Edicion N░ 997 | 10 de octubre de 2017
Inicio Panel Principal PP Panamá Relieve Dossiers
 

consejos de un multimillonario

DUDANDO SOBRE ENDEUDARSE



ESTRATEGIA

Richard Branson
[email protected]

imagen

Richard Branson
Fundador de Virgin Group y compañías

En tu primer libro describes la difícil decisión que  tomaste después de haber abierto Virgin a la bolsa. De nuevo la hiciste una empresa privada y así terminaste acumulando una montaña de deudas. ¿Cómo tomaste esa decisión?

Tertois du Toit, Sudáfrica

A lo largo de mi vida laboral he enfrentado varios momentos en los que he tenido que respirar hondo y tomar decisiones fuertes (y a veces valientes). Lo mismo pasa con la mayoría de los empresarios. Cuando estás arrancando un negocio o batallando durante los primeros días de una compañía, no hay mucho efectivo, el tiempo es reducido  y parece que se apilan las probabilidades en tu contra. A finales de la década de 1980, solo unos pocos años después de que habíamos abierto el Virgin Group a la bolsa, mi equipo y yo estábamos considerando hacer de nuevo  la empresa privada. Sentía que nuestro negocio —y más en general, las oportunidades de expansión de la marca— quedarían limitadas si no lo hacíamos de nuevo privado.

Dirigir una compañía privada le da al empresario mucho control, sobre todo en cuanto a decisiones a largo plazo. Yo siempre he disfrutado tener ese tipo de libertad. Si Virgin hubiera seguido cotizando en bolsa, yo habría tenido que batallar para convencer a los accionistas de que tenía sentido que un “magnate de la música” inaugurara, por ejemplo, una aerolínea (lo cual ha demostrado ser una de las decisiones más importantes que jamás haya tomado), o incluso una empresa de naves espaciales.

Unos años antes me habían convencido de que vender acciones nos daría acceso a nuevo capital para expandirnos y que seríamos capaces de hacer crecer internacionalmente al Virgin Group, e incursionar a más áreas de la música y el entretenimiento. Sin embargo, la realidad resultó ser muy diferente. Después del desplome de la bolsa en 1987, nos dimos cuenta de que nuestras oportunidades de expansión seguramente quedarían muy limitadas.

Así que analizamos nuestras opciones y decidimos que el mejor camino para asegurar el futuro de Virgin sería endeudarnos de nuevo y comprar las acciones. La decisión significaba que deberíamos mucho dinero a los bancos, pero retomaríamos el control de la empresa.

Estar endeudado no era algo nuevo para mí: como empresario siempre he tenido que buscar a personas que estén dispuestas a invertir en mis ideas. Esto comenzó con el primer préstamo que me hizo mi tía cuando yo era adolescente. Le pagué tan pronto como pude. Por supuesto, las nuevas deudas del Virgin Group eran de una escala totalmente diferente, pero yo sabía que nuestro negocio tenía un potencial real y eso me daba confianza.

 A los meses de hacernos de nuevo una empresa privada, encontramos un socio en Japón que nos ayudó a expandirnos globalmente, y pudimos respirar un poco mejor. Conforme Virgin se diversificó y creció, nos aseguramos de tener la libertad de decidir el futuro de cada uno de los negocios. Creamos cada empresa como un negocio individual, a menudo con un socio que nos ayudara a expandirnos e invertir en los mercados locales.

Ser capaz de encontrar la oportunidad adecuada y tomarla con rapidez es una habilidad esencial de cualquier empresario. Dar ese salto puede ser atemorizante, ya sea que se trate de socios nuevos o de más deudas para poder expandirte.

Tertois, para ayudarte a ti y a otros a sobreponerse a estos miedos, he anotado algunos puntos para tomar en cuenta.

1. ¿Es este movimiento el adecuado para mi empresa? Cuando estás considerando hacer un gran cambio, piensa si este afectará tu oferta central. Recuerda que los mejores negocios son los que resuelven un problema, mejorando la vida de las personas. Perfeccionan un servicio o simplifican la manera en la que hacemos las cosas: piensa en el éxito de Virgin, o en la forma en que Apple revolucionó el mercado de los teléfonos con el iPhone.

2. ¿Cuento con el equipo apropiado para esta oportunidad? Tienes que ser capaz de ocuparte de los pequeños detalles. Sin importar cuánto crezca la empresa, tú y tu equipo deben tener lo necesario para seguir enfocándose en los detalles.

Revisa si cuentas con las personas correctas para delegar tareas, y con otras listas para compartir la carga. Debes rodearte de colegas confiables si vas a crear un negocio duradero.

3. ¿Este movimiento ofrece oportunidades de hacer más visible tu producto o marca?
Haz uso de todas las ocasiones para promover tu marca. Con los años, me he dado cuenta de que promover nuestro negocio a través de mis propias aventuras y estratagemas locas también ha sido la mejor manera de hacer que la marca Virgin estuviera en primera plana sin sobrecargar a nuestras empresas con grandes costos en publicidad.

Estas preguntas te ayudarán a tener valor para sortear los obstáculos, ya sea que tengan la forma de competidores fuertes, falta de fondos o una economía desacelerada.
¡Buena suerte, Tertois!
 

DUDANDO SOBRE ENDEUDARSE

 

 
 
 
Traducir esta página
 
 
 
 
SUPLEMENTOS
Ellas
Recetario
Buscafacil
 

© 2010-2015. Editorial por la Democracia S.A.  Derechos reservados.

Teléfono: (507)222-1222 Apartado 0819-05620 El Dorado
Ave. 12 de octubre, Hato Pintado Panamá, República de Panamá

Ediciones anteriores | Nosotros | Email