Edicion N 980 | 13 de junio de 2017
Inicio Panel Principal PP Panamá Relieve Dossiers
 

informe central

DICEN QUE LOS PANAMEÑOS SÍ PAGAN SUS DEUDAS



CONSUMO

SHERLY DÍAZ
[email protected]

imagen

DISTRIBUCIÓN. Los clientes de banca personal aprendieron que los pagos mensuales de un deudor no deben exceder el 50% de su salario, y que el resto del ingreso debe destinarse a suplir las  necesidades básicas. LA PRENSA/Ana Rentería

El panameño paga a tiempo sus deudas. Ha sucedido así históricamente con los créditos hipotecarios, primero, y los de índole personal, después. En el actual entorno tampoco es la excepción de esta regla  en un país con una marcha de crecimiento más lenta.
Si bien es cierto que la economía se mueve ahora a un ritmo promedio anual de 5%, menos de la mitad de hace un lustro, también lo es que entre la población bancarizada y las entidades financieras pedalean el tándem que irriga el dinero.  Este trabajo compartido, si así se le puede denominar, explica en parte por qué nunca se detuvo el país después de haber crecido con ponderados de dos dígitos, sostienen  fuentes consultadas.

Dice el exbanquero Luis Pabón, que el panameño suele ser un buen pagador de sus obligaciones. Un usuario que llega a ser ejemplar en comparación con sus pares de países vecinos.  “Todo porque en el orden de importancia de sus obligaciones personales prioriza  el pago de la cuota hipotecaria. Para él, lo más importante es la casa. La ha defendido siempre con crédito. A partir de ahí estructura la pirámide de sus otros deberes financieros”, comenta y agrega Pabón en referencia al empleo del dinero plástico y al pago periódico de las cuotas de automóvil y de préstamo de consumo.

“El panameño siempre ha sido un buen pagador de sus deudas”, reitera Juan Barragán, presidente sénior de banca de personas de Global Bank. Su visión cobija a todo el país.  La tradición de pago del usuario de los servicios financieros lleva a los bancos a sostener que la actual reducción económica transcurre dentro de una fase pasajera. “Los banqueros sabemos que esto es parte del negocio. Un tema cíclico”, considera Barragán.

Este episodio del mercado financiero panameño, el cual se mantiene en positivo pese a las contracciones, pareciera más emparentado con la psicología del consumidor que con los índices económicos.  El comportamiento de pago de los usuarios es homogéneo en las 10 provincias.
Según el consultor de banca de personas y emprendimientos  Samuel González Brenes, en préstamos personales, tanto de los clientes de la capital como los del interior del país, los mueve una misma necesidad. No es otra que suplir lo más eficientemente posible la adquisición de una vivienda. Entonces seguirá el carro, consolidar las deudas, en ocasiones iniciar un pequeño negocio y hasta satisfacerse uno que otro “lujo” que no puede costearse de inmediato.

El lado anverso

imagen

COMPROMISO. Los clientes del interior del país pagan con mayor responsabilidad sus deudas a los bancos.LA PRENSA/Archivo

Al margen de la compra de una primera vivienda, es precisamente en ese capricho financiado con el que empiezan a aumentarse parte de las cifras de la morosidad, con un incremento general de más de 10%. Pabón delata cierto exceso de consumo mediante la satisfacción de antojos tales como “adquirir un carro de seis cilindros porque el de cuatro se había vuelto insuficiente”.

 Otros factores de la morosidad corresponden a los índices de desempleo y el comportanmiento de la inflación.

El exbanquero recuerda, una vez más, que el “panameño siempre defenderá su casa”, pero reconoce de paso que del lado de los bancos falta “muchísimo” para hacer de la mora un asunto de preocupación. Tienen liquidez más que suficiente. “Eso sí, cuando se habla de pérdidas de más del 10% puede uno imaginarse los intereses que debe cobrar la entidad. En estos casos se permiten tasas un poco mayores”.

Pabón recuerda que el comportamiento de pago de los panameños sigue siendo tan positivo como lo fue siempre. Dice además que la clase media de la capital y aquellas personas favorecidas con un interés preferencial hipotecario pueden sumar 1 millón de personas, y que el primer segmento poblacional se concentra más en el interior del país.  “En Panamá continúa la construcción de barriadas nuevas, se sostiene la demanda. En varias áreas de las otras provincias ocurre lo mismo”.

