Edicion N 989 | 08 de agosto de 2017
Inicio Panel Principal PP Panamá Relieve Dossiers
 

informe central

LAS ‘FINTECH’ REJUVENECEN A LA BANCA



DESARROLLO

ÓSCAR CASTAÑO LLORENTE
[email protected]

imagen
La industria financiera es tan cambiante que una de sus pocas certezas dentro de 10 años será la existencia de las fintech. Son una especie de correcaminos de reciente aparición en Panamá —desde  2015 según registros locales— con la velocidad apropiada para extender los servicios de la industria en capas de la población lejanas a su órbita. Son las hormiguitas dispuestas a llevar soluciones en el tracto operacional de un sector cada vez más regulado. Bien manejadas, dicen, pueden acelerar el desarrollo.

El fenómeno fintech acredita ya cifras envidiables para cualquier industria. El segmento movilizó entre los años 2010 y 2015 la suma orbital de 22 mil 265 millones de dólares, dice un análisis de la consultora Accenture. La cifra puede multiplicarse en el actual lustro, según establece un estudio de Price Waterhouse Cooper (PWC) España sustentado en una encuesta elaborada a partir de mil 300 entrevistas en 71 países con entidades financieras, compañías de seguros y de medios de pago, gestoras de patrimonio, firmas de capital de riesgo y empresas fintech.

Los resultados destacan cómo el 45% de las entidades financieras tradicionales tiene ya acuerdos con compañías fintech. El 82% de aquellas instituciones guarda expectativas sobre el aumento de estas alianzas.Después de Brasil, México lidera este fenómeno en América Latina. Ese país representa el 25.6% de las fintech del subcontinente, destaca un documento del Banco Interamericano de Desarrollo y de la aceleradora deemprendimientos mexicana Finnovista. Su cofundador y codirector, Andrés Fontao, califica esta tendencia bajo el término de “la tormenta perfecta”, en la que saltan a la vista tres rayos tronadores.

imagen

‘STARTUP’. Simon, Roy y Raymond son los  gestores de Adelantos, la empresa especialista en microcrédito. LA PRENSA/Luis García

Fontao, vía telefónica con Martes Financiero, resaltó la existencia de “una gran oportunidad de bancarización” en una región donde “más del 50% de la población no tiene acceso a los servicios financieros formales”. Añade el ímpetu de los emprendedores de atender un mercado virgen con “la introducción de propuestas innovadoras basadas en nuevas tecnologías”. Y revela el interés de las “entidades financieras” de “avanzar” o innovar al compás de los nuevos tiempos. 

“El emprendedor es consciente de que la mayoría de las veces carece del conocimiento profundo respecto de la operación de una industria como la financiera. Sin embargo, se están acercando los nuevos actores a la vieja guardia, a las entidades, o viceversa, y se crean oportunidades en ambos lados”, agrega Fontao.

La lista de servicios con capacidad de atenderse por los dos jugadores, los de siempre y los de aparición reciente, comprenden las bancas retail y  corporativa, gestión de patrimonios, mercados de capitales, sistemas de pagos y el sector asegurador. (Ver recuadro: Actividades ‘fintech’).
Panamá presencia la primera generación fintech o su equivalente a la saga inicial del comercio electrónico. Sus participantes empiezan a consensuar cuál es su norte, anuncia Erick Candanedo, de la firma PWC Panamá.  “Las particularidades de este estadio aparecen con la oferta de startups independientes, aprovechadas en ocasiones por la banca y la industria financiera a través de beneficios y más valor como sucede en otras latitudes”, compara el consultor.

El segundo acto, el ciclo siguiente, consiste en la manera como las entidades financieras se convierten en proveedoras de las fintech, las cuales tienen “una estructura óptima” para los países en desarrollo.

imagen

‘STARTUP’. Dan Pinchasi y el equipo de Venmetro. Dice Pinchasi que han tenido varias reuniones con bancos importantes para estudiar alianzas. asegura.  LA PRENSA/Gabriel Rodríguez

El panameño Felipe Echandi, director del gremio Panafintech, integrado por cinco agentes locales, sostiene que la tendencia  es una realidad en el país si se atiende su definición de constituirse con compañías que tienen la internet como una parte fundamental de su modelo de negocios. La liga panameña ha celebrado tres foros, el último de ellos en Torre de las Américas, bajo el auspicio de Scotiabank, y sobre los cuales Echandi asegura que el interés generado en el público se incrementa de manera “impresionante”.

