor” son aquellas que nos “drenan la energía”, que evadimos o solemos dejar siempre para después. Su recomendación es crear un plan para dedicar más tiempo a actividades de alto valor y tomar acción para “reducir, delegar o resignificar” las actividades de bajo valor, de esta manera cuidar estos recursos para tener la fuerza interior que nos volverá inquebrantables ante los retos, así lo expuso durante su intervención en el primer taller G-Talk #MujeresResistentes en Panamá, encuentro virtual organizado por Casio América Latina que reunió a emprendedoras locales y periodistas.

Los creadores de los relojes de resistencia absoluta G-SHOCK, partiendo de la premisa que inspiró el nacimiento esta marca: “nunca te des por vencido” hasta ser “inquebrantable”, con su campaña #MujeresResistentes, busca a través de diferentes acciones en Latinoamérica, conocer historias inspiradoras de talento femenino local con el propósito de dar un paso hacia adelante en el empoderamiento de la mujer demostrando sus fortalezas.

Queremos crear estos espacios que brinden un momento de desconexión, para reencontrarnos con nosotras y nuestra fortaleza, inspirarnos mutuamente, de esta manera acompañar y empoderar a estas mujeres en cualquiera de los ámbitos en los que decida desarrollarse, sea en los negocios, en los deportes o cualquier otra área” explicó Diana Cortés, Marketing Manager de relojes Casio para América Latina.

Panamá, cuna de mujeres inspiradoras e inquebrantables

Durante este conversatorio, emprendedoras panameñas compartieron sus historias. Estas jóvenes tan únicas e inspiradoras como sus creaciones, tienen algo en común: no se dan por vencidas en su afán por vivir de su pasión y compartir su propósito y aquello que más les gusta con otras mujeres. Como Ana Lorena González, quien inició hace unos años su propio emprendimiento de zapatos con apoyo de sus padres y hoy, con 24 años lleva adelante su negocio AnaLo, a la par de sus estudios. Para ella, crear y ofrecer piezas hermosas y auténticas que permitan a sus clientas expresarse, es su principal motivación.

Carolina Corcuera, diseñadora textil, en 2016 tomó la decisión de dejar su trabajo “formal” para estudiar esta especialidad que tanto le gustaba, este para ella fue “el primer paso para este increíble viaje” que ha sido la materialización de sus sueños. Su emprendimiento, Unicaroverse y su arte es el reflejo de lo que le apasiona. Por su parte, Laura Mantecón, artista visual, se define como multifacética, su amor por la pintura la ha llevado a trabajar sobre distintas superficies, desde murales hasta prendas de ropa personalizadas u “obras de arte vestibles” como prefiere llamarlas. Le llena de satisfacción crear piezas que también son sostenibles, pues explica que están hechas para conservarse y perdurar en el tiempo.

Yvonne Behar, con solo 15 años comenzó un proyecto que en 2018 se convertiría en YV Cosmetics, primera marca de maquillaje hecha a mano en Panamá. Durante estos 5 años alternando sus clases de la escuela (ahora universidad) con un negocio propio, admite haberse topado con momentos duros, pero asegura que estos la han fortalecido, le han permitido lograr un mayor autoconocimiento y obtener la experiencia para seguir creando negocios y asesorando a otros como consultora, otra de sus pasiones.

Llevar adelante un emprendimiento sin duda requiere de ciertos factores externos, sin embargo, existen recursos como la creatividad, la energía o la autorregulación emocional, que pertenecen al universo interior de cada individuo, estos son los que darán la fortaleza y confianza para seguir adelante a pesar de las dificultades. Si hay algo que caracteriza a las mujeres es que, al igual que los creadores de G-SHOCK, no se dan por vencidas, cuando tienen un sueño o convicción, se vuelven inquebrantables. Casio reconoce esta fortaleza y acompaña a estas mujeres resistentes con espacios de conversación para empoderarse y con relojes diseñados para seguir su ritmo de vida.

Redacción Martes Financiero

Entérate del acontecer financiero local y mundial. Búscala todos los martes en La Prensa.
- Leer más artículos de este autor -