Edicion N░ 1033 | 10 de julio de 2018
Inicio Relieve Dossiers
 

dossier

FRANQUICIAS, UN NEGOCIO EN REINVENCIÓN



MERCADO

REYNA KATIUSKA HERNÁNDEZ
[email protected]

imagen
El mundo de las franquicias, principalmente de alimentos y restaurantes, tuvo su auge en los años de 1990. Marcas  reconocidas conquistaron el orbe y, por supuesto, a Panamá.

McDonalds, Burger King, Pizza Hut, KFC, Wendy’s, entre otras franquicias, habitan  el istmo desde hace  décadas. El modelo se replicó y evolucionó al punto de que se imponen ahora  las franquicias con sabor panameño.

De la presencia netamente de marcas  internacionales manejadas por consorcios locales, se pasó a la creación de nuevas experiencias nacionales con  potencial para conquistar consumidores panameños y de otras latitudes.

Henri Odink, gerente sénior de Deal Advisory de KPMG, comenta que con el tiempo maduró el  modelo de franquicias en Panamá. La incursión inicial fue en el renglón gastronómico, y con el paso de los años se presentaron nuevas ramas del negocio en  lavandería, retail y actividades tan diversas como las  peluquerías.

“Lo más destacado de esta evolución de franquicias en los últimos años es el desarrollo de marcas nacionales que comenzaron el concepto de franquicias en Panamá, como por ejemplo Suvlas o Rock Burger”. Nacion Sushi, que nació en Panamá, tiene presencia en otros países de Centroamérica y acaba de abrir en Valencia, España.

Odink explica que el éxito del modelo de negocio de una franquicia es su capacidad de  adaptación  a  formatos empresariales de todos los tamaños. “Si un restaurante tiene cierto grado de éxito y posicionamiento en el área metropolitana capitalina, le puede resultar atractivo ofrecer el concepto de franquicia en otra ubicación del país. Esto se ha evidenciado en varios casos, como   Suvlas, Rock Burger, Slabón, Kotowa, Nación Sushi, Athanasiou, entre otras”, menciona.

Una de las experiencias de esa evolución es Athanasiou, cafetería y pastelería. Janín Gastón, gerente de mercadeo y ventas de esta empresa, comenta que tienen tres locales propios y un centro logístico y de distribución y nueve establecimientos franquiciados. “Los más próximos a abrir son Pacific Center, Casco Antiguo y Condado del Rey, pero se está explorando muchas otras áreas”. La inversión para esta franquicia puede variar, aunque promedia los 250 mil y los 400 mil dólares,  dependiendo del tamaño del local y los requerimientos de la tienda.

Gastón explica que uno de los retos que enfrentan es lograr y mantener la uniformidad de cada establecimiento, además de convertir a cada franquiciado en  un aliado comercial.  Precisa que constantemente analizan cómo innovar apuntando a estrategias diferentes, como el desarrollo constante de recetas para estar a la vanguardia culinaria y generar experiencias para los clientes. 

Jacqueline García, CEO de Subway Panamá, precisa que detrás de una marca debe haber respaldo importante en varias áreas, como desarrollo e investigación de mercado, mercadeo y relaciones públicas, poder de negociación de productos por escalas de compra, experiencia en logística y cadenas de distribución, departamento de seguridad de alimentos y sostenibilidad de productos. Además de  tecnología y operaciones que son vitales. Y admite que aunque en Panamá el mercado está saturado, aún hay oportunidades para crecer.

“Lo ideal es encontrar una necesidad aún insatisfecha por el consumidor panameño. Algo lógico.  Pero también existen necesidades futuras como respuesta de tendencias.  Hay que estar atentos a esto”.

