Edicion N 980 | 13 de junio de 2017
Inicio Panel Principal PP Panamá Relieve Dossiers
 

dossier

ENERGÍA TÉRMICA MANTIENE SU RELEVANCIA, PERO DESAFÍA AL PAÍS



IMPORTANCIA

SHERLY DÍAZ
[email protected]

imagen

PLANTA. La generación térmica es un respaldo  para cubrir “los huecos”  del sistema energético del país. LA PRENSA/David Mesa  

Entrar con rapidez al sistema eléctrico y dar potencia firme o confiabilidad en la generación son los mayores aportes de las termoeléctricas al sistema nacional de energía. Su   capacidad instalada asciende a  mil 242.8 megavatios y  representan el 36% de las fuentes de la red.

Esta relevancia la convierte  en jugadores de primera importancia. Y pese a ello deben ajustarse al clamor social que exige  un medio ambiente más limpio y  un mayor respeto por el entorno de las comunidades cercanas a las plantas termoeléctricas.

Si bien es cierto que su importancia es nodal en el comportamiento energético del país, también lo es que grupos como el Centro de Incidencia Ambiental han cuestionado la proliferación de las licencias de operación de estas plataformas. “El uso de carbón de estos proyectos generan gases de efecto invernadero”, han advertido voceros de CIAM.     
 
Y pese a los reparos el año pasado, las plantas térmicas aportaron el 33.5% de la generación total; y  las fuentes renovables de hidráulica, solar y eólica contribuyeron con el 66.5%, según la Secretaría Nacional de Energía (SNE).


La operación de una planta térmica no depende de la volatilidad de aspectos climáticos como la variación hidrológica, o los ciclos de vientos (eólica) o la radiación solar (fotovoltaica), señala Mauricio Yepes, director comercial de Centroamérica en Celsia Energía,  empresa que en Panamá produce energía térmica con búnker, carbón y diésel.

La energía térmica usa  combustibles y por lo tanto puede saberse la capacidad de generación de una planta de estas  en el  futuro según el almacenamiento de estos carburantes. Esta  información puede conocerse y controlarse con antelación, indica Juan Lucero, vocero de la SNE.

El funcionario revela que mantener la potencia firme es importante, ya que la demanda de energía varía con el tiempo y el sistema tiene que ser capaz de suplir la energía  en todo momento.  “Lo ideal es generar electricidad a partir de fuentes renovables. Pero las plantas térmicas ofrecen un respaldo en los momentos en que no se cuenta con el recurso renovable”, aduce.

En el caso de Panamá, las mayores fuentes de energía se encuentran a grandes distancias de los principales centros de consumo,  las ciudades de Panamá y Colón.  La mayor demanda de la energía se registra entre las 10:00 de la mañana y las 3:00 de la tarde aproximadamente, y vuelve a tener un segundo máximo alrededor de las 7:00 de la noche.  El despacho de energía en el sistema tiene que garantizar que la generación de energía cubra lo que requiere el país. Y solo aquellas unidades que tengan la facilidad de generar y mantener el suministro constante son las que pueden tener lo que se denomina potencia firme, y las unidades térmicas tienen esa característica, sostiene Gustavo Bernal, coordinador de la Comisión de Energía de la Sociedad Panameña de Ingenieros y Arquitectos (SPIA).

Añade que para generar la energía se  usa combustible, los cuales pueden almacenarse y transportarse con facilidad con diferentes tipos de generadores que desde su inicio  de funcionamiento son prácticos para la instalación y puesta en operación. “Las unidades térmicas pueden desplegarse e instalarse en menos tiempo, que por ejemplo las soluciones hídricas”, compara.

Impacto

Aunque la energía térmica representa un respaldo para cubrir “los huecos” de la generación en el sistema, también ha encontrado  tropiezos serios y grandes. Tanto en países vecinos como El Salvador y en Panamá, se han alzado voces de protesta  debido a que algunas plantas de energía térmica, principalmente las que usan combustible, emiten residuos a la atmósfera con una incidencia relevante en el medio ambiente.

En  El Salvador protestan  por la construcción de dos plantas de carbón mineral y gas licuado que afectaron la salud de la población. Mientras que en el área de La Chorrera, provincia de Panamá Oeste, y en Colón    varias comunidades no estuvieron de acuerdo con la construcción de dos plantas termoeléctricas, porque alegaban  la  contaminación de los residentes  alrededor de estas obras y por los ruidos fuertes durante los trabajos.

Óscar Rendoll, gerente general de la Empresa de Transmisión Eléctrica, S.A. (Etesa), explica que se tiende a “satanizar” la energía térmica porque tradicionalmente ha sido contaminante, principalmente cuando se usa el diésel.

Sin embargo, opina que gracias al uso de nuevas tecnologías las plantas térmicas ahora son más eficientes y que con la futura entrada del gas natural licuado serán aun menos contaminantes.

Bernal reconoce que se ha reducido la contaminación de las plantas térmicas, pero también han ocasionado costos adicionales dentro de la operación de las plantas. “Es importante que la comunicación y vigilancia en el perímetro de las instalaciones se mantengan para poder minimizar los riesgos y los impactos negativos a la población”, sostiene.

Debe restringirse, considera Bernal,  la construcción de viviendas en las proximidades de las plantas térmicas, líneas de transmisión y subestaciones de potencia, porque el ruido que genera la planta afecta el estado nervioso de las personas y la emanación de gases el sistema respiratorio. Sostiene que las multas y reproches sociales de algunas de estas plantas térmicas son producto del relajamiento en los controles de calidad dentro de la operación y mantenimiento de las plantas.

Futuro

El gas natural se ha ido posicionando en el mercado internacional y son prometedoras las perspectivas.  En Centroamérica no se cuentan con plantas que utilicen este tipo de combustibles. Sin embargo, en 2018 Panamá será el primer país de la región en utilizar este combustible, lo que abre muchas posibilidades, aunadas al hecho de contar con una posición estratégica para el cruce de barcos con este tipo de combustible.

 Se quiera o no,  las plantas térmicas  siempre serán necesarias para  disponer de ellas en cualquier momento en caso de que en el sistema se registre alguna falla y se requiera de su respaldo.
 
 

GALERÍA

MÁS NOTAS

PANAMÁ VUELA EN BUENA DIRECCIÓN
MERCEDES BENZ, EN LA CIMA DE SU CATEGORÍA
ENERGÍA TÉRMICA MANTIENE SU RELEVANCIA, PERO DESAFÍA AL PAÍS
VALORACIÓN DEL BITCÓIN DESCONCIERTA A ANALISTAS

 

 
 
 
Traducir esta página
 
 
 
 
 
SUPLEMENTOS
Ellas
Recetario
Buscafacil
 

© 2010-2015. Editorial por la Democracia S.A.  Derechos reservados.

Teléfono: (507)222-1222 Apartado 0819-05620 El Dorado
Ave. 12 de octubre, Hato Pintado Panamá, República de Panamá

Ediciones anteriores | Nosotros | Email