Edicion N 930 | 14 de junio de 2016
Inicio PP Panamá Relieve Dossiers
 

dossier

CLIENTES RESIDENCIALES DESPERDICIAN 30% DE ENERGÍA



HÁBITO

SHERLY DÍAZ
[email protected]

imagen

Fotolia

Dejar encendidos el acondicionador de aire, los equipos de sonido, las computadoras, los televisores, el abrir y cerrar la nevera con frecuencia, son  hábitos de consumo  nocivos  por parte de los clientes residenciales. Estas prácticas  ocasionan un desperdicio promedio de energía de entre   25% a 30%  mensual.

El informe más reciente de la Secretaría Nacional de Energía (SNE) sobre el mercado eléctrico  revela que  el país consume un promedio  de 688 mil 24 megavatios hora, de los cuales el sector residencial abarca 234 mil 316 megavatios hora.

Las cifras   indican que al menos 58 mil 570 megavatios hora se desperdicia.

Este alto despilfarro del usuario final  obedece a la falta de cultura del buen uso de la energía,  de mantenimiento regular de los equipos y la utilización de productos eléctricos menos eficientes, coinciden Gustavo Adolfo Bernal y Bolívar Santana, subgerente general de la Empresa de Transmisión Eléctrica,  S.A. (Etesa) y experto en eficiencia energética de Gas Natural Fenosa, respectivamente.

Bernal  explica que muchas veces el cliente compra los equipos para su hogar sin conocer si usan o no más energía, ya que solo buscan precio. “Cuando compramos, tenemos que buscar los equipos que menos consumen”, destaca.

Un ejemplo de ello  lo detalla Fernando Díaz, director de electricidad de la SNE, quien   dice  que un cliente que va a comprar un acondicionador de aire split de 18 mil BTU— que es un estándar— y tiene que elegir entre dos equipos, uno que cuesta 600 dólares y el otro 900 dólares,  decide comprar el más económico.

Sin embargo, sostiene que si se analiza la eficiencia de los equipos, la inversión del consumidor por un equipo de mayor precio se recupera en menos de un año en el ahorro que se reflejará en su factura mensual de consumo de energía.

“Es preferible invertir un poco más en algo con mayor eficiencia sabiendo lo que vas a ahorrar”, recalca.

imagen

COMPORTAMIENTO. Los clientes residenciales podrían ahorrar entre un 6% y 40% de energía  al mejorar sus hábitos de consumo. LA PRENSA/Archivo

Díaz comenta que esto se conoce como el uso eficiente de energía, es decir, realizar una inversión en equipos para obtener un ahorro.

Según estudios efectuados por la SNE, el usuario que invierte en una nevera o un acondicionador de aire eficiente   podría ahorrar entre 27% y 40% de la factura mensual de su consumo de energía, dependiendo de las instalaciones eléctricas de cada hogar.

Estas cifras representan un ahorro que oscilaría entre $190 millones y $282 millones por año para el país.

Pero esta no es la única forma de lograr ahorro. Díaz explica que hacer un  uso racional de energía en el hogar le permitirá al usuario  un ahorro de 6% de su factura mensual sin necesidad de invertir en nuevos equipos. Poner en práctica esto le representa al país un ahorro anual de  $42 millones.

Díaz enumera algunos casos para hacer didáctico sus planteamientos.  Por ejemplo, no mantener abierta la nevera mientras se piensa lo que se sacará de allí, o   ir al cine y dejar encendido el aire acondicionado todo el tiempo mientras regresa  (ver recuadro: Para mejorar el consumo).

Daniel Mina, del departamento de Normas Técnicas de la Autoridad Nacional de los Servicios Públicos (ASEP), comenta que otro factor que debe tener en cuenta el cliente residencial es evitar que sus equipos eléctricos queden conectados en stand-by, ya que es el responsable de casi el 7% del consumo energético en el hogar.

En este caso, aconseja usar regletas que permitan desconectar varios aparatos a la vez.

En caso de que   la residencia tenga más de 10 años, es necesario hacerle una revisión para verificar que no exista sobrecalentamiento en las instalaciones eléctricas, puntos calientes o “fugas a tierra”, que elevan su consumo y a la vez representan un riesgo en la seguridad de la familia.

imagen


NUEVAS PLATAFORMAS

Para Rafael Espinal, gerente regional de Soluciones de Schneider Electric en  Panamá, todavía no hay una concienciación sobre el uso de equipos de ahorro energético, por lo que   la mayoría de los usuarios sigue  empleando equipos tecnológicamente antiguos, que de por sí generan pérdidas de energía, lo que impacta en el total de energía desperdiciada.

“Si el país tuviese plataformas inteligentes a nivel nacional y sus usuarios estuvieran acostumbrados a utilizar este tipo de tecnologías, en tiempo de sequía no tendríamos que aplicar sistemas de regulación energética, ya que, gracias a la implementación de esas plataformas y tecnología, se evitaría este 30% de consumo adicional o de desperdicio”, advierte.

Esto le permitirá al país ahorrar energía e incluso acumular un importante porcentaje de ella  para épocas de sequía u otro tipo de fenómenos o circunstancias que afecten al país.

MÁS NOTAS

RESGUARDAR LA INFORMACIÓN DE LA BANCA EN LÍNEA
CLIENTES RESIDENCIALES DESPERDICIAN 30% DE ENERGÍA
PANAMÁ SEGÚN MOODY’S
YUGOSLAVIA
¿EUROPEOS O BRITÁNICOS?
BANCO MUNDIAL REDUCE AL 2.4% EL PRONÓSTICO DE CRECIMIENTO

 

 
 
 
Traducir esta página
 
 
 
 
 
SUPLEMENTOS
Ellas
Recetario
Buscafacil
 

© 2010-2015. Editorial por la Democracia S.A.  Derechos reservados.

Teléfono: (507)222-1222 Apartado 0819-05620 El Dorado
Ave. 12 de octubre, Hato Pintado Panamá, República de Panamá

Ediciones anteriores | Nosotros | Email