Edicion N 984 | 11 de julio de 2017
Inicio Panel Principal PP Panamá Relieve Dossiers
 

dossier

LOCALES VACÍOS, EL TERMÓMETRO



BIENES RAÍCES

REYNA KATIUSKA HERNÁNDEZ
[email protected]

imagen

INDICADOR. Varias plazas comerciales se han inaugurado recientemente en San Francisco y otras zonas de la ciudad. LA PRENSA/Jazmín Saldaña

Lograr que se ocupe una plaza comercial ciento por ciento, y perdure así en el tiempo, es casi una hazaña para el sector inmobiliario y los corredores del mercado de bienes raíces. Hasta hace un tiempo muchos contratos se firmaban por 5 o 10 años y con un promedio de precios superiores a los 5 mil dólares, a veces 10 mil o más, en zonas urbanas de la capital, como San Francisco, Marbella, avenida Balboa, vía Porras o Costa del Este, entre otros. Pero  hoy la historia es otra.

“Los locales comerciales vacíos de muchas plazas comerciales, nuevas o antiguas, son un verdadero termómetro sobre lo que sucede en la economía panameña. Hay una contracción en la demanda de locales comerciales y la oferta es mayor que esa demanda”, describe Iván Carlucci Sucre, presidente de la Federación Internacional de Bienes Raíces, capítulo Panamá.

Cifras de la Cámara Panameña de la Construcción reflejan que entre 2011 y abril de 2017 se registró la construcción de 136 plazas comerciantes en  corregimientos como Bella Vista, Betania, Las Cumbres, Parque Lefevre, Ancón, Curundú, Juan Díaz o Pacora, por un monto de inversión de más de 182.6 millones de dólares.

LA CAPAC REPORTA QUE EN SEIS AÑOS SE HAN  CONSTRUIDO MÁS DE 136 PLAZAS COMERCIALES

Basta con hacer un recorrido por las principales calles de San Francisco, avenida 12 de Octubre, Marbella, avenida Samuel Lewis, Obarrio o  vía Porras, por citar algunas, para ver las nuevas propuestas con grandes letreros de alquiler de espacios para oficinas, restaurantes y otros comercios. “Nos costó dos años lograr una ocupación de 70%”, comentó una promotora de una plaza en el centro de la ciudad. 

Carlucci precisa que muchos promotores han tenido que recalcular los precios del metro cuadrado y bajarlos significativamente e incluso hacer arreglos con los ocupantes actuales para no perder esos clientes. “En muchas plazas comerciales donde el precio del metro cuadrado de alquiler estaba en torno a los 35 dólares y los 40 dólares, han disminuido a 20 dólares y 25 dólares o menos”, apunta el experto en el sector inmobiliario. 

imagen

Mercado. En algunos centros como Liberty Plaza, en la avenida 12 de Octubre, el precio del metro cuadrado para alquiler de los locales varía entre los 17 dólares y los 20 dólares. LA PRENSA/Jazmín Saldaña

Agrega que muchos propietarios de estas plazas decidieron de común acuerdo con los inquilinos el reajuste de los precios  de alquiler, para no perder a los clientes, ni ejecutar las cláusulas de penalidades. Saben que la economía  marcha a otro ritmo. 

“Hay locales, por ejemplo, de tipo boutique, que han negociado el pago de una parte del alquiler en efectivo y otra en canje con mercancía con los propietarios de las plazas”. Los restaurantes,  ofrecen sus servicios a través de plataformas digitales, porque ha disminuido la afluencia de público, pero igual deben cubrir gastos de alquiler, costos de producción, servicios  y personal. 

“Esto es un verdadero termómetro. Muchos sectores están igual: ha caído la venta de vehículos, hay más locales comerciales y han subido los precios de los alimentos, y aumentó el desempleo”, apunta Carlucci.

Crecimiento urbano

Pablo García de Paredes, arquitecto panameño, considera que el crecimiento de la capital se ha hecho  sin planificación en múltiples ocasiones. “Cualquier nueva pieza al tejido de la ciudad debe mejorarla, no empeorarla. La construcción es una industria que genera miles de empleos y tener inversión extranjera en Panamá es una bendición, pero lastimosamente los desarrolladores solo piensan en su inmediata satisfacción monetaria y se olvidan del futuro de la ciudad, o del bien social en la inclusión”, expresa el arquitecto. 

Precisa que al ver la oferta inmobiliaria, la percepción que existe es que  los desarrolladores hacen consideraciones sobre el futuro de la demanda de bienes y servicios. 

“Ellos plantean que si hay mucho lujo es porque creen en la inmigración de personas de mucho poder adquisitivo;  o  que la inversión en cuentas offshore en Panamá va a diversificarse en el mercado inmobiliario. Es interesante, porque te dice lo que creemos sobre el futuro”, dice.

El urbanista expresa que  habiendo una sobreoferta en el mercado de oficinas y con los precios de la vivienda altos, “parece ser que los locales comerciales fueron la última ola  de la última década”. 

Considera que en ciertos lugares está plenamente justificado el crecimiento de plazas comerciales, como en Costa del Este o Santa María, donde hay un gran crecimiento demográfico de inmigración y a donde se están mudando familias panameñas de alto poder adquisitivo. “Veo como muy positivo el crecimiento en la oferta de locales comerciales, especialmente por la oportunidad para emprender con precios más accesibles. Quizás al haber una sobreoferta de locales, lo que tengamos es una disminución de los precios de los alquileres”. 

Todo parece indicar que este año las empresas inmobiliarias buscarán ajustarse para atraer a los inquilinos con mejores propuestas de precios y contratos flexibles.

GALERÍA

MÁS NOTAS

UN PRÉSTAMO PARA EL MARATÓN EN CURSO
LOCALES VACÍOS, EL TERMÓMETRO
LOS ALOJAMIENTOS MÁS CAROS ESTÁN EN MIAMI Y REIKIAVIK

 

 
 
 
Traducir esta página
 
 
 
 
 
SUPLEMENTOS
Ellas
Recetario
Buscafacil
 

© 2010-2015. Editorial por la Democracia S.A.  Derechos reservados.

Teléfono: (507)222-1222 Apartado 0819-05620 El Dorado
Ave. 12 de octubre, Hato Pintado Panamá, República de Panamá

Ediciones anteriores | Nosotros | Email