El agremiado añade que los emprendimientos fintech complementan la oferta de servicios financieros tradicionalmente por fuera  de internet como canal principal.  Agrega: “Los emprendimientos de este tipo le dan al consumidor mayores opciones para llenar necesidades que antes no podían satisfacerse, y además les imponen disciplina de mercado a los jugadores más tradicionales sin los incentivos suficientes para digitalizar y
mejorar los servicios existentes”. En otras palabras, el redoblante pasa a manos del responsable de los platillos. (Ver recuadro: Las alianzas de las entidades financieras con  ‘fintech’).

Las ‘fintech’ panameñas

El boquete sin atender por los servicios financieros se convierte en una oportunidad para Venmetro, fintech panameña especializada en préstamos personales. “Trabajamos a través del descuento directo salarial. Nuestro propósito es hacer las cosas de una manera más fácil y transparente, y saltar muchos intermediarios para ofrecer créditos desde 500 dólares hasta 25 mil dólares a personas sin posibilidades de tener acceso a un préstamo ante un banco o una financiera. Concedemos los créditos en máximo 48 horas, pero el solicitante sabrá antes la respuesta a su petición”, explica Dan Pinchasi, gerente de Venmetro.

La startup contabiliza hasta la fecha  3 mil 500 solicitudes y tiene 470 préstamos activos tanto en el segmento personal como en el de automóviles, este último inaugurado hace un mes. Pinchasi destaca además la brevedad de todos los trámites en comparación con otros agentes. “Tratamos de dar una atención rápida y eficiente no solo en el desembolso. En este sentido, el respaldo nuestro puede apreciarlo el cliente cuando requiera una carta
imagen

‘STARTUP’. Dan Pinchasi y el equipo de Venmetro. Dice Pinchasi que han tenido varias reuniones con bancos importantes para estudiar alianzas. asegura.  LA PRENSA/Gabriel Rodríguez

de saldo, por poner un ejemplo, lo cual tardará en conseguirlo hasta dos semanas en otros lugares. Con nosotros es cuestión de días”.

Las fintech se asemejan a los psicólogos en su labor de entender a los pacientes, pero se diferencian en que  buscan mejorar su salud financiera. Ayudan a eliminar los complejos del público ajeno a la banca y a las financieras. “A través de la historia el préstamo se ha reservado para quienes pueden acceder a él. Significa esto que son personas  bancarizadas, con un cierto estándar económico. Pero hay otras sin ese acceso y se sienten intimidadas para ir a una sucursal a pedir un crédito”, sostiene Roy Katz, presidente de la fintech Adelantos.  

Hasta el 2014, Panamá registró 3 millones 500 mil habitantes y su índice de bancarización se situaba en el 43.4% de la población. Pero al echar un vistazo sobre el segmento de los microcréditos del regulador bancario, en la cartera personal se aprecia la inexistencia de saldos, como sí ocurre con tarjetas de crédito o automóvil.

Es  en ese orificio casi invisible en el que actúa Adelantos, con micropréstamos de entre 50 y 500 dólares, pagaderos en un plazo máximo de tres meses y desembolsables a veces en menos de 30 minutos tras aprobarse la solicitud.
Adelantos opera a través de
su aplicación y Venmetro lo hace mediante una página web. Son empresas  independientes cuyo funcionamiento surge con la
licencia de una financiera. Pero ambas  startup muestran en la práctica cómo se reducen las brechas de la bancarización. Adelantos ofrece créditos hasta los 500 dólares, y de ahí en adelante la antorcha pasa a Venmetro.

“Nosotros completamos el portafolio de las entidades convencionales. Los bancos no pueden generar créditos de 50 o 100 dólares, porque les sale más caro originar el préstamo. Debido al monto de las operaciones, empresas como esta se constituyen en una ventaja para las personas sin acceso al sector financiero. Después de varios productos contratados con nosotros configuran un historial crediticio”,
imagen

El consultor de PWC, Érick Candanedo.
LA PRENSA/Luis García

detalla Raymond Katz, director de Adelantos.   

