Edicion N░ 1002 | 14 de noviembre de 2017
Inicio Panel Principal PP Panamá Relieve Dossiers
 

relieve

¿LA EDUCACIÓN SUPERIOR PARA QUÉ?



TRANSFORMACIÓN CURRICULAR

ÓSCAR CASTAÑO LLORENTE
[email protected]

imagen
Una viñeta de Mafalda sobre la educación superior tuvo vigencia en nuestro país. La pequeña gran contestataria se quejaba de aquel profesional recién graduado que “...¡zas!, se va al extranjero”.

Carente de  una oferta integral de estudios de postgrado, es decir, de especializaciones, maestrías y doctorados, los otrora profesionales panameños ni siquiera habían recibido el diploma cuando ¡zas!, tenían listas las maletas para continuar con su itinerario académico en el exterior, en particular en Estados Unidos.

Las cosas cambiaron. Un país como el nuestro ya no va a irse para ninguna parte, al contrario de lo que anticipaba la criatura de Quino, por la sencilla razón de que los profesionales panameños, estudiantes, graduados en ciernes o con trayectoria laboral a cuestas, tienen acceso a una oferta de programas elaborada por 5 universidades públicas y 41 privadas.

Entre ambas categorías se totalizan mil 174 planes curriculares distribuidos en diplomados, licenciaturas, especializaciones, maestrías y doctorados, según establece el informe ¿Por qué priorizar la formación técnica? del consultor panameño René Quevedo. 

imagen

Carlos Guevara Mann, director de  maestrías de  Florida State University–Panamá.  LA PRENSA |Archivo

Panamá tampoco se irá  “...¡al extranjero!”, como llegó a corregir Mafalda antes de aparecer en escena su mamá, tras el ajuste curricular en marcha en varios programas de postgrado. Los centros de educación superior priorizan las expectativas de los alumnos en vez de alinderarse con las necesidades del mercado.
Oficial

“Nuestra propuesta busca un desarrollo de consciencia en el estudiante. Él debe saber por qué dedica tiempo y recursos a un esfuerzo aun más difícil que el pregrado. Un aspirante a titularse en una maestría o en un doctorado debe estar convencido de que antes de cualquier cambio profesional, primero debe transformarse él”, explica Eric Santamaría, director de postgrado de la Universidad de Panamá.

Santamaría comenta el planteamiento “ético” de los programas de la Universidad de Panamá, para apuntalar  una “humanización de los estudiantes” con un énfasis “cada vez más determinante” en sus necesidades como factor de desarrollo. “El alumno se vuelve un elemento con estas cualidades en la medida en que sepa y conozca su papel en los avances del país”.

Para efectos didácticos, explica Santamaría, la especialización se constituye en una formación alterna o una carrera intermedia que aporta una titulación como especialista en un área de conocimiento. “Entiéndase esta denominación desde el punto de vista académico, alguien como un técnico de un campo en particular”.

La maestría, compara, es diferente en cuanto que propende a un alto dominio de la especialidad en el ámbito para el cual se formó la persona. “Es la excelencia del conocimiento”, con el requisito adicional de la formación, además de la consolidación de los aspectos “conceptuales, procedimentales y actitudinales”.

imagen

Vivian Carles, codirectora de Execution.
LA PRENSA | Gabriel Rodríguez

Las maestrías en el máximo centro de educación superior oficial del país se dividen en aquellas de índole profesional, las cuales concluyen con un proyecto de intervención, y las de tipo académico cuya finalización radica en una tesis.

“El doctorado es la excelencia lograda por el gestor innovador de conocimientos. Una persona que está creando saberes y se vale de estos para innovar, cambiar o crear otras estructuras. No está de más recordar que si no se asimiló en la maestría la formación requerida para gestionar conocimiento a través de un proceso de investigación, cuando se llega al doctorado se pasa muy mal. Estos postgrados ya no apuntan a tener a los alumnos sentados escuchando una clase”.

Requieren, en cambio, que se dediquen por completo a un proyecto investigativo que tenga un grado de transferencia y de información básica según las necesidades del país. 

