Edicion N░ 1005 | 05 de diciembre de 2017
Inicio Panel Principal PP Panamá Dossiers
 

dossier

LA VITRINA DEL ‘E-COMMERCE’ ES EL MUNDO



NEGOCIOS

REYNA KATIUSKA HERNÁNDEZ
[email protected]

imagen
VENTAJA. La comodidad de la compra, el surtido, la seguridad del sistema de pago atraen a los usuarios a la compra en línea. LA PRENSA/Jazmín Saldaña
El consumidor está listo para el comercio electrónico. ¿Y  lo estarán los comerciantes locales?

El más reciente estudio de Tendencias Digitales de Datanálisis indica que en América Latina y el Caribe, el 42% de los usuarios de internet ha hecho compras en línea. En Panamá, pese a tener una de las penetraciones de internet más altas de la región, con el 66% o su equivalente a 2 millones 705 mil  usuarios conectados, las compras en línea están por debajo del promedio, con 38% de los usuarios que manifiesta que ha comprado por este medio.

“Ya una proporción importante de los usuarios de internet en la región han comprado al menos una vez por internet y cada vez más empresas orientan sus modelos de negocios a ofrecer una experiencia multicanal que complemente su oferta tradicional de puntos de venta”, dice Carlos Jiménez, socio director de Tendencias Digitales.

El potencial del comercio electrónico en la región es enorme. Un estudio de eMarket detalla que las ventas con esta plataforma para los minoristas en todo el mundo continuarán presentando ganancias sólidas este año, y aumentarán   23.2%, para alcanzar los 2.2 millones de millones de dólares.

“Este año, por primera vez, las ventas de comercio electrónico representarán una décima parte de las ventas minoristas totales en todo el mundo”, precisa el informe de eMarket.

Las ventas físicas al detal  crecerán al cierre de este año  5.8%, alcanzando los 22.73 millones de millones de dólares, impulsadas principalmente por las ventas en China.

El grueso del comercio electrónico, con el 69.1%, se lo reparten Estados Unidos y China. Una muestra de ello es que en una sola fecha, el gigante del e-commerce chino, Alibaba, vendió 25 mil 400 millones de dólares en el Día de los Solteros que se celebró a principios de noviembre.

Mientras que en el Día de Acción de Gracias  los consumidores estadounidenses gastaron más de 2 mil 870 millones de dólares en compras en línea, y en el Black Friday más de 5 mil millones de dólares, según Adobe Analytics,  que revisa millones de páginas web de tiendas minoritas.

Para el Cyber Monday que fue el 27 de noviembre, las compras fueron por  más de 6 mil 600 millones de dólares, de los cuales mil 600 millones de dólares se efectuaron a través de dispositivos móviles.

Paolo Giordano, experto en comercio e integración del Banco Interamericano de Desarrollo, a través de un foro en directo por Facebook, dijo que el comercio electrónico puede darle un gran impulso a las exportaciones en América Latina y el Caribe. Sin embargo, Giordano analiza que en la región, en comparación con Asia, las transacciones son menores. Mientras un consumidor asiático hace 22 transacciones anuales en promedio de compras  en línea, un latinoamericano hace apenas 9 compras.

“Se estima que en el mundo el comercio electrónico representa 15 millones de millones de dólares, sumando tanto el mercado de empresas a empresas o conocido como B2B (Business to Business) que es el de mayor impacto económico aunque se conoce menos, y el de empresas  a consumidores o B2C (Business to Consumer)”, precisa Giordano.

En América Latina, el segmento de mercado B2C representa 47 mil millones de dólares. “Aún es marginal respecto al comercio tradicional en la región, pero está creciendo a grandes pasos. Mientras que el comercio regular se redujo en 15% en el subcontinente en 2015, el comercio electrónico crecía al 24% anual del comercio al consumidor, lo cual denota una explosión enorme”, agregó.

El experto del BID precisó que el comercio electrónico que se hace entre países, en América Latina es de 15%,  lo que se conoce como el e-commerce transfronterizo. “El latinoamericano está acostumbrado a hacer compras en línea a otros países y portales internacionales”.

La oportunidad para que pequeñas, medianas y grandes empresas desarrollen plataformas para vender sus productos y ofrecer sus servicios en línea es grande, dado que los latinos están todo el tiempo conectados a las redes sociales.

El gran desafío en materia de comercio electrónico para la región es lograr que el consumidor, que ya está enganchado con las redes sociales, comience a comprar en portales en línea locales, comenta el experto.

Sostiene además que las empresas al empezar a generar ventas en línea obtienen unos datos que son muy valiosos, pues se dice que los datos son el nuevo petróleo del mundo y pueden conocer bien a sus usuarios y consumidores en cualquier parte del mundo.

“El impacto de la tecnología sobre la competitividad es enorme. Pensar en temas de escala cuando se es una empresa mediana, grande o pequeña y solo se vende en físico, el mercado es tu vecindario, tu ciudad y quizás tu país, pero cuando se sube  en el comercio electrónico, el mercado se vuelve el mundo. Se eliminan fronteras y se acortan las distancias de manera fenomenal”, resaltó Giordano.

La estrategia del comercio

imagen
DATOS. Más de 64% de los consumidores cuando acceden a un sitio web para comprar, dejan algún producto en el carrito y no efectúan la transacción.  Fotolia
Carlos Jiménez, de Tendencias Digitales, señala que las empresas panameñas deben enfocarse en que a través de medios electrónicos, incluyendo portales de venta, e incluso por redes sociales como Instagram, pueden fortalecer los canales para que los usuarios ya cautivos tengan mayor facilidad y nuevas experiencias de compra.

