Edicion N░ 1029 | 12 de junio de 2018
Inicio Panel Principal PP Panamá Relieve Dossiers
 

dossier

VUELTA TURÍSTICA POR LA RUSIA DEL MUNDIAL



VIAJE

VICTORIA ISABEL CARDIEL
[email protected]

imagen

Fotolia.

Rusia es el país más extenso del globo. Con sus 17.1 millones de kilómetros cuadrados, casi dobla en superficie a su inmediato competidor, Canadá. En lo que ocupa el territorio ruso entrarían más de 230 Panamás. Acapara un octavo de la superficie terrestre emergida, contiene 11 husos horarios y una población estimada en 142 millones de personas.

Las matrioskas, el vodka, el caviar o los gorros rusos con orejeras son algunos de los elementos que configuran la imagen que se tiene en el extranjero del gigante asiático. Pero nada como pisar el país de verdad para romper algunos de estos tópicos. Pocos saben, por ejemplo, que la clásica matrioshka, mamushka o babushka, la muñeca gordita de madera coloreada que en su interior contiene  otras tantas, proviene, en realidad, de Japón. A finales del siglo XIX, un empresario ruso trajo del país nipón unas figuras que representaban a las divinidades y gustaron tanto que los artistas locales las imitaron inspirándose en las campesinas a las que se llaman matrionas.

De momento, son unos 3 mil 300 los aficionados panameños que han comprado boletos para ver el Mundial de fútbol, que se celebrará del 14 de junio y hasta el 15 de julio, según indicó a Martes Financiero la embajada de Panamá en el país euroasiático. La cifra fue indicada a la representación diplomática por la FIFA hace más de una semana, por lo que podría haber variado. Panamá debuta el 16 de junio contra Bélgica. Pero, además de ver los partidos de fútbol, los visitantes podrán disfrutar de los encantos turísticos que proponen cada una de las 11 sedes de la cita deportiva.

SAN PETERSBURGO

Es la ciudad más imperial de Rusia. Fue su capital desde 1703 y hasta 1917, cuando los bolcheviques la trasladaron a Moscú tras la revolución. Se la conoce como la Venecia del Norte por su ingente cantidad de puentes (340), islas (30) y canales (40), y presume de imponentes cifras en cuanto a reclamos turísticos: 200 museos, 36 lugares Patrimonio de la Unesco, 8 mil monumentos históricos, 900 exposiciones de arte al año.  Durante el Mundial ofrecerá una ruta especial por la historia del fútbol de la ciudad y contará con una fan zone con capacidad para 15 mil personas, además de 11 terminales de atención al turista.

MOSCÚ

La capital del país es la única que dispondrá de dos estadios en el Mundial, el del Spartak y el de Luzhnikí. El último es el recinto deportivo más popular de Rusia. Durante mucho tiempo fue llamado estadio Lenin para recordar al líder comunista. Está a orillas del río Moscova y debido al frío extremo que se vive en Rusia tiene césped artificial. Su capacidad es para 81 mil 500 espectadores. Aquí se jugará la final el 15 julio de 2018. El estadio del Spartak es un recinto joven. En 2014 se convirtió en la casa de uno de los equipos más añejos y populares de Rusia, Spartak de Moscú.

La visitada guiada por las instalaciones de ambos es uno de los imprescindibles de los que los futboleros podrán disfrutar durante estos 31 días de competición. La entrada al Kremlim o apuntarse a una de las diferentes visitas guiadas por la ciudad son algunas de las propuestas que no hay que saltarse.

NZHNI NÓVGOROD

La traducción literal del ruso es Ciudad Nueva de Abajo. Desde 1932 hasta 1990 llevó el nombre de Gorki, en honor al escritor y político. Cuenta con un casco antiguo bien conservado que pueblan majestuosos edificios, incluidos dentro del Patrimonio de la Unesco. Se trata de una de las escalas fundamentales de los cruceros que recorren el río Volga. El estadio que lleva su nombre tiene capacidad para 55 mil 300 localidades. Lo curioso es que sigue en fase de construcción pese a que fue inaugurado en 2017. Propiedad del Ayuntamiento de la ciudad, su nombre actual es solo temporal, al igual que su aforo, que se verá significativamente reducido una vez acabe el Mundial. Cuenta con un canal de remo ya que se ubica a orillas del río Volga, el más largo de Europa, con 3 mil 530 kilómetros.

KAZÁN

Está situada en la capital de la República de Tartaristán y tiene más de mil años de historia. Durante siglos fue un cruce de caminos en la ruta de la seda y se convirtió en un nexo de unión entre Occidente y Oriente. Aquí convergen los ríos Volga y Kazanka. Actualmente esta milenaria ciudad europea, capital histórica de los tártaros, es la tercera urbe más importante de Rusia que, sin renunciar a su pasado, sigue modernizándose. En la última década ha potenciado su infraestructura tecnológica y el sector servicios, sobre todo para desarrollar el turismo.

Según datos de la Organización Mundial del Turismo (OMT), esta ciudad atrae a unos 2.5 millones de turistas anualmente y se ha convertido en uno de los ocho destinos turísticos del mundo con más crecimiento. Es de obligada visita su histórico Kremlim y la ciudadela fortificada que mandó construir Iván el Terrible. Uno de sus monumentos destacados es la Torre Siuyumbiké o Inclinada. 