Privadas

Del otro lado están los centros de educación superior privados y “el círculo virtuoso de enseñanza”, apuntado por Jorge Arguindegui, rector de la Universidad Alta Dirección del Grupo Educativo ADEN, a propósito de la manera como sus profesores de postgrado sirven de rotor entre los alumnos, la institución y el sector empresarial.

imagen

Eric Santamaría, director de postgrados de la Universidad de Panamá.  LA PRENSA | Ana Rentería

“Dentro de lo práctico y eficiente de nuestros profesores, es que normalmente complementan su cátedra y su trabajo como consultores empresariales. Ellos están todos los días en la faena [del mercado] y les van a enseñar a los estudiantes aquello asimilado en la práctica”. Así se crea un ciclo “enriquecedor” para todos: del profesor al alumno; del alumno a la empresa donde trabaja; y esta convoca después, dado el caso, al profesor como consultor.

ADEN, complementa su director ejecutivo Cristian Ramos, presenta al público dos tipos de maestría, una de ellas el Executive MBA —en alusión al término en inglés, Magister Business Administration—, para ejecutivos con experiencia gerencial, jerárquica, en toma de decisiones. La maestría profesional se centra en los jóvenes  que acaban de obtener su grado y tienen la meta de incorporar herramientas de alta dirección a temprana edad.

La institución, de origen mendocino, con 25 años de historia y 15 de presencia en Panamá, ofrece un DBA o doctorado en Business Administration. “Es el equivalente al PHD, aunque se diferencia en que se creó para quienes se desempeñan profesionalmente en el ámbito empresarial. Básicamente es el desarrollo de la tesis doctoral, que sí o sí, se dirige a la investigación en el área de management”.

Enfocado en el estudiante como objetivo primordial, sobre todo en los profesionales recién graduados y con poca o ninguna experiencia, Florida State University–Panamá incorpora dos módulos o “coloquios” dentro de su maestría de Asuntos Internacionales.

“Buscamos enseñarles [a los estudiantes]  cómo funcionan un estudio de postgrado”, detalla Carlos Guevara Mann, director de esta maestría. El programa, agrega, tiene una base “liberal” para formar “al individuo en diferentes áreas”, pero con el común denominador de llevarlo hacia la apertura del mundo. “Inculcamos en los estudiantes una expansión de sus horizontes intelectuales; un ensanche hacia nuevas herramientas analíticas”.

imagen

EQUIPO. Integrantes de la Universidad Alta Dirección del Grupo Educativo ADEN: Cristian Lupiañez, director de mercadeo; Cristian Ramos, director ejecutivo; y Jorge Arguindegui, rector.    LA PRENSA | Crédito

Cursados los dos coloquios, siguen 10 cursos de mayor intensidad repartidos en tres áreas principales: relaciones internacionales, respecto del sistema internacional y la globalización; enfoque programático según elija el alumno entre las opciones de historia, ciencia política o políticas públicas; y áreas de desarrollo en ambiente o en aspectos urbanos, más que nada de países en desarrollo.

El valor adicional más importante de los postgrados radica en la posibilidad de establecer una red de contactos o de networking, como dicen en el exterior. “A medida que el profesional avanza en sus estudios, va conociendo profesionales con iguales o mejores capacidades laborales. Personas con las que más adelante pueden hacerse alianzas y/o negocios”, comenta Vivian Carles, directora de la firma Execution Advisory Group y asesora de al menos 30 compañías panameñas y extranjeras y de universidades instaladas en el istmo.

En el fondo, recalca la consultora, la importancia de un postgrado no es otra que la de balancear las fortalezas y debilidades de un profesional. En ADEN hablan de la fuerza de sus MBA para desarrollar un manejo holístico o total de una empresa.

En la Universidad de Panamá destacan la búsqueda de calidad de vida por el individuo para emanciparse y después dirigir sus conocimientos hacia el desarrollo del país. En Florida State University entronizan la concepción liberal de su maestría para hacer de este mundo algo menos ancho y ajeno. Y Mafalda debe de estar en casa, sin  haberse ido al extranjero, estudiando su doctorado en derechos humanos.
 

¿LA EDUCACIÓN SUPERIOR PARA QUÉ?

 

 
 
 
Traducir esta página
 
 
 
 
SUPLEMENTOS
Ellas
Recetario
Buscafacil
 

© 2010-2015. Editorial por la Democracia S.A.  Derechos reservados.

Teléfono: (507)222-1222 Apartado 0819-05620 El Dorado
Ave. 12 de octubre, Hato Pintado Panamá, República de Panamá

Ediciones anteriores | Nosotros | Email