Edicion N░ 1025 | 15 de mayo de 2018
Inicio Panel Principal PP Panamá Relieve Dossiers
 

informe central

PANAMÁ JUEGA EN EL ‘MUNDIAL’ TECNOLÓGICO



SERVICIOS

REYNA KATIUSKA HERNÁNDEZ
[email protected]

imagen
IMPULSO. Julio Spiegel, CEO de Cable & Wireless Panamá, explora el camino hacia la innovación y el desarrollo de un centro tecnológico regional desde Panamá. Luis García-LP
El  consumo de data de los usuarios de telefonía móvil  se incrementó cuatro veces en nuestro país en los últimos dos años. La tendencia apunta a que seguirá este crecimiento exponencial por la gran cantidad de fotos y videos que  generan y descargan los usuarios.  Se suma a esta tendencia el incremento en la demanda de  capacidad de almacenamiento  requerida por  los usuarios para preservar sus archivos, entre otros documentos. 

“A veces las personas prefieren quedarse sin dinero en efectivo, pero no sin data en el celular. Hoy  la necesidad de los usuarios es estar siempre conectados”, describe Julio Spiegel, CEO de Cable & Wireless Panamá (CWP).

Es una sociedad hiperconectada que lleva a Panamá a ocupar un lugar preponderante en cobertura de  telefonía móvil regional, con un promedio de 1.7 celulares por persona.

Al cierre de 2017, la Autoridad de los Servicios Públicos (ASEP) registró 5 millones 977 mil 641 líneas abonadas al servicio de telefonía móvil. El 89% era de  clientes prepago y el 11% de  contrato. Son más teléfonos celulares que personas. De esta cantidad, CWP tiene  un millón 682 mil 300 suscriptores activos. Los ingresos de data móvil de la compañía  crecieron 9% el año pasado.

En el país  la penetración total de internet como servicio en empresas y hogares también  aumenta con una cobertura de más de 51% en 2017 y que puede superar  el 60% este año, según la ASEP. Y hay 2 millones 112 mil 636 usuarios del servicio de internet según este ente. 

El mundo de las telecomunicaciones en Panamá generó ingresos anuales de más de 960 millones de dólares en 2017. De este monto, el  57% de los recaudos provino de los servicios de telefonía móvil, el 15% de internet, el 14% de los servicios básicos de telecomunicaciones,  y el 12% de servicios de telecomunicaciones y transporte.

La industria  emplea a 6 mil 890 personas entre las empresas de servicios de telefonía, internet, cable, centros de datos, call centers y otras actividades.

“Panamá, a lo largo de su historia, se ha convertido en hub de varios sectores, como el logístico, el marítimo, financiero y el de transporte aéreo. El país siempre ha logrado interpretar las tendencias mundiales para aprovecharlas y desarrollar centros de servicios, y ahora con la tecnología no es distinto. Existe todo el potencial para ser un hub tecnológico de clase mundial”, declara Spiegel.

El gran desafío  para disputar esta especie de  Copa del Mundo jugada por países que se han transformado en centros tecnológicos, radica en contar con la masa crítica de personas capacitadas para entender y manejar las tendencias  de la industria y aprovecharlas no solo para hacer negocios internos, sino para ser referencia a clientes de otros mercados que decidan, por ejemplo, alojar sus datos en data centers  en Panamá.

“Debemos lograr un balance para atraer al talento capacitado en tecnología al país y lograr también formar al capital humano local para las nuevas necesidades que surgirán. No se trata de formar buenos técnicos, sino de tener los mejores, porque la competencia en el mundo es feroz”.

Otro reto es contar con la legislación para crear valor agregado, desarrollar herramientas, patentar servicios y productos. “Ya la  conectividad la tenemos como país. Por aquí pasan todos los cables submarinos para estar conectados, lo segundo es  contar con la capacidad de procesamiento de datos y  también contamos con el servicio. Ahora lo que debe definirse es qué tipo de hub tecnológico queremos ser”.

Menciona que la internet ya no es tan joven y que el mundo ensaya   un tercer  ciclo en la red sujeto a la capacidad de rentabilizar la conectividad. “Panamá debe convertirse en un hub tecnológico  facilitador de la monetización de las plataformas, de las innovaciones y de los servicios tecnológicos”.

Típicamente, Panamá ha estado creando valor o preservando valor, pero ahora el gran cambio es cómo ser el centro que permita aprovechar y monetizar, o rentabilizar las tendencias mundiales. “Ha ido cambiando la forma de hacer dinero con los avances tecnológicos. Antes se vendían artefactos y productos, ahora se ofrecen servicios. Es el caso de la música, hoy no se venden cedés como tales, sino la música, y hay plataformas dedicadas al servicio de suministro de música muy exitosas; todo está evolucionando”.

Recuerda las economías consumidoras de tecnología, como  Panamá, en comparación con otras que se apalancan en el sector tecnológico para crear valor. Están los casos de Irlanda, Holanda y Nueva Zelanda, que le sacan provecho a la tecnología para mejorar la sociedad en la que viven. Y está el grupo de países como Alemania, China, Corea, Japón y otros que producen tecnología. “Panamá debe pasar de ser un consumidor de tecnología a apalancarse en ella para generar valor”.

