Edicion N░ 1002 | 14 de noviembre de 2017
Inicio Panel Principal PP Panamá Relieve Dossiers
 

dossier

ES HORA DE CREAR UN FONDO DE AHORRO EDUCATIVO



FINANZAS

REYNA KATIUSKA HERNÁNDEZ
[email protected]

imagen

 LA PRENSA/Roberto Cisneros

Una familia con cuatro hijos en edad escolar, tres de ellos en educación básica y uno en la universidad, puede llegar a gastar entre 20% y 30% de su presupuesto mensual en matrículas, pago de materiales escolares y actividades extracurriculares. 

Una consulta formulada a   algunos padres de familia de parte de   Martes Financiero da luces sobre cuánto se gasta en educación. Pedro Parés, uno de estos padres, detalla que por  hijo en edad escolar puede llegar a gastarse mensualmente  unos 310 dólares y en la universidad 295 dólares si se trata de instituciones educativas privadas. En total, por la educación de sus cuatro hijos  invierte en promedio   14 mil 670 dólares al año.

Una media de 3 mil a 4 mil dólares en educación particular básica por alumno. Cuando pasa a secundaria el gasto puede duplicarse.
En  estudios universitarios privados el promedio de presupuesto anual necesario oscila  entre 2 mil 500 y 3 mil dólares  como mínimo, según la institución. Si es pública puede reducirse considerablemente, como en la Universidad de Panamá. En este centro académico la matrícula es de 25 dólares para alumnos nacionales y de 200 dólares para los extranjeros. Para estudios universitarios en el extranjero, la tarifa puede aumentar a más de 10 mil dólares anuales.

Pocas familias se preparan con anticipación para estos gastos, los cuales se traducen en una inversión en conocimiento y educación para toda la vida.

imagen

FINANZAS. En estudios universitarios privados puede llegar a invertirse entre 2 mil 500 y 3 mil 500 dólares al año.
LA PRENSA/Roberto Cisneros

Andrés Garzón, gerente de depósitos de Banistmo, comenta que poco a poco se ha visto un incremento en el interés de las personas por ahorrar, aunque todavía hay un camino por recorrer para lograr que lo hagan de forma natural.   “La educación financiera juega un papel fundamental y su enseñanza en etapa temprana aportaría bastante a crear esta cultura, pues le adiciona  que la empresa pública y privada puedan promover este tema entre sus colaboradores permanentemente”.

Francisco Hayes, vicepresidente asistente regional de productos de capacitación y calidad del servicio de Multibank, explica que en países donde la educación básica es financiada por el Estado, los esfuerzos de ahorro son para garantizar la educación superior. De esta forma las familias ahorran por 10 años para garantizar los recursos.

En cuanto a Panamá, comenta que  la educación superior es casi gratuita en algunas universidades, por lo que en teoría está garantizada para quien saca el tiempo para estudiar localmente. En tanto que  los esfuerzos económicos de ahorro durante la secundaria se invierten en la educación particular para alcanzar una mayor calidad que aquella obtenida  en escuelas y colegios públicos. 

“Los que aspiran a niveles más competitivos hacen esfuerzos por colegios particulares  o [llegado el momento]  por hacer estudios superiores en el extranjero.  Así, dependiendo de la condición y aspiración, deberían ahorrar del 5% al 10% del salario”, recomienda Hayes.

Agrega que, en general, la familia debe procurar ahorrar el 10% de su salario, lo que puede conllevar a tener  por lo menos un mes de salario completo al cabo de un año, y si continúa con ese plan en tres años tendrá garantizado entre  3 a 6 meses de salarios y en caso de quedar cesante tener tiempo para reinsertarse laboralmente, además que genera suficiente para viajes, inversiones en educación e imprevistos.

imagen

FONDOS. Expertos recomiendan inculcar entre los niños la cultura del ahorro. LA PRENSA/Archivo

Cristina Simmons, gerente de productos de  Banco  General, recomienda planificar la educación y ahorrar desde que los hijos están pequeños y explorar las opciones de educación.  “Algo que puede hacerse es investigar los costos de las escuelas y de una educación superior para tener una idea de cuánto puede ser el monto a ahorrar en el tiempo. Una vez establecido debemos mantener formalidad en el monto mensual que ahorremos”.

Dayra de Saurí, gerente ejecutiva de Banca de Consumo del Banco Nacional de Panamá, opina que lo más viable es  crear una reserva para ahorrar no solo para imprevistos sino también para un propósito específico, que en este caso será el de  la formación integral y profesional de nuestros hijos.  Describe  que en la realidad  muchas familias recurren  a los préstamos personales para cubrir estos gastos.

