Edicion N░ 1029 | 12 de junio de 2018
Inicio Panel Principal PP Panamá Relieve Dossiers
 

informe central

MARCHAR CON VIENTOS DE CAMBIO



PANORAMA

ÓSCAR CASTAÑO LLORENTE
[email protected]

imagen
TRAYECTORIA. Es el director de la junta directiva y presidente ejecutivo del Bladex, desde mayo de 2018.  Se incorporó a esta institución como vicepresidente ejecutivo ‘Chief Operating Officer’ en mayo de 2017, tras haber ejercido como consultor externo desde 2014. En febrero de 2018 fue nombrado presidente ejecutivo adjunto.
Fue socio fundador de varios fondos de inversión y proyectos de capital privado entre 1995 y 2013. De 1985 a 1995 desempeñó diferentes funciones en la banca de inversión en Wall Street, Nueva York.
Es graduado en Ciencias Matemáticas de la Universidad de Tel Aviv, Israel, y cuenta con una maestría en Investigación Operativa y una maestría en Estadísticas, ambas de la Universidad de Columbia, Nueva York, Estados Unidos. Gabriel Rodríguez–LP
Una entrevista con el presidente ejecutivo en funciones del Banco Latinoamericano de Comercio Exterior (Bladex) se equipara a tener una conversación con un psicólogo sobre dos sectores fundamentales de la economía del subcontinente entre México, Argentina y el Caribe: intercambio de bienes y servicios, y comportamiento financiero.

Gabriel Tolchinski, CEO del banco nacido en Panamá hace 39 años y con presencia en 19 jurisdicciones, profundiza en las perspectivas de la entidad en un año calificado por él como de “consolidación de las mejoras operativas”.

Las valoraciones de Tolchinsky se enmarcan en un contexto de alta liquidez y bajo crecimiento económico, lo cual incide en el negocio bancario, más la disminución en el último quinquenio de los flujos comerciales dentro de América Latina. En este sentido había otra realidad en  2012 para la región: sus flujos de entonces superaban el 20%, en tanto que ahora solo llegan al 16%. Un ciclo en el que varios países atraviesan un año electoral, período que suele traducirse en incertidumbre, y que el subcontinente tuvo en el año pasado un crecimiento inferior al esperado. (Alta liquidez significa que las instituciones financieras tienen a su disposición demasiado dinero, pero son pocos los interesados o quienes tienen interés ofrecen poca rentabilidad).  

Las buenas noticias para América Latina radican en la recuperación de la economía brasileña, la concienciación de la importancia de retomar el ritmo del comercio intrarregional y la estabilización necesariamente posterior a un año electoral.

El Bladex presentó hace dos meses sus resultados financieros correspondientes al primer trimestre de 2018. Si bien es cierto hubo una disminución en las utilidades del banco en dicho período en comparación con el mismo lapso del año anterior, también lo es que la institución consolida sus “mejoras operativas” y los  resultados deben observarse en el corto plazo.

Martes Financiero habló largo y tendido con Gabriel Tolchinsky para conocer en qué consisten los cambios del Bladex y para desenhebrar el presente económico de América Latina.

¿Qué tanto incide en el panorama de la región el hecho de que algunos países estén en un año electoral?             

Eso es parte de la volatilidad que debe incorporarse en los márgenes que conllevan los préstamos, y no necesariamente lo estamos viendo. Tenemos volatilidad e incertidumbre política en Brasil y México, y no nos olvidemos de que esos dos países representan casi el 60% del producto interno bruto regional. Sin embargo, no vemos una perspectiva negativa. Pensamos que América Latina como región, y los países en particular, van a superar este período de incertidumbre.

La economía brasileña puede crecer entre 2.2% y 2.5%, aunque quizás se baje un poquito esta estimación por los paros recientes. Pero de alguna manera vemos una diferencia en la incertidumbre política de dicho país.  La economía brasileña tiene además un sector privado muy dinámico que está conllevando la incertidumbre política, para de todas maneras volver a un camino de crecimiento.

En términos generales tenemos una perspectiva de crecimiento positiva, en particular con lo que será el comercio exterior de América Latina y dentro de la región, cosa que sería un cambio histórico, porque si uno mira el desarrollo del comercio exterior de los últimos cinco años en la región, este ha ido disminuyendo, y eso es algo en que  la región en general debe enfocarse y tratar de revertirlo.