Los saldos de crédito al mes de marzo de este año de la cartera hipotecaria se sitúan en 15 mil 125 millones, un 9% más que el mismo mes del año pasado, según revelan cifras de la Superintendencia de Bancos de Panamá.
El ente regulador revela que hasta diciembre de 2016 el crecimiento del financiamiento de las tarjetas de crédito resultó en 2 mil 10 millones de dólares. Un incremento de 18.78% en comparación con la misma fecha de 2015. La cartera personal ascendió a 6 mil 539 millones, es decir, un aumento de 10.81% frente al mismo mes del año anterior.

imagen

LUIS PABÓN, exbanquero.LA PRENSA/David Mesa

Los préstamos de autos se situaron en mil 648 millones de dólares, un incremento de 16.41%. El total de los tres segmentos, enarbolados en la cartera de consumo, contabilizó en diciembre 10 mil 197 millones de dólares o una subida de 13.18%.
Las tres carteras tuvieron un desarrollo semejante, con una leve disminución en dos de ellas, durante el primer trimestre del presente año.  Hasta el pasado mes de marzo el segmento de dinero plástico registró un índice de 16.77% frente al mismo periodo de 2016, y llegó a 2 mil 43 millones de dólares. Automóviles, por su parte, apuntaló un 14.23%, o mil 671 millones de dólares. Personas alcanzó un 11.20%, o 6 mil 688 millones. En términos generales se contabilizó un alza de 12.74% comparado con el mismo trimestre de 2016. (Ver recuadro: Tendencia de créditos de consumo personal).

La capital y el interior

Pese a la buena reputación de pago de los panameños, sobre el incumplimiento de unas y otras obligaciones aseguran desde las entidades bancarias que los clientes capitalinos tienen el mayor peso de la morosidad.  Una mirada a la repartición de los créditos de consumo en Panamá permite apreciar cómo el 75% de ellos se concentra en la capital, y el ponderado restante en el resto del país.

“Dentro de nuestras estadísticas, los clientes del interior del país  pagan a tiempo sus compromisos bancarios”, asegura Beatriz Vergara, subgerente de Cobros de la Caja de Ahorros. 

Esta tendencia obedece a varias razones. Del otro lado del puente de las Américas el comportamiento de pago registra menos incumplimientos dado que son regiones pequeñas.  Y la población tiene un vínculo cercano de atención y responsabilidad al momento de asumir sus obligaciones de crédito, señalan voceros de Multibank.  Fuentes del mercado comentan además que allá es mucho más frecuente la visita a las
imagen

BEATRIZ VERGARA,  subgerente ejecutiva de Cobros de la Caja de Ahorros.Cortesía

sucursales y que en una sola diligencia el cliente tiene la posibilidad de atender sus compromiso bancarios.

Las cosas cambian en la capital. El pago se hace más complejo debido al volumen y el ritmo de vida urbanos, y se limita  el contacto con los clientes repartidos por lo general en extensiones territoriales mayores.

Randall Arosemena, gerente de Operaciones de Banco General, revela que más del 80% de la cartera de crédito de personas, automóviles y tarjetas de crédito se ha otorgado en las sucursales de la capital. El 20% restante se distribuye en la otra extensión del territorio nacional, siendo Chiriquí la segunda provincia más importante en términos de volúmenes de cartera de consumo.

“En conceptos de morosidad, a pesar de que es importante la diferencia entre la cartera de la capital y el interior, los índices son muy parecidos y dentro de los estándares aceptados por parte de nuestra institución”, dice Arosemena.

Multibank indica que el 64.41% de su cartera total de clientes de consumo se encuentra en Panamá y Colón. Contabiliza otro 35.59% en el resto del país. Un 22.98% de la cartera morosa, aproximadamente, se concentra en el interior, y el 77.02% en la capital.
En la Caja de Ahorros el 51.81% de la cartera de consumo se desarrolla en Panamá, y el 48.19% en las demás provincias. Hasta el pasado 3 de junio  la cartera morosa se ubicaba en 12.78%. De este ponderado, el 7.15% en clientes de la capital y el 5.63% en el resto del país, revela Vergara.

imagen

SAMUEL GONZÁLEZ BRENES, consultor de negocios.LA PRENSA/Alexander Arosemena

Banco Nacional de Panamá, a través de su gerente, Rolando De León, explica que la entidad no tiene préstamos de autos dentro de sus ofertas crediticias, por ser  un renglón muy bien atendido por la banca privada.  Pero al cierre del mes de abril de 2017  la cartera total de consumo   se concentró en un  39.8% en la capital  y el 60.2% en el resto del país. La cartera morosa de la ciudad representa el 58.7%, en comparación con el 41.3% restante.  Según De León,  con estos datos puede concluirse que por una diferencia porcentual no muy alta los clientes del interior del país tienen un menor nivel de endeudamiento.el dínamo que es La banca.

A pesar de que ha crecido la morosidad en los préstamos de banca de personas, las instituciones  no han dejado de ofrecer estos productos.   Promueven el financiamiento con  ferias de autos, ofertas de compra de saldos de crédito de otras entidades y  refinancian préstamos personales, con tasas de interés atractivas para captar nuevos clientes.

Banqueros señalan que aunque  el país lleva otro comportamiento   económico,  y se ha mermado el empleo, lo cual tiende a afectar la morosidad,   no pueden dejar de prestar dinero porque continuará el crecimiento de Panamá. Esto explica  la intensidad de la competencia entre los  bancos.