El riesgo, la contra Pero los correcaminos se cansan y las hormigas son ligeras y en ocasiones se las lleva el viento. Las fintech, por lo menos en Panamá, perviven en un “ecosistema muy débil” y todavía se tiene “una considerable incertidumbre regulatoria” que complica “más la actividad”, sostiene Echandi.

Son las fragilidades de un puñado de participantes aunque tengan el poder de hacer operaciones imposibles para las entidades formales, las gestoras del real money. “Ellas deben tener mucho cuidado al recibir dinero de los depositantes, y no le pueden prestar a cualquier persona”, comenta Katz. Y dedican además una parte considerable de sus esfuerzos al “cumplimiento” regulatorio, lo que “les genera unos costos muy altos”, valora Erick Candanedo, de PWC.

El riesgo acompaña el desempeño de las fintech, como sucede con todo agente de la industria en la que  se desenvuelven ellas. Su gestión, comenta Candanedo, es un asunto de colaboración en un marco de negocios de cooperación con las instituciones de siempre. “Para que sean controladas deben abrir el compás a los entes reguladores en cuanto a la selección de las fintech por utilizarse, para que ellos flexibilicen y determinen la forma en que van a permitirle a la entidad financiera asumir el riesgo adecuado para llevar a cabo sus negocios con fluidez”.

Ninguna norma se ha emitido en Panamá con la meta de demarcar los linderos de las fintech. En México, ejemplifica Fontao, se adelantan consultas sobre una propuesta de ley entre los entes reguladores, el Banco de México y la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, para repartirse las competencias de regulación y supervisión.

imagen

Felipe Echandi adelanta que en poco tiempo saldrá su ‘fintech’ llamada Quanto. LA PRENSA/Ana Rentería

“Deben introducirse regulaciones accesibles, que no generen fricción para el emprendimiento y la innovación. Quiero decir con esto que estas regulaciones no necesariamente trabajan a la par de una entidad financiera global, con miles de millones de dólares bajo su gestión, en comparación con una startup pequeña que recién empieza su actividad y que hace sus primeras operaciones”, explica Fontao.

De manera que las entidades financieras y sus nuevas vecinas están para complementarse y no para practicar el deporte blanco. Caso en el cual los jugadores tradicionales tendrían una raqueta de tenis y los novatos usarían una de ping–pong. En definitiva, establece el estudio de PWC España, el objetivo principal consiste en “evitar perder parte del negocio en favor de los nuevos entrantes, que pueden poner en riesgo hasta el 24% de los ingresos”. (Ver recuadro: Guerra de obstáculos).

Los “nuevos entrantes” gestionan el riesgo de una forma inédita en la industria del flujo del dinero. Se valen de sistemas tecnológicos más que de entrevistas personales. Emplean a fondo la información disponible en las redes sociales en vez de ecuaciones o tablas de ‘check–list’. Pero igual aprovechan los registros del buró Intelidat–Asociación Panameña de Crédito, y observan, si es del caso, la estabilidad laboral del solicitante, su manera de usar la página web o la aplicación creada por la fintech para atender al público.          

Estas hormigas tienen mucho camino por delante. Son correcaminos con el aire suficiente para ir a donde nadie ha llegado hasta ahora. “Se transformará la industria de una forma muy potente y se modificarán sus paradigmas, como ha sucedido con la música o la televisión”, anticipa Andrés Fontao.

En una década se sabrá qué tanto las fintech habrán rejuvenecido la banca, como sucedió con la industria del entretenimiento.          

       
 

GALERÍA

LAS ‘FINTECH’ REJUVENECEN A LA BANCA

 

 
 
 
Traducir esta página
 
 
 
 
SUPLEMENTOS
Ellas
Recetario
Buscafacil
 

© 2010-2015. Editorial por la Democracia S.A.  Derechos reservados.

Teléfono: (507)222-1222 Apartado 0819-05620 El Dorado
Ave. 12 de octubre, Hato Pintado Panamá, República de Panamá

Ediciones anteriores | Nosotros | Email