Edicion N░ 1021 | 10 de abril de 2018
Inicio Panel Principal PP Panamá Relieve Dossiers
 

entrevista

LECCIONES DESDE CHILE



ENTREVISTA

OSCAR CASTAÑO LLORENTE
[email protected]

imagen

EXPERIENCIA. Ossandon se desempeña como senador por la octava Circunscripción Senatorial, Santiago Oriente. Gabriel Rodríguez–LP LA

Chile se constituye en un espejo de Panamá. El país austral padeció una dictadura; hizo su transición hacia la democracia; basa parte de su desarrollo en la industria marítima–portuaria; sus habitantes gozan de uno de los ingresos per cápita más altos de América Latina; pero los recursos se hacen deficitarios para atender necesidades de la población.

 
Sobre estas coincidencias se expresa Manuel José Ossandon Irarrázabal, senador chileno del Partido Renovación Nacional, movimiento político integrante de la coalición de gobierno del presidente Sebastián Piñera. El parlamentario adversó al actual mandatario en las elecciones primarias del último torneo presidencial. Estuvo de visita en Panamá en representación de su país, con ocasión de la Asamblea Euro–Latinoamericana (EuroLat), y habló con Martes Financiero.
Panamá es un pivote de la región y quiere afianzar dicha condición.
 
¿Qué rol juega Chile en esta perspectiva panameña?
Somos el tercer cliente del Canal de Panamá y por lo tanto somos socios estratégicos. Ustedes son muy importantes para nosotros. Alrededor del 30% de nuestros productos, o sea gran parte de nuestro comercio exterior, entra o sale por su país. Y tienen desde aquí seis vuelos diarios a Chile. Panamá es un punto estratégico para diversas conexiones.
 
Somos un país con vocación marítima y ustedes también. Estamos unidos por eso. Ha mejorado nuestra relación comercial. Cerca del 30% del vino que se consume en Panamá es chileno, y espero que llegue a ser el ciento por ciento. Queremos ser mejores socios en el futuro.
 
Hace 10 años, Panamá firmó su primer Tratado de Libre Comercio con otro país, precisamente con Chile. ¿Cuál es su balance?
 
Muy positivo.
 
Es cosa de los números que le acabo de citar. Panamá es el primer receptor de inversión extranjera en la subregión de América Central. [Esto] podrá potenciarse, [con] la idea de que se solucionen los inconvenientes de ustedes para entrar en la Alianza del Pacífico. Pero no depende de nosotros, sino de ustedes. La Alianza del Pacífico tiene cierta reglamentación que no ponemos nosotros y que debe cumplirse. 
 
Somos socios que ya estamos vinculados, pero ojalá, por ejemplo, ustedes pudieran consumir nuestros vegetales o nuestras frutas, que pasan por acá hacia Estados Unidos o Europa. Esperamos que esta unión no solo sea a través de las embajadas sino también a partir de que se conozcan los pueblos y haya un intercambio cultural.
 
¿Cómo puede Chile apoyar a Panamá para mejorar su oferta de profesionales y de personal técnico calificado?
Los convenios internacionales son muy importantes. Porque claramente ustedes tienen la cercanía de Estados Unidos, pero eso les resulta mucho más caro que ir a Chile. Nosotros tenemos muy buenas universidades y muy buenos programas de pregrado y de posgrado. Eso hay que potenciarlo.
 
¿Qué ha hecho bien Chile para que pese a los cambios de gobierno con espectros ideológicos muy diferentes prospere la relación con Panamá?
No solo es con Panamá, sino en general con el mundo. Nosotros tuvimos una transición muy exitosa hacia la democracia, con instituciones sólidas, y esas instituciones las hemos cuidado. En este sentido, por ejemplo, en Chile se adelanta una discusión sobre el rol del Tribunal Constitucional. Cuando uno ve su desempeño en los últimos años, encuentra que su papel es el de dar estabilidad para que todas las leyes estén  acorde con la Constitución. 
 
