Edicion N░ 993 | 12 de septiembre de 2017
Inicio Panel Principal PP Panamá Relieve Dossiers
 

informe central

EL PUMA QUE RECORRE LAS CALLES DE LA REGIÓN



ENERGÍA

ÓSCAR CASTAÑO LLORENTE
[email protected]

imagen

LIDERAZGO. Enrico Ferrari tiene bajo su batuta una organización empresarial con 50 empleados directos y tres líneas de negocios bien definidas.
LA PRENSA/Jonathan Polanco

Suena el rugido de un “felino” en las calles del país. Breves pero electrizantes, las noticias últimas de Puma Energy alumbran el hábitat local de los derivados del petróleo.

La multinacional comunicó su alianza con la Corporación Impa Doel como distribuidora encargada de comercializar la línea de lubricantes de alto desempeño Puma Lubricants. Trabaja a toda máquina en la terminal de abastecimiento de combustibles líquidos de Colón. Amplía su red de estaciones de servicio con la adquisición del total de las acciones de la empresa Tropifuels.

“Panamá es para nosotros un mercado sumamente importante. Tenemos una visión de crecimiento a largo plazo y esperamos continuar fortaleciendo la reputación de Puma Energy, tanto en los ámbitos industrial y empresarial como [en el compromiso asumido] ante el consumidor final. Queremos aprovechar nuestra trayectoria y experiencia globales en beneficio del sector energético de este país”, destaca Enrico Ferrari,
gerente de la multinacional en Panamá.

La  operación de Puma Energy conecta la oferta y la demanda de productos derivados del petróleo. Presente en casi 50 mercados —llegó a Panamá en 2012—, la compañía ensambla varias etapas de la cadena de los hidrocarburos, desde la importación y el almacenamiento hasta la distribución y el abastecimiento al detal y al por mayor de combustibles y otros derivados del petróleo.

En este sentido sostiene Rodrigo Zavala, presidente de la organización en las Américas, que “Puma es una de las pocas empresas del ramo con la
imagen
capacidad de abastecer combustible de la mejor calidad y [de proveer] una amplia línea de productos a clientes de los más diversos sectores (…). Les ofrecemos valor a nuestros clientes a través de soluciones innovadoras y flexibles que no pueden brindar todas las petroleras”. Es decir, la multinacional extiende el alcance de los vendedores de hidrocarburos.

Puma Energy nació en América Central hace 20 años. Pero sus pisadas de felino en carrera la llevaron a competir, en menos de dos décadas, en 47 países, 12 de ellos de América. La compañía abastece diversos derivados del crudo, entre ellos bitumen o asfalto, gas licuado de petróleo y  jet fuel para aviación, y  suministra combustible marino. Tejió una red mundial de más de 2 mil 500 estaciones de gasolina y provee a 67 aeropuertos. Sirve  a aerolíneas como Copa, Avianca, Latam, American Airlines, Jet Blue, KLM, Qatar, Delta y Swiss.

Un comunicado corporativo retrata la corpulencia del felino de los combustibles. El boletín destaca que el año pasado la compañía cerró con un récord de volumen de ventas de 22 millones de metros cúbicos. O sea un incremento de 16% respecto de 2015. Reportó una utilidad bruta de 7%, y en todos los segmentos y regiones donde tiene operaciones apuntó  12% de Ebidta o ganancias antes de pagar intereses, impuestos, depreciaciones o amortizaciones.
 
imagen

 Rodrigo Zavala, presidente de operaciones de Puma Energy para las Américas.
 CORTESÍA

América juega un rol importante dentro del plan estratégico de la compañía. Rehabilitó terminales clave de la región, como la de Bayamón en Puerto Rico, con el propósito de abastecer gas licuado de petróleo. Invirtió recientemente 60 millones de dólares en la construcción de una infraestructura de aviación en  estaciones de servicio y en el edificio corporativo de Puma en Paraguay. Ejecuta un programa de inversión de 30 millones de dólares en El Salvador, el cual incorpora puntos de importación y un inmueble con funciones corporativas.

En Panamá atiende tres líneas de negocios, según Ferrari. “Una de ellas radica en la red de estaciones de combustible; otra consiste en el suministro de productos derivados de petróleo a clientes industriales; y un tercer segmento concentra la operación de venta de productos a empresas dedicadas a distribuir combustibles en el mercado local. Vamos a llamar mayoreo a este último segmento”, detalla el gerente para Panamá.
En comparación con los vecinos centroamericanos, Ferrari sostiene que “la participación” de la compañía en Panamá es “más baja”. Pero la posición del istmo parece temporal si se tiene en cuenta el ritmo de crecimiento económico de este país.
EL ISTMO
Todo empezó en marzo de 2012 con la adquisición de los negocios de abastecimiento y comercialización Exxon Mobil en la región. Más de un lustro después satisface un ambicioso plan de inversiones superior a 70 millones de dólares.
 