EKATERIMBURGO

Antes llamada Sverdlovsk, es considerada como la capital de los Urales. De hecho, está situada ya en territorio asiático, siendo la ciudad más al este del Mundial y la cuarta más poblada del país después de Moscú. Durante mucho tiempo sirvió como punto de partida en el círculo de los Urales, lo que pone el foco en su patrimonio cultural e histórico. Aquí los dirigentes bolcheviques asesinaron al zar Nicolás II y a su familia en 1917. En recuerdo del homicidio se erige la Catedral de la Sangre Derramada, uno de los lugares más visitados.

También esconde el cementerio de los mafiosos, así denominado porque en buena parte de sus tumbas yacen los gánsteres que murieron de forma violenta por enfrentamientos entre bandas en la década de 1990.

KALININGRADO

Los que quieran llegar hasta esta ciudad, la más occidental de Rusia, necesitarán un visado particular para atravesar, previamente, Letonia y Lituania. Situada en medio de la Unión Europea y aislada de Rusia, con Lituania y Polonia entre medias, fue anexionada por la URSS en 1945, tras la II Guerra Mundial. Antes de esto, correspondía a territorio prusiano y fue la cuna del emblemático filósofo Imanuel Kant. El estadio ha sido construido especialmente para el Mundial en la isla de Oktyabrsky, un territorio salvaje y apenas sin edificar.

SARANSK

Es la capital de la República de Mordovia, con una población de 300 mil habitantes, lo que la convierte en la más pequeña de las sedes del Mundial. La plaza Sovétskaya es el centro de todas las reuniones, protestas y celebraciones. Durante el mes de la cita futbolera se instalarán en ella diferentes pantallas para que los aficionados puedan ver en directo los partidos.

SAMARA

Fundada en 1586, es la capital de la provincia del mismo nombre, y tiene una población de 1.1 millones de habitantes. Se trata de una de las ciudades más destacadas de la región del Volga, famosa por ser un núcleo de la industria aeroespacial rusa. Se considera la segunda capital de la Unión Soviética, ya que los ministerios del Gobierno y el cuerpo diplomático fueron evacuados hasta allí desde Moscú durante la Segunda Guerra Mundial. Durante la etapa comunista era conocida como Kúibyshev, en honor al revolucionario político ruso. Fue él quien le cambió el nombre a la ciudad por el suyo propio. Hizo lo mismo con Bólgar y Haghartsin, en Armenia. Tiene lugares interesantes para visitar: ya sea el búnker bajo tierra construido para proteger a Stalin o los monumentos que conmemoran los viajes espaciales.

El Samara Arena admite 44 mil 918 espectadores y su coste fue de 302 millones de dólares. De diseño impresionista está inspirado en los viajes al espacio de Rusia. 

ROSTOV DEL DON

Es la tierra natal de los cosacos y la segunda sede más al sur del evento donde viven un millón de personas. Hay que visitar su fortaleza y pararse ante el monumento a Mijaíl Shólojov, premio Nobel de Literatura. Los hinchas que quieran conocer a otros visitantes podrán acudir a la zona oficial de aficionados ubicada en la plaza Teatrálnaya, a escasos pasos del centro de la ciudad.

SOCHI

Se trata de la ciudad más al sur de todas las sedes mundialistas, lo que hace que tenga una mezcla única de climas, jardines botánicos y temperaturas moderadas durante el invierno. De hecho, la ciudad de Sochi es conocida como la riviera rusa. Se sitúa a orillas del Mar Negro, lo que la convierte en un destino vacacional único. También albergó los Juegos Olímpicos de Invierno de 2014, en los que tuvo gran protagonismo el estadio Fisht, uno de los más caros: costó 800 millones de euros y tiene capacidad para 43 mil espectadores. Precisamente aquí debutará Panamá contra Bélgica el 18 de junio.

VOLGOGRADO

El recorrido turístico por las 11 sedes del Mundial de Rusia concluye en la antigua Leningrado, renombrada tras la caída del bloque comunista como Ciudad del Volga. Desde 2013, la urbe cambia su nombre a Stalingrado nueve días al año de manera conmemorativa. Los que tengan el placer de visitarla podrán dar un paseo por la avenida Lenin, una de más extendidas en Rusia. Su longitud de 15 kilómetros se extiende por tres zonas diferentes de la ciudad. Los asistentes al campeonato podrán subir a la colina donde se encuentra la estatua a la Madre Patria, elevada a 85 metros de altura y desde la que se divisa una completa panorámica de  la ciudad. Su estadio se construyó sobre las ruinas del antiguo estadio Central, ahora tiene un diseño de vanguardia. Tiene una capacidad para 45 mil 500 espectadores.

GALERÍA

MÁS NOTAS

EL ‘RETAIL’ MARCA EL PRIMER GOL MUNDIALISTA
EL VUELCO EMPRESARIAL DE LOS ARTESANOS
LA COPA DE LAS CASACAS
VUELTA TURÍSTICA POR LA RUSIA DEL MUNDIAL

 

 
 
 
Traducir esta página
 
 
 
 
SUPLEMENTOS
Ellas
A la mesa
Buscafacil
Metro por Metro
 

© 2010-2015. Editorial por la Democracia S.A.  Derechos reservados.

Teléfono: (507)222-1222 Apartado 0819-05620 El Dorado
Ave. 12 de octubre, Hato Pintado Panamá, República de Panamá

Ediciones anteriores | Nosotros | Email