Por otro lado, un tremendo ejemplo nos ha dado el presidente Piñera, pues una vez él asume como presidente, le pide la renuncia al director de Carabineros, que venía de un caso de corrupción de la Policía. Es una forma de sacar las manzanas podridas, porque la gente en Chile quiere mucho y respeta a la Policía, pero esta se estaba desprestigiando porque no se hacía nada ante a un acto de corrupción que era real. Pero eso no quiere decir que la institución sea corrupta.
 
¿Cuál puede ser la mayor virtud de la propuesta empresarial de Chile?
El capital humano, que cada día está mejor preparado. El Gobierno hace un esfuerzo inmenso para educar a la gente. El 60% de la población más vulnerable accede a la educación universitaria de manera gratuita. Pero ahora el presidente se comprometió a que en los próximos cuatro años el 90% de las personas acceda gratuitamente a una formación técnica. 
 
Además hemos trabajado en la tecnología y la eficiencia. La agricultura que realizamos hoy, nada tiene que ver con la de hace 30 años. Un ejemplo: conocí una finca de 700 hectáreas cuya capacidad de agua permitía regar solo 100 hectáreas. Y con tecnología y con la misma disposición de recursos hídricos se riegan hoy las 700 hectáreas. La tecnología nos permite competir en calidad con las mejores frutas del mundo. Igual ocurre con el vino que producimos: es de muy buena calidad y a unos precios muy competitivos.
 
Chile tiene una de las industrias mineras más avanzadas. ¿Qué debe tener en cuenta Panamá para hacer sustentable esta industria, que también genera temores?
 
Los proyectos deben desarrollarse de manera sustentable en términos económicos, ambientales y sociales. Es una mesa que tiene tres patas, y si una pata se corta, la mesa queda coja. O sea que los proyectos deben ser rentables económicamente y  amigables con el medio ambiente, y también deben producir un beneficio social fuerte.
 
Hasta hace unos años las economías de la región se apoyaron en los ‘comoditties’. ¿Hacia dónde deben apuntar ahora?
 
Al valor agregado. En Chile tenemos una discusión sin resolverse, sobre cómo vamos a enfrentar la explotación del litio en el futuro. Nosotros tenemos el desierto de Atacama, que puede constituirse en el mayor productor de energía eléctrica del mundo. Y queremos saber cómo vamos a darle valor agregado al litio. [Si] vamos a producir y entregar el material; [si] vamos a producir baterías; si el mercado mundial de autos se dirige a los eléctricos, en tal caso, en Chile va a poder usarse el cobre para los cables, y el litio para las baterías y en energía solar. Ese valor agregado puede ser un potencial tremendo para Chile.
 
¿Qué otra agenda económica tiene Chile con impacto en la región?
Nos hemos ido quedando en el desarrollo de los puertos, ya sea con inversión privada o pública. En carreteras tuvimos hace unos años una tremenda inversión mediante concesiones. Ahora tenemos buenas vías pero colapsadas. No sacamos nada con una tremenda terminal portuaria sin carreteras, o autopistas con puertos incapaces de recibir los grandes buques. Un senador y exalcalde, líder del norte de Chile, viene difundiendo esta situación hace muchos años. [Él] dice que nos estamos quedando atrás [porque] cada vez habrá menos barcos aunque más grandes. Y si nosotros no tenemos puertos para recibir esos barcos —a propósito, ustedes ensancharon el Canal—, se pierde la oportunidad.
 
Chile es un país que está creciendo, y todo empieza a quedarse chico cuando uno crece. Estamos en la crisis de la pubertad. 

LECCIONES DESDE CHILE

 

 
 
 
Traducir esta página
 
 
 
 
SUPLEMENTOS
Ellas
A la mesa
Buscafacil
Metro por Metro
 

© 2010-2015. Editorial por la Democracia S.A.  Derechos reservados.

Teléfono: (507)222-1222 Apartado 0819-05620 El Dorado
Ave. 12 de octubre, Hato Pintado Panamá, República de Panamá

Ediciones anteriores | Nosotros | Email