La venta de combustibles para consumo en Panamá registró un crecimiento promedio anual de 3% a 6% en el lustro de 2012 a 2016. El ponderado se hace más significativo con el aumento total de 15% en este lapso. (Ver recuadro: Venta de combustible).

imagen
Fuentes del mercado explican este dinamismo con el vacío dejado tras el cierre de la refinería de Colón a principios de este siglo. Y añaden el comportamiento del parque vehicular. Otras industrias, como las de tipo logístico y portuario y la del transporte aéreo, experimentan una expansión tras la ampliación del Canal y del aeropuerto de Tocumen.

Son las señales del mercado nacional de combustibles, en el cual sus participantes buscan  ventajas  en los diferentes segmentos de la cadena de suministros. El modelo de negocios de Puma Energy, acentúa Ferrari, vertebra las fuentes de producción de los derivados del petróleo con aquellos lugares donde se demandan estos productos en los cuales se padece su carencia.

En otros términos, “la fortaleza de la compañía radica en la inversión en infraestructura para optimizar los sistemas de la cadena de suministros y agregar valor a los clientes, debido a que tiene la condición de propietario de los activos y de comercializador de los productos”.

La compañía inaugurará “en el tercer trimestre de 2018” su centro de almacenamiento de combustibles líquidos en Colón. Según Ferrari, el sitio tendrá la capacidad de albergar, “en un principio”, 500 mil barriles. “La adquisición de esta terminal nos dará la oportunidad de poner nuestra huella en el lado Atlántico de Panamá, la cual se agregará a la otra dispuesta ya en el Pacífico. Nuestro punto principal de almacenaje y de suministro quedará en el norte”.

La marcha   de Puma se siente en las calles y autopistas desde su llegada a Panamá. Varios años después de haber adquirido los negocios de Exxon Mobil, la multinacional agita ahora la industria local de los combustibles con la adquisición de Tropifuels.

La operación es “consistente con nuestro plan de negocios, con nuestra inversión, y decidimos tomarla”. La operación le permite a la compañía sumar 30 estaciones de servicios a las otras 40 suyas, en un país donde atiende además una cartera de más de 70 clientes industriales.

Puma Energy Panamá tiene 50 trabajadores directos, pero suma un total de 600 con la camiseta de la compañía. “Nuestra red de operaciones de servicios es operada por empresarios locales con quienes hemos decidido compartir el valor del negocio de las estaciones de servicio”.

El 11% de las gasolineras de Puma, en particular aquellas ubicadas sobre las carreteras del país, le ofrece al cliente un abanico complementario de facilidades. “Tenemos 18 puntos de atención en los cuales el público encuentra tiendas de conveniencia que van con la marca Super 7. Es un modelo que realmente ha sido muy exitoso. Tendremos pronto una imagen refrescada en este modelo de servicios. Expandiremos la cantidad de esas tiendas en los próximos años”.

La categoría de clientes industriales atendidos por la compañía, explica Ferrari, se integra de consumidores con la necesidad de obtener productos derivados del petróleo para el funcionamiento de sus operaciones. “Un ejemplo de esto es la Autoridad del Canal de Panamá, que requiere cantidades importantes de hidrocarburos para su uso diario. Fuimos los suplidores principales del proyecto de expansión de la ruta acuática; de los contratistas que formaron parte de la obra durante su vigencia”.

Reitera Enrico Ferrari que la apuesta de la compañía en Panamá corresponde a una visión de largo plazo. “Esperemos que nuestro posicionamiento siga
así. Pero tratamos de no dormirnos en los laureles. Estamos en alerta en todo sentido, en especial con nuestros clientes. En la medida en que actuemos siempre con la mente puesta en el consumidor final, nos mantendremos vigentes”.

Y si perdura ese posicionamiento, esa fuerza felina, otros   seguirán atentos la huella del puma de los combustibles.   
 

GALERÍA

EL PUMA QUE RECORRE LAS CALLES DE LA REGIÓN

 

 
 
 
Traducir esta página
 
 
 
 
SUPLEMENTOS
Ellas
Recetario
Buscafacil
 

© 2010-2015. Editorial por la Democracia S.A.  Derechos reservados.

Teléfono: (507)222-1222 Apartado 0819-05620 El Dorado
Ave. 12 de octubre, Hato Pintado Panamá, República de Panamá

Ediciones anteriores | Nosotros | Email