Edicion N 980 | 13 de junio de 2017
Inicio Panel Principal PP Panamá Relieve Dossiers
 

dossier

PANAMÁ VUELA EN BUENA DIRECCIÓN



TRANSPORTE

REYNA KATIUSKA HERNÁNDEZ
[email protected]

imagen

Proyección. La Asociación Internacional de Transporte Aéreo estima que el sector obtendrá en 2017 ganancias por el orden de los 800 millones de dólares, 2.6% más que en 2016. LA PRENSA/Reyna Katiuska Hernández

El transporte aéreo en América Latina y el Caribe crecerá este año a un ritmo de 7.5% luego de las turbulencias de hace dos años, con la caída del mercado de Brasil y la devaluación monetaria, así como la situación de contracción económica y bloqueo de recursos en Venezuela. Las estimaciones de la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA) señalan que el sector obtendrá en 2017 ganancias por el orden de los 800 millones de dólares, un 2.6% más que en 2016.

Peter Cerdá, vicepresidente de la IATA para América Latina y el Caribe, señala que hay buenas perspectivas para mercados como el panameño, con un hub de las Américas cada vez mejor conectado con la región y con Europa. “Panamá es un gran ejemplo de cómo marcha adecuadamente la industria aérea con planes de expansión del aeropuerto y donde el gobierno entiende la importancia de trabajar en conjunto con las aerolíneas para potenciar el sector”, expresa Cerdá.

El presidente ejecutivo de Copa Airlines, Pedro Heilbron, sostiene que efectivamente 2017 es un año de recuperación, sin embargo, en la compañía mantienen la cautela en cuanto a los planes de crecimiento.  “En esta industria no siempre todas las regiones  están en la misma situación. Las  más fuertes  son Asia y Estados Unidos, mientras que en Oriente Medio las cosas no están bien. Por su parte, América Latina empieza a recuperarse luego de dos años muy malos. Entonces la región no está lo suficientemente fuerte. Pero hay una tendencia positiva”, puntualiza Heilbron.

Las estimaciones de Copa Airlines consisten en  transportar este año a 13 millones 600 mil  pasajeros. Esperan crecer 6%.  “Estamos empezando a ver una recuperación. Claro, no estamos en una situación fuerte como fue en 2013 y 2014, pero estimamos un mejor crecimiento que en 2015 y 2016. Sin embargo, vamos con mucha cautela porque vemos que es una recuperación frágil porque la situación de la región tiende a ser volátil, por ejemplo, en mercados como Brasil, que tiene un peso importante en la industria”.

El CEO de Copa Airlines reconoce que la fortaleza de la empresa radica en gran parte al hub de  Tocumen, donde se conecta  toda la región, y debido a que  tienen códigos compartidos con aerolíneas que refuerzan  las ventajas competitivas del negocio.
Eduardo Iglesias, presidente ejecutivo de la Asociación Latinoamericana de Transporte Aéreo,  sostiene que aunque Panamá funge como un país con gran impulso para la industria, es fundamental no descuidarse con los planes futuros de expansión; e incluso analizar la posibilidad de otra pista y resguardar el espacio alrededor del aeropuerto para evitar que la ciudad y el crecimiento urbano se traguen la terminal, como ocurrió en Perú, Bogotá y México.

Es una preocupación que comparte  el presidente de Copa Airlines. Agrega que ya se empiezan a percibir problemas en el espacio aéreo, por lo que espera que se analice este tema con mucha prioridad, para que no se limite el crecimiento de la industria en el país. “Estamos en un momento en el que debido a ese crecimiento de Panamá como hub aéreo  empezamos a ver limitaciones tanto del aeropuerto como del espacio aéreo. Si no se toman estos retos con prioridad puede frenarse el crecimiento de la industria y del país”, agrega Heilbron.

La industria aérea de Panamá, junto con el sector turístico, significa un aporte de 12.6% del producto interno bruto del país. Solo la aviación genera 982 millones de dólares de forma directa y 435 millones de forma indirecta, según un estudio del Aeropuerto Internacional de Tocumen y Oxford Economics. 

