Edicion N░ 1002 | 14 de noviembre de 2017
Inicio Panel Principal PP Panamá Relieve Dossiers
 

informe central

INCUBAR EL EMPRENDIMIENTO



FORMACIÓN

REYNA KATIUSKA HERNÁNDEZ
[email protected]

imagen

CAMINO AL ÉXITO. Kathia Broce, Euclides López, Melibeth Ambulo Rivera y Antonio James forman parte de los 15 proyectos incubados en la UTP para innovar con negocios en ciencia, ambiente, logística, servicios y transporte.  LA PRENSA | Roberto Cisneros

Todos tienen ideas  de emprendimientos, pero muy pocos las desarrollan o llegan a concretar un plan de negocios para iniciar la ruta hacia el establecimiento de una empresa de arranque o StartUp y conquistar el mercado. 

El estudio Monitor Global de Emprendimiento o GEM detalla que en Panamá el 39% de la población económicamente activa es un potencial empresario  y que el  13.2% son ya emprendedores en la etapa temprana de sus proyectos.

La Universidad Tecnológica de Panamá es una de las casas de estudio que se enfoca en promover el ecosistema emprendedor entre los estudiantes y no solo formar  los ingenieros y licenciados para el mercado tradicional.  Zoila Yadira G. de Castillo, directora de Gestión y Transferencia de Conocimiento, explora que el emprendimiento es parte de las políticas de la UTP, y entre las misiones está “aportar a la sociedad, capital humano integral, calificado, emprendedor e innovador”.

En la práctica, los estudiantes son expuestos a  una  materia llamada Formación de Emprendedores que se dicta en todas las facultades de la universidad; se da  otra electiva como Innovación Tecnológica Patentable, en la que  los estudiantes presentan  una solicitud de patente redactada.

Además de  la cátedra  Creatividad  se enseña la metodología Design Thinking para generar ideas innovadoras que puedan solucionar problemas y transformar sus comunidades o llegar a ser las futuras Facebook, Amazon, Google y Apple y otras empresas exitosas del futuro.

Los resultados comienzan a dar sus frutos. UTP Emprende y UTP Incuba son dos iniciativas de la universidad que se iniciaron en  2010 y desde entonces han logrado  incubar 24 empresas, de las cuales  3 son internacionales  y una más genera  más de 3 millones de dólares anuales en operaciones, menciona Zoila de Castillo.

 Producto de concursos internos como Empréndete, se tienen actualmente 15 proyectos incubados. Y no se trata de un movimiento concentrado en la capital, sino en todo el país. Dos  innovaciones son de 
imagen

Kathia Broce  es química y emprende en el área científica.

Chiriquí, cuatro de Veraguas, una de Azuero, dos de Panamá Oeste, otras dos  de Colón y cuatro de la sede central en Panamá.

Mentes creativas

Cuando se estudia en una universidad, muchos alumnos se enfocan en obtener un título y conseguir pronto un trabajo para generar ingresos.  Quizás la mayoría se traza ese  objetivo inicial en sus carreras, hasta que algo extraordinario ocurre en el camino. Se topan con un letrero en un pasillo o con un panfleto, que los hace reaccionar y salirse del margen. Llegan a plantearse: ¿Y por qué no crear mi  propia empresa?

Emprender es casi como una misión  apostólica: muchos son llamados, pero pocos los escogidos o los que se deciden por seguir ese camino.  Requiere persistencia, mucho esfuerzo, estar enfocado en lo que se quiere hacer, tener los objetivos bien claros y sobre todo creer en el proyecto que se desarrolla para no sucumbir con los primeros problemas que se enfrenten.

Kathia Broce, Euclides López, Melibeth Ambulo Rivera y Antonio James forman parte de esa estirpe de emprendedores
que emergen hoy en Panamá. Apuestan por innovar y crear soluciones a los problemas del mercado, para dar su propia propuesta y no esperar como siempre las que llegan del exterior.

Broce es licenciada en Química y actualmente es investigadora del Centro de Investigaciones Hidráulicas de la UTP y trabaja con todos los sistemas marinos costeros enfocada en ambiente; y analiza la
imagen

Euclides López estudia cuarto año de ingeniería electromecánica y emprende en medio ambiente.

influencia que tienen los metales pesados sobre los ecosistemas.

Comenzó un proyecto con UTP Emprende en el que se unió con Alejandrina Batista para solucionar el problema   de analizar algunos materiales y compararlos con otros. Este propósito exige  la creación de elementos similares inexistentes. “La idea de negocio es hacer esos materiales que no existen y que sirvan  para las pruebas de calidad de los  laboratorios”, menciona.

El emprendimiento de Kathia busca innovar en las ciencias naturales y en la matriz de análisis de elementos sin estudiarse,  para aplicarlos a las necesidades de las industrias en el futuro.  “Vamos a crear  esos materiales de referencia que puedan usar los laboratorios en los controles de calidad de los productos e incluso servirán para analizar cómo reaccionan al colocarlos en algún ecosistema”.

 Broce cree que las universidades y el país transitan el camino de promover el  emprendimiento. Hay muchas iniciativas de financiamiento que  pueden aprovecharse. Euclides López agrega que en un país  donde hay de todo y la economía lleva varios años creciendo, muchas veces emprender no es el camino más fácil.