En el caso de Subway, señala,  este año enfrentan los mismos retos que el resto de los negocios, pero aun así han seguido creciendo. “Acabamos de abrir nuestra tienda número 70 en La Chorrera.  Estamos muy orgullosos de que es una de las primeras tiendas en Latinoamérica con el modelo Fresh Forward. La primera tienda  fue justamente en Panamá, en el Aeropuerto Internacional de Tocumen.  “Nosotros generamos casi 600 puestos directos de trabajo, y otra buena cantidad de indirectos”.
imagen
VARIEDAD. Panamá es uno de los mercados con mayor presencia de marcas internacionales de franquicias y donde han surgido propuestas locales novedosas. Fotolia

La fórmula del éxito y de mantenerse vigente es la reinvención constante. “Reinventarnos y recalibrarnos a nosotros y a nuestro equipo. Como lo hacemos, observando, analizando, entendiendo las nuevas tendencias y dando las respuestas que nos pide nuestro consumidor.  No podemos hacer negocio como lo hacíamos hace 20 años y pretender tener el mismo resultado. Hay que cambiar, nuestro cliente evolucionó”.

Menciona que el consumidor está ahora más informado, tiene menos tiempo y  está más preocupado por  el medio ambiente y el impacto que tienen las empresas en la comunidad.

Loretta Fadul, gerente comercial de Franquicias Panameñas, empresa que agrupa las marcas  Dairy Queen,   KFC, Pizza Hut, Taco Bell y Chili’s, destaca que cuentan en total con 123 restaurantes y generan más de 2 mil 500 trabajos directos.

“Nuestro modelo estratégico de negocios en Panamá se enfoca en ser los líderes del servicio rápido y casual en la industria de restaurantes. La constante innovación en nuestros productos, la variedad, la adaptabilidad a las exigencias de los  clientes  y mantener los más altos estándares de calidad  nos ha permitido permanecer más de 50 años en la industria”.

Detalla que la inversión de cada local depende de la ubicación, tipo de restaurante y tamaño, entre otros atributos, y puede ser de  1.5 millones de dólares aproximadamente, y cada nuevo restaurante genera entre 25 y 60 nuevos puestos de trabajo. Sostiene que uno de los factores de innovación para mantenerse vigente es invertir en las plataformas de  e–commerce, que se han convertido en un canal comercial primordial.

Las franquicias también enfrentan el reto de la tecnología. Hay países donde no falta la presencia física de  camareros, porque los clientes ingresan sus órdenes mediante canales digitales o a través de tabletas. El delivery es otro indicador de la evolución, la mayoría de las franquicias ofrecen el servicio, lo que hace que tengan un mayor alcance.

El gerente de KPMG precisa que el modelo de franquicias es muy dinámico, el éxito no está escrito en piedra. “Es muy importante la modernización, ya que el mercado va exigiendo cambios. Esto ocurre con la llegada de nuevas generaciones de clientes, como la generación  de mileniales y la generación de centeniales o  Z. Nos encontramos en un momento en que los consumidores quieren tener control de la compra y consumir productos saludables de empresas honestas. Es por ello que las franquicias invierten fuertemente en la mejora de sus productos y la responsabilidad social”.

Voceros de la Cámara de Comercio, Industrias y Agricultura de Panamá  admiten que ha caído  el consumo, y el sector terciario ha sido uno de los afectados, pero el mercado de las franquicias mantiene un margen para crecer, principalmente en segmentos poco saturados como los alimentos.

Todo indica que el modelo de negocio de las franquicias seguirá vigente y no solo con marcas internacionales. También con el sello hecho en Panamá.

MÁS NOTAS

FRANQUICIAS, UN NEGOCIO EN REINVENCIÓN
DIAGNÓSTICO POSITIVO PARA LA INDUSTRIA DEL BIENESTAR

 

 
 
 
Traducir esta página
 
 
 
 
SUPLEMENTOS
Ellas
A la mesa
Buscafacil
Metro por Metro
 

© 2010-2015. Editorial por la Democracia S.A.  Derechos reservados.

Teléfono: (507)222-1222 Apartado 0819-05620 El Dorado
Ave. 12 de octubre, Hato Pintado Panamá, República de Panamá

Ediciones anteriores | Nosotros | Email