Panorama mundial

imagen

PANORAMA. Pedro Heilbron, presidente ejecutivo de Copa,  sostiene que   2017 es un año de recuperación.LA PRENSA/Reyna Katisuka Hernández

El CEO de la IATA, Alexandre de Juniac, señala que en este momento la industria  enfrenta varios retos. Hay obstáculos en el mundo que niegan la globalización y se quieren levantar barreras que pueden frenar el avance del comercio y de la libertad de transportarse. “La aviación es un buen ejemplo de lo que es la globalización. Ayudamos a las personas a vivir vidas mejores. Y eso incluye a muchos que se beneficiarán de la aviación sin tomar nunca un vuelo. La aviación es el negocio de la libertad, y depende de fronteras abiertas a la gente y al comercio. Hoy nos enfrentamos a los obstáculos de aquellos que negarían los beneficios de la globalización. En algunas partes del mundo, la retórica política nacionalista apunta hacia un futuro más proteccionista. Amenazan a nuestra industria”, expresó De Juniac durante su discurso en la Asamblea Anual de la IATA.

Este año se esperan, añadió, buenas perspectivas económicas en casi todos los mercados, pero no se descuidan ante varias alertas que ven en el sector.

“En 2017 esperamos que las aerolíneas ganen 31 mil 400 millones de dólares con 743 mil millones de dólares en ingresos. Eso es un buen rendimiento. Y es una buena noticia para muchos. Los pasajeros se benefician de flotas modernas, redes ampliadas y más opciones de productos. El empleo directo ha crecido a 2 millones 800 mil empleos. Los inversores son  recompensados adecuadamente con un rendimiento por encima del costo del capital del 8.8%”, dijo Alexandre de Juniac, en la 73 Asamblea Anual de la IATA.

La fuerte demanda está impulsando la rentabilidad. Eso incluye la carga aérea, que se ha despertado de un coma de seis años. “El crecimiento del 7.5% está siendo impulsado por envíos de comercio electrónico y farmacéuticos”. En todo mundo se espera que el negocio de pasajeros crezca un 7.4% este año. Los factores de carga son superiores al 80%.

Para el director general de la IATA, los buenos resultados esperados este año no son motivo para descuidarse sobre los retos que tiene el sector. “Este sólido rendimiento financiero es una época para una industria que siempre ha luchado con los beneficios. Nuestro optimismo, sin embargo, debe moderarse con cierta cautela”, advirtió.

Los márgenes están siendo exprimidos por el aumento de los costos de combustible y mano de obra, añadió. Y la ganancia promedio de $7.69 por pasajero todavía no proporciona un amortiguador grueso a las sacudidas económicas.
Además, la rentabilidad no se distribuye por igual. La mitad de los beneficios de la industria pertenece  a América del Norte. Asia, América Latina y Europa generan beneficios sostenibles, pero solo justos. Y África y Oriente Medio están luchando.
De Juniac enumera los desafíos y retos que tiene el sector, como las amenazas de seguridad que están aumentando, la crisis en infraestructura con aeropuertos colapsados y nuevas regulaciones en muchos mercados.

 

MÁS NOTAS

PANAMÁ VUELA EN BUENA DIRECCIÓN
MERCEDES BENZ, EN LA CIMA DE SU CATEGORÍA
ENERGÍA TÉRMICA MANTIENE SU RELEVANCIA, PERO DESAFÍA AL PAÍS
VALORACIÓN DEL BITCÓIN DESCONCIERTA A ANALISTAS

 

 
 
 
Traducir esta página
 
 
 
 
 
SUPLEMENTOS
Ellas
Recetario
Buscafacil
 

© 2010-2015. Editorial por la Democracia S.A.  Derechos reservados.

Teléfono: (507)222-1222 Apartado 0819-05620 El Dorado
Ave. 12 de octubre, Hato Pintado Panamá, República de Panamá

Ediciones anteriores | Nosotros | Email