Edicion N░ 1009 | 09 de enero de 2018
Inicio PP Panamá Relieve Dossiers
 

la voz calificada

GOBIERNO CORPORATIVO: ¿RETO,TABÚ O MITO?



DESARROLLO

JOSÉ TEÓFILO CAMPODÓNICO
[email protected]

Pretender  hablar del gobierno corporativo  en Panamá pareciera en muchos de los casos que se estuviera hablando en arameo, en otros de los casos como si se tratara de algún descubrimiento científico para generar inmortales, y no es ni lo uno ni lo otro.

El gobierno corporativo como tal, tiene su origen, según sus estudiosos, en la década de los 90 con un concepto como gobernanza, aparentemente del griego kybernan, utilizado por Platón para denominar el modo de gobernar a los ciudadanos.

En la Edad Media (siglo XIV), apareció el término gouvernance, definiendo el arte o manera de gobernar y de allí se pasó al inglés con el término governance.

Desde 1380, según datos bibliográficos, se desplazó del portugués governança al español en 1803 en el Diccionario de la Real Academia Española (DRAE) como gobernanza.

En el DRAE, se hace mención de que gobernanza es “el arte o manera de gobernar que se propone como objetivo el logro de un desarrollo económico, social e institucional duradero, promoviendo un sano equilibrio entre el Estado, la sociedad civil y el mercado de la economía”.

Aquí el tema que abordamos da un salto para convertirse en lo que hoy conocemos como gobierno corporativo, fundamentalmente por la necesidad que tenían los accionistas de una empresa para conocer qué se estaba haciendo con su dinero y cuáles eran las expectativas a futuro.

“Un tabú” es una conducta moralmente inaceptable por una sociedad, grupo humano o religión, sin embargo, con el agravante de desconocer sus funciones y responsabilidades la sociedad panameña conoce muy bien que un alto porcentaje de directores externos de las empresas reguladas y no reguladas llegan allí solo por el gran vínculo de la amistad o para cobrar un favor.

Establecido esto, hablar de gobierno corporativo es simplemente para cubrir apariencias y en muchos de los casos vanagloriarse de tenerlo.

“Un mito” se refiere a acontecimientos protagonizados por seres sobrenaturales, extraordinarios o fantásticos y, sobran los ejemplos en nuestra sociedad que igual se hacen expertos en carreteras, como en educación, alimentación y gobierno corporativo.

Son esos seres los que con el gran afán de figurar y hacerse notar simplemente hacen eso: figurar, tienen conflictos de intereses, cumplen con su interpretación de la ley y no con ella y viven explicando la verdad, olvidando que la verdad no necesita explicación.

En Panamá, el gobierno corporativo se viene aplicando en organizaciones públicas y privadas, sin embargo, sorprende observar que sea obligatorio o voluntario su adopción, se adopta aparentemente a la conveniencia de cada organización.

Por ello, adoptar el gobierno corporativo se convierte en un reto, ya no un tabú o un mito, dado que cumplirlo tiene una base muy elemental en los principios de “buenas prácticas” que paso a enumerar:

1. Facilitar el ejercicio de los derechos de los accionistas.

2. Garantizar trato equitativo a todos los accionistas, sin exclusión de cantidad de acciones, sean nacionales o internacionales.

3. Los miembros del directorio deben estar calificados para sus posiciones, comprender su rol en el gobierno corporativo y ejercer juicio atinado en los asuntos de la empresa.

4. El directorio debe aprobar y vigilar los objetivos estratégicos de la empresa y valores de la organización.

5. El directorio debe establecer líneas claras de responsabilidad y rendición de cuentas.

6. El directorio debe garantizar que existe fiscalización adecuada consistente con las políticas del directorio.

7. El directorio debe utilizar el trabajo conducido por la auditoría interna, auditores externos y la función de control interno.

8. El directorio debe garantizar una política y prácticas de compensación consecuentes con los objetivos y estrategia de la empresa a largo plazo y su ambiente de control.

9. La empresa debe ser gobernada de manera transparente, obligándose a revelar la situación financiera, los resultados, la titularidad y el gobierno de la empresa.

10. El directorio debe entender plenamente la estructura operativa de la empresa, incluyendo otras jurisdicciones a través de estructuras que impiden la transparencia.

11. Reconocer el derecho de todas las partes interesadas establecidas por ley o a través de acuerdos mutuos.

Por los puntos expuestos en líneas anteriores, sin duda que el lector en estos momentos pudiera estar pensando ¿y qué se cree este? ¿cuándo se va a lograr cumplir esto en Panamá? Bien, por ello, es un reto.

Pues es una labor de todos, desde el panameño de a pie, hasta el más encumbrado y esto es: exigir rendición de cuentas.

La esencia de la rendición de cuentas es la transparencia, si lo haces bien, cumpliendo con honestidad, honradez e integridad, no existe razón para no ser transparente.

Para ello, no solo se trata de que las organizaciones tengan un manual de gobierno corporativo, sino que además se hace obligatorio que exista un reglamento de junta directiva y de allí que el comité ejecutivo cuente también con el suyo, que los auditores externos se contraten por dos años y que exista una política escrita real de rotación de la firma de auditores.

Que el código de ética no sea simplemente un documento con letra muerta, sino que además se cuente con un comité de ética que cumpla con su rol de señalar las faltas a la ética que cualquier miembro de la organización realice, que esté plenamente establecido lo que constituye un conflicto de interés, que exista política para la valoración, aprobación y revelación de operaciones vinculadas, que la rendición de los estados financieros se realice según NIC y NIF.

Entonces, es obligante para desestimar el tabú o el mito, que los directorios adopten buenas prácticas y que la sociedad panameña pueda tener confianza en regulados y reguladores, y en las empresas que adoptan el gobierno corporativo como una cultura organizacional.

MÁS NOTAS

LA ESTRATEGIA DEL ‘VENTURE CLIENT’ Y EL BIENESTAR ECONÓMICO
CONTRATAR TALENTO SÉNIOR
GOBIERNO CORPORATIVO: ¿RETO,TABÚ O MITO?

 

 
 
 
Traducir esta página
 
 
 
 
SUPLEMENTOS
Ellas
Recetario
Buscafacil
 

© 2010-2015. Editorial por la Democracia S.A.  Derechos reservados.

Teléfono: (507)222-1222 Apartado 0819-05620 El Dorado
Ave. 12 de octubre, Hato Pintado Panamá, República de Panamá

Ediciones anteriores | Nosotros | Email