Con el comercio en línea pueden vender más a los que compran en físico. Los usuarios buscan en internet facilidades como medios de pago en línea, revisan los comentarios de otros consumidores sobre la experiencia de compra o del servicio, y están dispuestos también a calificar el sitio.

Otro servicio que se les  puede proporcionar a los consumidores es  chatear en línea con alguien de la tienda, para orientarlos sobre la compra.

Jiménez precisó que más del 64% de los consumidores panameños cuando acceden a un sitio web para comprar, dejan algún producto en el carrito  y no efectúan la transacción.

Las razones van desde “no estaban seguros de la compra” (45%), “decidieron no comprar” (37%), “por costos inesperados” (34%), y otros dicen que “encontraron otro precio” (29%). El 19% manifestó que no les convenía el tiempo de entrega.

Jiménez precisa que el otro objetivo de las tiendas es convencer a quienes aún no son compradores en línea. Las principales barreras que tienen que superar, es que 52% de los usuarios, aunque les gusta ver los productos en línea, temen recibir un producto distinto cuando compran.

La seguridad es otro obstáculo, pues el 33% de los posibles compradores manifestó que no le gusta dar su tarjeta de crédito y el 37%, que es una proporción importante, dice que quisiera comprar en línea, pero no tiene tarjeta de crédito para hacerlo.

En este caso ha surgido el cash on delivery, para que el consumidor pague al retirar el producto en una tienda o empresa de encomienda.

En Panamá varias  empresas apuestan  por el comercio electrónico. Tiendaclub.prensa.com es un portal para socios de La Prensa, y extiende los beneficios de descuentos con comercios y aliados para comprar de forma segura a través de dispositivos móviles y computadoras.

“El comercio electrónico es una tendencia, es importante que los usuarios hagan su compra en sitios seguros, que revisen el pago que realizaron y que tomen en cuenta las políticas de retorno en caso de algún problema, y tomen en consideración la garantía en caso de que adquieran productos electrodomésticos”, comentó Stephanie Lievano, de nuevos negocios de Corprensa, quien señaló que cuentan con un sitio seguro con facilidades para el usuario.

Anticipa que para 2018 se lanzará Ellas Shop, una sección para la compra en línea a través de la plataforma de la revista de Corprensa.

Kennedy Home, en el segmento de productos para el hogar, también ha innovado en el negocio en línea. “Tenemos dos años en el mercado panameño. Contamos con un establecimiento desde  2015 y ahora decidimos apostar y entrar en la nueva tendencia de comercio electrónico por su efectividad de venta y reconocimiento de nuestro mercado. No podíamos conformarnos con una página corporativa que solo brinda información, y la plataforma e-commerce es una gran vía de negocios creciendo en el país”, precisó Kerlys Polo, del departamento de mercadeo de Kennedy Home.

Detalla que tanto en la tienda física como en línea ofrecen los mismos productos y semanalmente colocan promociones para los consumidores.

“Los consumidores de ventas internacionales (Amazon y otros) son los primeros en comprar en línea en empresas locales, ya que están totalmente acostumbrados a hacer sus compras online y los procedimientos de pago son cada vez mas diversos y seguros”, agrega.

Al estar en Panamá se ofrece la facilidad de recibir el producto más rápido y de forma efectiva, y el cliente cuenta con asesoría del personal de la tienda en caso de alguna duda.

Otras iniciativas incluyen promociones de venta en línea de ciertas ofertas como Sportline America, que apostó por el comercio electrónico para ofrecer cajas sorpresa de productos por una temporada.

“Las Mistery Box son un concepto de venta que viene creciendo a nivel mundial y son muy apreciadas por los compradores, ya que siempre tienen un alto porcentaje de ahorro que ir a comprar cada artículo a precio regular. Entonces estás al frente de un cliente que vive y siente la emoción de comprarse el regalo  recibiendo una caja llena de artículos que le enviamos según las preferencias que colocaron al momento de su compra”, explica  Jackeline Ruiz, gerente regional de Marketing Digital de Sportline America.

La tendencia es que tanto pequeños, medianos como grandes tiendas del sector retail panameño traspasen la frontera de lo físico a lo digital y promocionen sus productos y servicio en línea para llegar a más consumidores, y ofrece una alternativa a los tranques de la ciudad que obstaculizan la llegada a tiempo a centros comerciales.

Un estudio de la empresa Nielsen resalta que cuando se trata de comercio electrónico minorista, la conveniencia, la relación entre el precio y el valor, el surtido y la experiencia del cliente, son los que impulsan la decisión de compra.

Panamá es campeón en logística moviendo el comercio mundial por el Canal; es hora de moverlo en línea e impulsar al sector retail local y a pequeñas y medianas empresas y emprendedores.

Así sucede en Brasil, la potencia del e-commerce de América Latina.

GALERÍA

MÁS NOTAS

DICIEMBRE TAMBIÉN ES CUESTIÓN DE VINOS Y CANASTAS
LA VITRINA DEL ‘E-COMMERCE’ ES EL MUNDO

 

 
 
 
Traducir esta página
 
 
 
 
SUPLEMENTOS
Ellas
Recetario
Buscafacil
 

© 2010-2015. Editorial por la Democracia S.A.  Derechos reservados.

Teléfono: (507)222-1222 Apartado 0819-05620 El Dorado
Ave. 12 de octubre, Hato Pintado Panamá, República de Panamá

Ediciones anteriores | Nosotros | Email