“La recomendación es que se destine al menos un 20% de nuestros ingresos como ahorro, objetivo que la mayoría de los hogares no está cumpliendo. La proporción para gastos educativos dependerá de la selección en materia de oferta académica. Como ideal, debe aspirarse a ahorrar más que este 20% para poder contar con reservas en caso de imprevistos, y como ahorro para la educación y la jubilación”, señala.instrumentos financieros

El sistema bancario nacional ofrece varias herramientas de ahorro que se adaptan a los presupuestos y planes que tengan los clientes. El mercado presenta cuentas de ahorros con términos de entre 1 y 5 años a través de los cuales  se establece un objetivo o propósito para ahorrar.

“El cliente solo podría hacer el retiro de su ahorro en el tiempo que se estipuló.  Este tipo de instrumento es de gran ayuda para planificar,  años antes que los hijos vayan a la universidad, el fondo que se requiere para cubrir la matrícula, colegiatura y demás gastos”, detalla Dayra de Saurí, del Banco Nacional de Panamá.

Los tipos de cuentas de ahorro a término definido usualmente tienen una tasa de entre 1% y 2% por encima de la tasa regular que el banco esté pagando.  Pueden abrirse  cuentas de ahorro y depósitos a plazo fijo a nombre de menores de edad.
 La figura que usualmente se utiliza es que el menor de edad sea el titular de la cuenta y los padres o aquellos que ejercen la patria potestad son los firmantes, ya que el menor legalmente no puede contratar servicios. 

“Las cuentas de ahorro para niños por lo  general  tienen un mejor rendimiento que una cuenta regular.  Al estar la cuenta  a nombre del niño, es una excelente oportunidad que tienen los padres de enseñarles el valor del dinero y a ahorrar desde temprano.  Para abrir la cuenta deben presentar certificado de nacimiento del menor de edad”, informa  Simmons.

Banco General  creó el sistema de   cuentas de ahorro para  menores de edad, como Mis Ahorros. También puede crearse un fondo con instrumentos con plazos definidos como la cuenta Mi Meta. Simmons detalla que los depósitos a plazo fijo cuyo monto de apertura es desde los 10 mil dólares ofrece tasas más altas para los plazos más largos.

“Tenemos también un tipo de depósito a plazo fijo que permite pactar ahorros mensuales que aumentan el capital.  Esta es una buena opción para ahorrar para la educación de los niños, ya que es una meta a largo plazo”, agrega  la gerente del Banco General.

El ahorro es una costumbre sana. “La primera recomendación que queremos dar es que los buenos hábitos se aprenden en el hogar; enseñarles a los hijos a hacer un uso responsable del dinero es una tarea diaria en la que los padres de familia deben trabajar”, sostiene el gerente de depósitos de Banistmo, Andrés Garzón. Agrega   que la otra recomendación consiste en  definirse propósitos de ahorro de corto, mediano y largo plazo.

“La primera etapa que van a enfrentar los padres   es la escuela de los hijos;  una buena planeación financiera, ajustada a la realidad económica del hogar, les va a permitir a los padres ahorrar mensualmente un valor fijo  para cubrir esa primera etapa”.  En paralelo, menciona que los padres pueden hacer un ahorro, de menor valor, porque está enfocado al largo plazo, en el que se van a ir preparando para el pago de la universidad.

 En  Banistmo  tienen instrumentos de depósitos a término y cuentan con ahorro con propósito, con el que las  familias  pueden ponerse un plazo para el ahorro, el cual puede ser de  12, 24, 36 y 60 meses, desde 5 dólares quincenales y hay instrumentos para los niños como Banikids.

El gerente de Multibank  precisa que cuando existan fines específicos de ahorros, la mejor opción son las cuentas de ahorro programadas que ofrecen entre 2% y 5% de interés dependiendo del plazo seleccionado.  “Estas cuentas tienen la ventaja de mayores rendimientos y restringen el uso de los fondos por el periodo establecido.  Pero lo más importante es crear la disciplina del ahorro por objetivo”, apunta.

Francisco Hayes detalla que el banco tiene  la cuenta Multiplan. Esta da la facilidad de alimentarse de una cuenta regular, y el cliente se “desconecta” de la obligación periódica de depositar en ella en una fecha fija pues  el sistema lo hace automáticamente.
Sea a plazo fijo, con cuentas de ahorro para menores o fondos  familiares, es hora de poner atención a las finanzas con un propósito: la educación.
 

MÁS NOTAS

FINTECH
EL ARCA DE LOS EMPRENDEDORES
ES HORA DE CREAR UN FONDO DE AHORRO EDUCATIVO

 

 
 
 
Traducir esta página
 
 
 
 
SUPLEMENTOS
Ellas
Recetario
Buscafacil
 

© 2010-2015. Editorial por la Democracia S.A.  Derechos reservados.

Teléfono: (507)222-1222 Apartado 0819-05620 El Dorado
Ave. 12 de octubre, Hato Pintado Panamá, República de Panamá

Ediciones anteriores | Nosotros | Email