Pero deben haber países que han hecho bien la tarea en comercio exterior...

Cuando hablamos de comercio exterior dentro de la región es importante considerar que hay países que han hecho el muy buen trabajo de afianzar su comercio exterior con otros países latinoamericanos, especialmente Panamá donde el 60% de sus exportaciones van hacia América Latina.

Es relevante  entender el rol que la banca y los reguladores de la banca latinoamericana pueden jugar en la promoción del comercio exterior dentro de nuestra región.  El futuro del comercio exterior está muy ligado a la capacidad de financiar importaciones de medianas empresas, que no siempre tienen todo el acceso que necesitan a fuentes de financiación de la banca comercial o de los mercados de capitales, aunado a que los programas públicos de desarrollo son generalmente insuficientes. 

Para prestarle a estos segmentos del mercado hay que tener un enfoque más cuantitativo y estadístico, y en este sentido la banca latinoamericana tiene bastante trabajo para encarar ese reto.  En Bladex no accedemos directamente a ese segmento de mercado, sino a través de las empresas multilatinas.

imagen
IMPORTANCIA. El Bladex fue fundado en 1979 y se le considera una institución clave en el andamiaje del Centro Bancario Internacional.Archivo–LP
¿En este panorama en qué consiste el enfoque de la banca y los reguladores?

Los bancos requieren entender mejor los riesgos del factoring internacional. El enfoque sigue siendo en productos que no son precisamente financiamiento de “comex”, que compiten con préstamos tradicionales de capital de trabajo.  Estos préstamos “comex” son más fáciles de vender y manejar, pero pueden resultar más riesgosos.  Los reguladores podrían cumplir un rol importante para agilizar el factoring internacional latinoamericano.

Por ejemplo, puede pensarse en la creación de un registro regional de facturas comerciales latinoamericanas y diseñar un proceso predecible de resolución en casos de conflictos, lo que facilitaría mucho la predisposición de la banca para asumir el riesgo de pago de facturas internacionales.

¿Cuál es su valoración respecto de 2018 para el Bladex, en comparación con los años recientes?                   

Hablaré del primer trimestre porque eso fue lo que reportamos a los mercados. 2018 es un año de  consolidación. Adelantamos muchas iniciativas operativas para mejorar los flujos de trabajo, en términos generales la parte operativa del banco y la plataforma tecnológica. Es importante entender que en los años de consolidación los parámetros de medición no siempre se mueven de manera paralela. Y es relevante poner los resultados en el contexto económico y político actual, en particular para un banco como el Bladex, enfocado en una región específica, que es América Latina.

El contexto es uno en el cual hay muchísima liquidez global y los países han estado tratando de promover crecimiento económico, muchas veces mediante bajas tasas de interés. No solo hay un contexto de liquidez global, sino también de liquidez local. Pero el contexto de alta liquidez se enfrenta a un bajo crecimiento. Esto significa baja demanda crediticia con un crecimiento económico por debajo del potencial de la región. Se produce entonces una situación en  la función riesgo–beneficio, en términos de la oferta de dinero por el lado de las instituciones financieras, que no corresponde a la demanda de las entidades corporativas y empresariales, porque no ven el crecimiento económico.

Se produce así un ambiente en el cual se tiene este comportamiento con las tasas de interés y en que se hacen  préstamos, [pero que] no necesariamente corresponden al riesgo crediticio porque no se están viendo el crecimiento económico ni las ganancias necesarias para que las entidades paguen sus deudas de una manera cómoda y que el ciclo funcione de forma adecuada.

Si la función riesgo–beneficio no está totalmente donde debe estar, eso en general para un banco como Bladex, que le presta mucha atención al riesgo, y si no se está compensando adecuadamente por el riesgo que se está tomando, significa que hay muchas transacciones que no necesariamente vamos a querer hacer, por esa falta de compensación adecuada.

Es un momento en el cual vemos perspectivas de mejora en general, pero para ser juiciosos al otorgar créditos necesitamos verla en los parámetros crediticios y que justifiquen márgenes de préstamos a niveles apropiados. Creemos que mucho es propulsado por los altos niveles de liquidez de los mercados globales y locales.