Spiegel sostiene que aunque hay varios jugadores que proporcionan  el servicio de televisión por cable, internet y telefonía, la industria como un todo es más que eso, y en el país empieza a crearse un ecosistema tanto de empresas de telecomunicaciones como de servicios. Emprendedores con un mismo objetivo: ser aliados para que Panamá se transforme en el hub tecnológico que atraiga inversiones de afuera y que sirva de plataforma de servicios para empresas de toda la región.

“No son solo las empresas tradicionales del servicio los aliados en esto. Son jóvenes que desarrollan aplicaciones, profesores que enseñan tecnología, estudiantes del extranjero dispuestos a regresar para innovar, abogados expertos en regulaciones tecnológicas, banqueros que están utilizando nuevas plataformas y sistemas financieros conectados a la tecnología”.

imagen
 Roberto Cisneros-LP
El CEO de CWP  ve estas oportunidades como un ecosistema para atraer a Panamá  clientes internacionales y  empresas interesadas en asentarse  en el país. Aunque no solo para atender el mercado interno, sino servir   a la región desde sus sedes en Panamá. Desde el istmo crean valor y apalancan su desarrollo en nuevas tecnologías.

“El movimiento está, pero nos falta que, en lugar de dispararnos entre nosotros, busquemos protagonizar la monetización del hub tecnológico, conformarnos en una industria como lo es la marítima y la logística, que está mejor estructurada”.

Insiste en que la visión no debe ser limitada hacia adentro, sino hacia afuera, más global. “Si hubiésemos ampliado el Canal pensando en los barcos locales nunca se hubiese rentabilizado. Es lo mismo en materia de un hub tecnológico, si vamos hacia esa dirección tenemos que pensar en grande y tenemos muchas ventajas además de la conectividad para atraer a clientes de clase mundial”.

Detalla que la seguridad  que ofrece el país por tener una franja canalera protegida por un tratado de neutralidad suscrito por más de 80 países, le da una estabilidad a los centros de datos que operan en la zona.

“Internet de las cosas, big data, machine learning, inteligencia artificial, realidad virtual y realidad aumentada, y almacenamiento en la nube, todos son tendencias de la tecnología y es como si tuviéramos todos esos ingredientes para preparar una comida, si no sabemos usarlos o combinarlos no podríamos aprovecharlos”.

Es tiempo de elevar el estándar empresarial del país y de la comunidad. “Muchas personas tienen buenas ideas, tienen pasión y tienen el ánimo de emprender, pero desconocen cómo hacer una empresa rentable y no la saben administrar. Es momento de dar el salto para que las pequeñas y medianas empresas se sumerjan en el ecosistema de la innovación tecnológica”.

Indica  que la  transmisión de los datos en las redes celulares va a toda velocidad con las conexiones LTE, que tienen una cobertura de casi 80% y pronto llegarán a 90%. Es una autopista a alta velocidad.

El siguiente paso, la red  5G, aún está lejos, aunque hay países que hacen pruebas. Antes de que llegue esta red a Panamá, es fundamental que el regulador, en este caso la ASEP, libere más espectro para tener mayor capacidad y alcance, acota Spiegel. “No vamos a estar viendo todavía 5G, quizás  más allá de 2020, pero no mañana, aunque no soy Nostradamus tecnológico”.

Lo que sí está claro es que el panameño es totalmente móvil y esa ventaja lo hace un usuario que está listo para el siguiente paso en la transformación digital de su experiencia con distintos medios, servicios y plataformas.

“Ya se hacen compras por internet, pero en plataformas internacionales. Es hora de aprovechar esa ventaja y que las empresa locales despeguen en materia de comercio electrónico, ahí nos falta bastante”.

Julio Spiegel considera que en esta cuarta revolución, la tecnológica, el temor a que los robots sustituyan a los humanos no es el foco, sino cómo las máquinas se comunican entre ellas y se facilita el trabajo. “Es un ecosistema bien orquestado, conectado y donde hay un potencial enorme para aprovecharlo para nuevos negocios como el análisis de la data”.

Los avances en el mundo de las telecomunicaciones con las nuevas tecnologías llevan su ritmo de evolución. En algunas sociedades van a la velocidad de la luz; en otras, a un ritmo más lento. De todos modos tiene su propio pulso. “Hay una gran oportunidad para que Panamá se transforme en un hub tecnológico que permita generar recursos al mismo ritmo que se llegó a tener en la  Zona Libre de Colón o con los que generaban los servicios de las sociedades offshore o anónimas, pero todo esto toma tiempo, no es de un día para otro”.

La clave está en seguir el ritmo de la demanda del consumidor, y por ahora lo que están pidiendo es una mayor conexión y data.  La gran prueba  será dentro de menos de un mes, cuando los millones de dispositivos móviles conectados en Panamá se enciendan con la misión única de  apoyar a la selección desde cualquier punto  donde se encuentren los usuarios.

El Mundial de fútbol se jugará en Rusia, pero podrá vivirse en un móvil.

GALERÍA

PANAMÁ JUEGA EN EL ‘MUNDIAL’ TECNOLÓGICO

 

 
 
 
Traducir esta página
 
 
 
 
SUPLEMENTOS
Ellas
A la mesa
Buscafacil
Metro por Metro
 

© 2010-2015. Editorial por la Democracia S.A.  Derechos reservados.

Teléfono: (507)222-1222 Apartado 0819-05620 El Dorado
Ave. 12 de octubre, Hato Pintado Panamá, República de Panamá

Ediciones anteriores | Nosotros | Email