“Tenemos muchas ideas y Panamá cuenta con jóvenes muy talentosos con capacidades extraordinarias, pero tienen que estar dispuestos a sacrificarse y a esforzarse para lograr sus emprendimientos”, apunta López, quien decidió apostar por el medio ambiente para innovar.

Su plan es hacer del reciclaje una idea de negocio sostenible en el que puedan participar tanto empresas como el ciudadano común. Su proyecto está incubado en la UTP y apuesta a ganar capital semilla en la Secretaría Nacional de Ciencia y Tecnología para llevarlo al siguiente piso: el desarrollo a gran escala. 

imagen

Antonio James  estudia licenciatura en Logística y emprende en herramientas para la industria aduanera y comercial.

López tiene más de siete ideas y no para de pensar en cómo crear nuevos emprendimientos.  Mientras, estudia los últimos años de Ingeniería Electromecánica y trabaja por su cuenta.

“Lo interesante de esto es que constantemente van a los salones a anunciar sobre los planes para emprender para que los estudiantes tomen la iniciativa, pero muchos no sacan tiempo o están ocupados en las materias. En mi caso me decidí  a ir y presentar cerca de siete ideas para emprender. Pasé  tres meses eligiendo e investigando cuál era la idea por la cual iba a apostar”. Finalmente se decantó por la iniciativa para promover el reciclaje, una labor que en Panamá  llega con dificultad a 2.5% de los desechos que se reciclan,  mientras que en Alemania se trata  el 98% de los materiales. La oportunidad de promover la cultura del reciclaje es enorme.

La clave del  progreso para López fue el asesoramiento que le dieron en la universidad para aprender a armar el proyecto, y dedicarle todo el tiempo posible a su idea.  “Muchos eligen trabajar, en lugar de emprender”, acota López. En tanto  que Melibeth Ambulo Rivera  opina que ser colaboradora en una empresa no es malo, porque puede aprenderse de esa dinámica para luego innovar por su propia cuenta.

Habla con propiedad porque trabajó en una consultora de ingeniería, durante un tiempo en el área administrativa y de negocios. Ahora   desarrolla su propio proyecto de consultoría y asesoría empresarial, además de otros relacionados con la movilidad y el transporte.

“Saber del entorno te da una visión más clara de cómo tu emprendimiento va a enfocarse y cómo sacarle provecho a esas cosas para escalar en el negocio”, menciona esta ingeniera civil y recién titulada en la maestría en Dirección de Negocios de la UTP, que lee y estudia  los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible fijados por la Organización de las Naciones Unidas, para encontrar oportunidades de negocio en
imagen

Melibeth Ambulo Rivera  es ingeniera civil y emprende en servicios de consultoría y transporte.

esas metas.

“Muchas veces sabemos el qué, pero no sabemos el cómo empezar a emprender”, apunta al recordar que su primera guía fue un folleto  universitario titulado La aventura de emprender.

Según Ambulo,  una cosa es tener una idea y otra exponerla al mercado donde  participan muchos competidores y donde realmente se probará si es viable o no un negocio.

De acuerdo con Antonio James, esa fue la clave: probar que su idea estaba bien encaminada. Oriundo de Colón, estudia Licenciatura en Logística y enfocó su emprendimiento en una solución para simplificar los trámites aduaneros y comerciales de la Zona Libre de Colón y de otros jugadores del sector logístico.

“Se trata de un gestor aduanero para simplificar los procedimientos y trámites comerciales”, comenta brevemente, porque aun el proyecto está en incubación, aunque fue probado ya y expuesto con empresas del área.

James estudio detalladamente los procesos y todo el funcionamiento tanto de navieras, como de almacenadoras, comercializadoras y empresas del sector logístico, y evaluó los problemas para tratar de crear una solución innovadora que ya está casi lista para volverse realidad. Sostiene que siempre hay que intentar y esforzarse, no prestar atención a quienes critican y tener una meta fija.

Los proyectos citados han sido expuestos a empresarios de los sectores económicos correspondientes para probar la viabilidad de las propuestas y que se apliquen según la realidad del mercado, y marquen una diferencia. “No se trata de tener un proyecto por tenerlo, sino que es una idea de negocio enfocada en solucionar un problema real que tiene el sector en Panamá e incluso aplicable al resto del mundo”, agrega   James.

 Estos cuatro mosqueteros del emprendimiento   creen fervientemente en Panamá como tierra de innovación empresarial. Coinciden en que la chispa emprendedora  fue encendida ya por una comunidad universitaria y por ecosistemas integrados por Ciudad del Saber, Senacyt y el apoyo de   entidades financieras. 

Pero aun falta contagiar a todo un país. A la educación primaria y secundaria para que se cambie totalmente el chip y las nuevas generaciones comiencen a innovar y patentar inventos y en transformar al país en un semillero de creatividad e innovaciones con calidad de exportación. 
 

GALERÍA

INCUBAR EL EMPRENDIMIENTO

 

 
 
 
Traducir esta página
 
 
 
 
SUPLEMENTOS
Ellas
Recetario
Buscafacil
 

© 2010-2015. Editorial por la Democracia S.A.  Derechos reservados.

Teléfono: (507)222-1222 Apartado 0819-05620 El Dorado
Ave. 12 de octubre, Hato Pintado Panamá, República de Panamá

Ediciones anteriores | Nosotros | Email