Una de las preocupaciones de la banca multilateral es volver a dinamizar el comercio en América Latina…

Es una preocupación de todos los latinoamericanos. Es importante reconocer el contexto en el cual estamos en este momento con el norte del continente, en especial Estados Unidos, que ha  adoptado posturas más proteccionistas. Si eso nos da alguna lección como región, es que debemos diversificar nuestras avenidas de comercio exterior. Si subdividimos el comercio exterior de América Latina con el mundo, alrededor el 48% obedece a Estados Unidos y Canadá. Cerca del 23% es con Asia, donde China juega un papel muy relevante. Es interesante ver que el comercio exterior regional consigo mismo representa solamente el 16%.

imagen
PERSPECTIVAS. El presidente de Bladex resalta la importancia de lograr una mayor integración comercial en América Latina. Gabriel Rodríguez–LP
¿Por qué motivo este comportamiento intrarregional?

En términos generales, al consumidor latinoamericano no se le presta suficiente atención. Obviamente es muy difícil comparar los niveles de consumo en países como Estados Unidos, en términos de la capacidad de compra; y a la hora de una empresa  pensar a quién le va a vender, lo hará donde exista la mayor demanda.

Sin embargo, en América Latina hay mucho potencial sin aprovecharse del todo. Las compañías latinoamericanas deben incluir a la región dentro de la perspectiva de crecimiento. Hay posibilidades de asociarse con otras compañías de países vecinos, la posibilidad de expandirse. Existen oportunidades en los mercados locales, y es muy importante entender desde el punto de vista de las entidades regulatorias y de las multilaterales  tomar una postura de promover el comercio exterior en la región.

En Bladex estamos muy conscientes de eso, y pensamos ser un abanderado de promover el comercio exterior dentro de América Latina.

Volviendo a 2018, ¿cuándo culmina el período de consolidación anotado antes?

En efecto, el año 2018  es un período  de consolidación de los cambios que hemos efectuado. De consolidación de esos nuevos flujos de trabajo, de esa plataforma operativa que hemos desarrollado para mejorar la gestión del banco. Eso nos da una postura de mayor competitividad para poder ser uno de los mejores proveedores relacionados con el comercio exterior y la integración latinoamericana en cualquiera de los países donde operamos.

Es muy importante el hecho de que Bladex hace negocios en 19 jurisdicciones. Nuestro negocio es muy a corto plazo y se alinea en el ciclo de suministros. Es decir, comercio exterior es un subgrupo del ciclo de suministros, y lo único que significa es que el proveedor y el comprador están en jurisdicciones diferentes y de distintos países. Lo que implica esto en el comercio exterior y el crédito asociado con esas transacciones, es el corto plazo. Bladex rota entre dos veces y media y tres veces el libro de préstamos. Son todos préstamos de corto plazo.

Por ejemplo, uno de los índices que nosotros miramos cuando hablamos de crecimiento de los saldos de préstamos y que generalmente se miden al final de los períodos, es el crecimiento. Estamos por debajo de las expectativas, pero cuando vemos el nivel de originación, porque muchos de estos préstamos son a corto plazo, realmente tenemos un negocio que es muy interesante. En 2017 tuvimos una originación de alrededor de 15 mil millones de dólares. Por ahora estamos en una ruta de tener una operación similar en 2018.

Una de las especialidades del Bladex son los préstamos sindicados. ¿En este año han estructurado algún crédito de esta índole?

En el primer trimestre de 2018, todavía no. Al negocio de préstamos sindicados  lo describe una palabra en inglés: lumpy. Es decir, que viene en pedazos grandes. Puede no haber transacción alguna en un trimestre determinado, pero cuando surge lo hace en grande. Son transacciones que toman tiempo trabajarlas. Seguimos muy optimistas con el negocio de préstamos sindicados, con una muy buena presencia en América Latina. Es una parte muy importante del negocio de Bladex.

¿Qué perspectivas ve para las multilatinas teniendo en cuenta que ustedes también son un respaldo para ellas?

Lo vemos como una avenida muy importante de lo que serán, y no solo de lo que ya son en el corazón de los servicios de Bladex. Siguiendo en la línea de lo que hablábamos antes sobre la integración latinoamericana y de hacer más negocios con nosotros mismos entre los países latinoamericanos, un resultado natural de eso es la creación de más multilatinas, que, por ejemplo, compañías colombianas se establezcan en México, en Brasil… Debemos trabajar mucho en disminuir las barreras de entrada [a los mercados] y promover más el concepto de multilatinas.