Este momento es visto como una situación temporal, por lo que la banca siente confianza en el país, con la salvedad de que es necesario ajustar un poco los parámetros de crédito basados en los riesgos que presenta el mercado. 

Dejada a un lado la valoración psicológica, voceros de la  banca aseguran que el incremento en el endeudamiento obedece a varios factores. Uno de ellos es la reducción del crecimiento económico del país, el cual  provocó un incremento del desempleo. Este índice se situó el año pasado en 5.5%, es decir, que 102 mil 944 personas estaban desocupadas. Influye además  cierta incapacidad de pago, las licencias de trabajo  o la disminución de ingresos por parte de los deudores. Este escenario debe   impactar principalmente el impago de las tarjetas de crédito.

imagen

DINERO. El dinero plástico es uno de los productos de crédito al consumo  que lleva  a un acelerado endeudamiento de las familias panameñas. LA PRENSA/David Mesa


En Panamá, el deudor le da prioridad al abono de  su vivienda principal y deja de lado los otros compromisos bancarios, recuerda Barragán, de Global Bank. En cuanto  a tarjetas de crédito, explica que los bancos no hacen descuento directo, y tampoco existe una garantía del pago.

Esta situación hace que este préstamo sea más vulnerable y que los clientes puedan dejar de pagar este compromiso. Muchos de ellos usan el dinero plástico para costear imprevistos médicos, estudios, hacer compras e incluso pagar viajes.

Pero hay usuarios que no evalúan si los nuevos productos y servicios que adquirirán con la nueva tarjeta serán financiados a un interés superior.  En palabras más simples, pueden estar cancelando  una deuda barata e iniciando una nueva más costosa sin darse cuenta, advierte González Brenes. “La variedad de ofertas de productos, descuentos, puntaje y de millas por el uso de las tarjetas de crédito de ciertos bancos, más el auge de las compras por internet, son elementos que también generan un crecimiento del endeudamiento bajo este renglón de préstamo al consumo”.

Desde Multibank confirman que la morosidad más alta del banco se concentra precisamente en las tarjetas de crédito. La razón es que  los clientes sobregiran los límites y luego no tienen la capacidad para afrontar los pagos.  Cuando esto ocurre, el deudor solo se concentra en cumplir con los abonos mínimos que  absorben  los intereses.

 En la plaza, además, un número importante de  clientes carga   más de una tarjeta llevadas al límite  de su capacidad,  pero  no tienen el flujo de capital para cumplir con los diversos pagos.

En cambio la situación es diferente en la Caja de Ahorros. Desde la entidad  reconocen que el mayor endeudamiento de sus clientes está en préstamos  personales, lo cual obedece al alto nivel de compromisos financieros que tiene el deudor, revela Vergara.

imagen

DEUDA. El préstamo de auto es el único producto que cuenta con una garantía que puede ser recuperada  por el banco rápidamente por incumplimiento.
 LA PENSA/Eric Batista


Una práctica que se da en el mercado con este  compromiso bancario es que por lo general, los bancos realizan el descuento directo de los   préstamos personales. Esto les garantiza el cobro constante de su crédito.

Auto

Hay también un fenómeno curioso con el pago de préstamos de autos.  Tanto la Caja de Ahorros como Multibank coinciden en que el cliente paga esta deuda porque el vehículo es de uso diario, un medio de transporte, y es el único producto  con una garantía que puede  recuperarse  por el banco de manera rápida en caso de incumplimiento. (Ver gráfico: Venta de autos). 

Como regla general, en el sector bancario el nivel de endeudamiento de un cliente no pueden exceder el 50% del salario, ya que el otro 50% lo requerirá para afrontar las necesidades básicas, las de supervivencia y bienestar.
Y es que endeudarse no es un pecado, pero sí una irresponsabilidad cuando se llega  a la  morosidad. Este comportamiento puede llegar a perjudicar su historial de crédito. 

El deudor  corre el riesgo de que por el impago de sus compromisos bancarios sea registrado en la Asociación Panameña de Crédito (APC), por un periodo de siete años.

Durante este lapso el cliente no podrá  acceder a nuevos créditos, pues los bancos usan como referencia esa base de datos antes de otorgar un préstamo.
Hasta ahora, la mayoría de los panameños ha  demostrado pagar con responsabilidad sus compromisos financieros.

Un ejemplo que asumen ya las nuevas generaciones. (Con información de Óscar Castaño Llorente).

GALERÍA

DICEN QUE LOS PANAMEÑOS SÍ PAGAN SUS DEUDAS

 

 
 
 
Traducir esta página
 
 
 
 
 
SUPLEMENTOS
Ellas
Recetario
Buscafacil
 

© 2010-2015. Editorial por la Democracia S.A.  Derechos reservados.

Teléfono: (507)222-1222 Apartado 0819-05620 El Dorado
Ave. 12 de octubre, Hato Pintado Panamá, República de Panamá

Ediciones anteriores | Nosotros | Email