Edicion N░ 997 | 10 de octubre de 2017
Inicio Panel Principal PP Panamá Relieve Dossiers
 

la voz calificada

PROFESIONES COMO DE ‘CIENCIA FICCIÓN’



TENDENCIA

NÉLIDA GÓMEZ QUINTERO
[email protected]

imagen
Hace unas semanas se anunciaba en LinkedIn: “Estamos contratando a 3 profesionales con título de doctorado para unirse al grupo de Biofabricación: 1) Manufactura avanzada/Impresión 3D; 2) Visualización/Realidad Aumentada/Medicina Computacional; 3) Ingeniería de tejidos en 3D/Histology”.  Así como estas profesiones, que suenan a ciencia ficción, cada día aparecen otras nuevas.

Las nuevas profesiones van de la mano con las nuevas tecnologías, y ello permite predecir las necesidades de recurso humano con varios años de antelación. En 2013, McKinsey publicó un estudio sobre 12 tecnologías disruptivas que  transforman la vida, los negocios y la economía mundial; desde tecnología móvil y robótica hasta almacenamiento de energía y genómica.

El estudio analiza  las  consecuencias y el impacto de dichas tecnologías en el ámbito laboral. Y es claro que la naturaleza del trabajo está cambiando, incluso en Panamá, y que millones de personas requieren nuevas habilidades, entre estas miles de panameños. 

La brecha entre las habilidades que las personas aprenden y las habilidades que necesitan para funcionar en el siglo XXI se hace más evidente cada día. En un informe del Foro Económico Mundial (FEM) de 2016 se describen tres grupos básicos de habilidades que todo estudiante debería desarrollar y mantener en el siglo XXI: aplicadas en lo cotidiano o alfabetismos básicos para resolver problemas complejos o competencias, y para enfrentar el ambiente cambiante o cualidades del carácter.

En un niño o en un adolescente estos grupos de habilidades se construyen a partir de interacciones en escenarios que van desde el familiar, escolar, comunitario y más allá, hasta el mundial. ¿Quiénes son los responsables de asegurarse de que estas interacciones ocurran y que de hecho estas habilidades se desarrollen y cultiven a lo largo de la vida de un estudiante?

Universidad Innovadora/Emprendedora

En regiones de economías avanzadas, el modelo universitario tradicional ha evolucionado en las últimas décadas hacia un modelo de universidad que incluye la innovación y el espíritu empresarial como factores clave para el crecimiento y la productividad. ¿Cómo es esa universidad? La universidad innovadora tiene una visión internacional y de inclusión; tiene mecanismos para asociarse con terceros y complementar sus fortalezas y debilidades. Impulsa investigaciones y proyectos que incluyen a estudiantes y potencian el desarrollo de muchas tecnologías. 

Mantiene una cultura institucional que se apoya en normas y políticas universitarias para promover la innovación y el emprendimiento. Los profesores de una universidad innovadora se enfocan en desarrollar el pensamiento crítico y el análisis abstracto de los estudiantes, más que la memoria o el aprendizaje de temas obsoletos. Cuenta con cuerpos rectores que lideran el cambio para consolidar las habilidades necesarias para enfrentar el mundo cambiante y el avance tecnológico en el siglo del conocimiento.

Curiosidad juvenil

En la era de la conectividad existen infinitas oportunidades para aprender habilidades y desarrollar capacidades de cualquier tipo. No hay excusas. El descontento principal de los mileniales y los netizens (internautas) es que el sistema es inadecuado.

Sin embargo, el sistema proporciona lo necesario o menos de lo óptimo y la persona que desea funcionar en el siglo de las tecnologías como ciudadano global buscará complementar lo que el sistema le da con conocimientos de su interés. Decenas de sitios webs ofrecen cursos gratuitos de excelente calidad en varios idiomas. Hoy en día tenemos acceso a mucha información. Que un individuo desarrolle, al menos, los alfabetismos básicos, es crucial para la sociedad panameña por la razón más poderosa: fomentar la inclusión de todo tipo, tanto tecnológica como  social, de género y digital, entre otras.

Comparativamente, ¿dónde está Panamá? Si nos enfocamos en el campo de las TIC o tecnologías de la información y tomamos el Índice de Tecnologías de Comunicación e Información (IDI), específicamente, el subíndice de habilidades, nos damos cuenta de que países como Costa Rica (7.04), Venezuela (7.63) y Colombia (6.44) tienen valores más altos que Panamá (5.89).

Dado que este subíndice TIC en particular se relaciona con la escolaridad y la tasa bruta de matrícula secundaria y universitaria, una interpretación sería que los estudiantes de estos países participan en un sistema educativo con materias y carreras TIC, y por ende, estarían mejor preparados en este campo laboral. Quiere decir que Panamá necesita trabajar aún más en cerrar la brecha digital en la educación tanto secundaria como terciaria.

En su libro Los líderes hacen el futuro, Bob Johansen describe la complejidad del mundo de hoy, el futuro y los retos sin solución que enfrentan las generaciones más jóvenes. Y en este mundo cambiante y complejo donde la transformación tecnológica viene además acompañada de falta de recurso humano, desempleo masivo, inequidad de género e inequidad social, la pregunta:  ¿cómo estamos reaccionando? En Panamá, una respuesta proviene de la sociedad civil organizada que se ha abocado a iniciativas como el “Programa de Excelencia Educativa”, en donde actores múltiples, incluyendo “Jóvenes por la Educación”, han tomado el liderazgo para impulsar la excelencia en la educación. De forma similar, un grupo informal llamado #CienciaEnPanama, formado por científicos, médicos e ingenieros con conocimientos avanzados tipo ciencia-ficción, intenta convertirse en agente de cambio en disciplinas múltiples.

El Ministerio de Educación  implementa el programa educativo “Aprende al Máximo”, que desarrolla competencias  en ciencia, matemáticas, español, sociedad y tecnología. En el campo de las TIC, la AIG y la Ampyme están trabajando arduamente para crear capacidades de inclusión digital y empresarial; por su lado, las infoplazas intentan masificar el acceso a internet a través de la red más extensa de internet cafés en el país. Y se necesita mucho más.

Como sociedad, seguimos sumergidos en la agonía del analfabetismo que debemos subsanar para funcionar de forma óptima en el siglo XXI. En esta saga, cada ciudadano contribuye al cambio positivo.

MÁS NOTAS

LA CONFUSIÓN SOBRE CONFUCIO Y DEMOCRACIA
PROFESIONES COMO DE ‘CIENCIA FICCIÓN’

 

 
 
 
Traducir esta página
 
 
 
 
SUPLEMENTOS
Ellas
Recetario
Buscafacil
 

© 2010-2015. Editorial por la Democracia S.A.  Derechos reservados.

Teléfono: (507)222-1222 Apartado 0819-05620 El Dorado
Ave. 12 de octubre, Hato Pintado Panamá, República de Panamá

Ediciones anteriores | Nosotros | Email