Edicion N░ 997 | 10 de octubre de 2017
Inicio Panel Principal PP Panamá Relieve Dossiers
 

tecnología

EL ENEMIGO QUE ACECHA A LA BANCA



TECNOLOGÍA

REYNA KATIUSKA HERNÁNDEZ
[email protected]

imagen

LA PRENSA/Jazmín Saldaña

Se suma otra modalidad dentro del género delictivo de robos y asaltos a mano armada en los bancos,  al estilo del lejano oeste. Ahora el enemigo no entra físicamente al establecimiento ni llega enmascarado, aunque puede ocurrir. Lo más frecuente son los ciberataques al sistema de seguridad de las organizaciones financieras para robar datos y finalmente sustraer el dinero mediante técnicas avanzadas de tecnología que usan los hackers del mundo.

Un estudio de la empresa Fortinet advierte que el año pasado 66% de las organizaciones financieras del mundo registró al menos un ataque de ciberseguridad.

Los gerentes generales o CEO de los bancos ya no solo se preocupan por los indicadores financieros y bursátiles que puedan derribar de la noche a la mañana el mercado, o crear una crisis financiera y se disparen las tasas de interés, también buscan blindar sus sistemas tecnológicos para evitar el secuestro de la información y el robo de dinero e identidad de los clientes, entre otros delitos informáticos a los que están expuestos en esta era digital y que también pueden significar un enemigo potencial para el sistema financiero global.

Jan–Michael Blanchette, director regional de ventas para Centroamérica de Fortinet, precisa que una de las preocupaciones dentro de las organizaciones financieras es que los empleados sigan las pautas de las políticas de seguridad tecnológicas para evitar volverse  presa fácil de los cibercriminales y pongan en riesgo la información de los clientes.

“Cada organización financiera por lo sensitivo de la información que manejan, por el dinero que salvaguardan, es imperativo que protejan sus sistemas y la data”.

Añade que  deben invertir de manera progresiva y preventiva constantemente porque evoluciona la ciberseguridad  y no es algo estático, pues los ataques son  cada vez más sofisticados. “Deben protegerse del mundo externo y también protegerse con tecnología para que sus usuarios legítimos que por negligencia, ignorancia o por un tema malicioso no puedan causar un daño a la institución”.

imagen
Menciona que  una reciente encuesta realizada por Forbes a ejecutivos globales y líderes de TI o tecnologías de la información, mostró que el 64% de los participantes sostiene que los empleados descuidados representan el origen más probable de un ciberataque en sus empresas sean financieras o de otra índole.

“En Panamá se registran más o menos unos 6 millones de ataques al año en diversos sectores y muchos usuarios, y por lo general es lo que se cuenta de internet hacia los usuarios o las empresas. Hay otras incidencias como las  anomalías por ataques causados por alguna negligencia de un usuario interno de la institución. Quizás entró a un sitio no adecuado y la empresa no tenía un filtro, se infecta la máquina  y se propaga al resto del sistema”.

Otra práctica común es que los usuarios reciben supuestos estados de cuenta bancarios en archivos PDF y los abren y se infectan con algún virus o malware y se comprometen los sistemas.

El uso de dispositivos móviles como laptop y tabletas con los sistemas de los bancos y de las empresas  se usan fuera de la oficina, y  no se tiene el control sobre los sitios web que visitan los empleados o dónde los usan y las redes a las que se conectan. “Si ese dispositivo no tiene la seguridad necesaria puede regresar a la institución con algún tipo de virus o problema que pueda afectar la red interna”, agrega.

No se trata de limitar la facilidad del teletrabajo o de usar dispositivos en cualquier parte, sino de blindar con soluciones de seguridad esos equipos para que toda la comunicación que se mande desde esos equipos se haga de forma protegida.  “Hay incluso mecanismos de doble autenticación para ingresar a los dispositivos que previene en caso de robo o extravío de los equipos”, menciona.

Blanchette alerta que hay un mercado negro de información muy grande en el mundo y hay quienes  pagan una cantidad de dinero por sustraer datos de clientes de tarjetas de crédito y cuentas bancarias tanto de instituciones financieras como de otras empresas. Se estima que cuando las empresas ven comprometidos sus datos por ciberataques, pierden hasta el 3% de su  valor en el mercado, lo cual no es un juego.

“No todas las organizaciones están blindadas para prevenir la pérdida de datos. Hay definitivamente todo un procedimiento para blindar la información y evitar que la información sea robada. Se debe ser precavido y protegerse ante cualquier problema”.

 Precisa que hay que restringir en algunos casos que los trabajadores saquen información sensitiva de la empresa a través de USB, o de internet. “También se debe educar al empleado y que haya repercusiones en caso de que suceda alguna anomalía”.

Desde la persona que tiene un empleo de bajo nivel, hasta el gerente general de la organización tienen que seguir las reglas y los términos de uso de los sistemas porque al ciberatacante no le importa el rango de la persona, si es el mensajero o es el líder principal.

Enfatiza que los cambios que está sufriendo el sistema financiero con las llamadas plataformas Fintech son otro reto, porque muchas de ellas se crean pensando en la funcionalidad para facilitar transacciones a los usuarios pero no miden el riesgo de la seguridad. Allí también hay que blindar los servicios. A medida que avanza la tecnología también son más sofisticados los ataques y ni la banca ni otras organizaciones pueden dormirse.

El enemigo acecha.

GALERÍA

EL ENEMIGO QUE ACECHA A LA BANCA

 

 
 
 
Traducir esta página
 
 
 
 
SUPLEMENTOS
Ellas
Recetario
Buscafacil
 

© 2010-2015. Editorial por la Democracia S.A.  Derechos reservados.

Teléfono: (507)222-1222 Apartado 0819-05620 El Dorado
Ave. 12 de octubre, Hato Pintado Panamá, República de Panamá

Ediciones anteriores | Nosotros | Email