El Bladex también ha hecho emisiones en el mercado de valores. ¿Tienen pensado hacer alguna emisión nueva?

Nosotros siempre pensamos en eso. Y la estructura de pasivos que tenemos es muy privilegiada en términos de nuestro fondeo a corto, mediano y largo plazo. Estamos  constantemente en todos los mercados internacionales de capitales: Estados Unidos, Asia y Europa, y en diferentes monedas. Miramos el rompecabezas de lo que son los mercados de capitales y tratamos de optimizar nuestra estructura de pasivos para que mejoren el encaje con nuestra originación de activos.

Todo lo que es la dinámica de Asset Liability Management es algo muy importante para Bladex, en particular porque tenemos una cartera muy dinámica. El hecho de que rotemos la cartera entre dos veces y media y tres veces por año, nos lleva a tener que acoplarnos, y eso por el lado de los pasivos es un reto muy interesante. Es bastante diferente de lo que es el típico negocio bancario: prestar a mediano y largo plazos y fondearse a corto plazo, y hacer el dinero en ese descalce.

Los márgenes de Bladex son reales porque hay un encaje cierto entre los pasivos y los activos. Es una diferencia muy notoria que disminuye los riesgos, porque Bladex no toma riesgos de curva, y de esta manera es un riesgo menor que tiene el banco, y que en mi opinión debería ser más apreciado por las agencias crediticias. De todas maneras, y respondiendo a su pregunta, estamos constantemente en los mercados, no decimos que no a ninguna transacción a la que le veamos sentido desde el punto de vista de mercado, pero tampoco es algo que necesariamente estamos buscando hacer a corto plazo, salvo que se presenten la dinámica y las evaluaciones adecuadas.

¿Qué tan importante es la llegada formal de China a América Latina?

Es muy interesante. He estado mirando unas gráficas de la evolución regional del comercio exterior de América Latina con diferentes regiones del mundo. Como dije anteriormente, la participación de Estados Unidos y Canadá es del 48%, con una tasa de crecimiento anual en los últimos cuatro años de 1.4%. Asia representa el 23%, con un incremento anual en los últimos cinco años de 2.7%, casi el doble en comparación con Canadá y Estados Unidos. Es decir que Asia, y China en particular, es muy relevante para América Latina. También es interesante la disminución tanto de Europa como de nuestra región. La participación ha bajado a un promedio anual de 7.9%, y representa solo el 16% en este momento.

¿Cuánto sería un ponderado sano para la región?

El 25%. Estamos lejos, pero no lo estábamos en 2012.

¿Su gestión como presidente del Bladex por cuál atributo va a caracterizarse?

Pienso que la Junta Directiva de Bladex lo que reconoció en mí, y que caracterizará mi gestión  como  CEO,  será nuestra capacidad de contribuir a la eficiencia con la cual podremos ofrecer, de forma competitiva,  productos de financiación del comercio exterior y la integración latinoamericana, particularmente tomando en consideración la entrada de entidades tecnológicamente sofisticadas al mercado latinoamericano.

Para poder ofrecer a nuestros clientes toda la gama de productos asociadas con la financiación del comercio exterior debemos tener la capacidad de evolucionar con las necesidades del mercado y como mencioné previamente, desarrollar la capacidad de valuar y vincular carteras de facturas internacionales latinoamericanas con herramientas estadísticas. 

El excelente equipo con el que cuento aunado a mi experiencia en el ámbito cuantitativo y operativo, nos servirá para construir una plataforma  tecnológica que acople nuestro modelo operativo a un modelo de negocio consistente con el comercio exterior de nuestra región y con la integración latinoamericana.

MARCHAR CON VIENTOS DE CAMBIO

 

 
 
 
Traducir esta página
 
 
 
 
SUPLEMENTOS
Ellas
A la mesa
Buscafacil
Metro por Metro
 

© 2010-2015. Editorial por la Democracia S.A.  Derechos reservados.

Teléfono: (507)222-1222 Apartado 0819-05620 El Dorado
Ave. 12 de octubre, Hato Pintado Panamá, República de Panamá

Ediciones anteriores | Nosotros | Email