Edicion N 912 | 02 de febrero de 2016
Inicio Panel Principal PP Panamá
 

entrevista

SCOTIABANK PANAMÁ GANA CORPULENCIA



transacción

ÓSCAR CASTAÑO LLORENTE
[email protected]

imagen

POSICIONAMIENTO. Néstor Blanco, gerente general de Scotiabank, reitera que para el banco lo más importante es el cliente. LA PRENSA/Ana Rentería

Despacio, despacio, que voy de afán, suelen decir los abuelos sabios y  esta puede ser la política de  crecimiento de Scotiabank.

El refrán se aplica al motivo por el cual el banco canadiense decidió adquirir la cartera de banca personal del Citi en Panamá y Costa Rica hace seis meses. Esta operación se registró ayer legalmente, tiene ya las aprobaciones del regulador y sigue con el cruce de acciones y de dinero entre las partes.

El banco canadiense aumentará sus activos a $3 mil 600 millones, según informó al momento de anunciarse la transacción al público. 

La inscripción legal termina por cerrar un ciclo iniciado hace ocho años cuando Scotiabank cambió de estrategia de negocios y decidió la diversificación de sus operaciones, y entonces incursionó en los servicios de banca personal. La táctica le permitió pasar de tener 3 sucursales a ofrecer sus productos en 17 puntos de atención. Sumados a la cartera de personas y de consumo, el banco atiende los segmentos de las bancas corporativa y privada, y presta servicios a las pequeñas y medianas empresas.

“Toda la vida hemos sido un banco conservador y eso es algo que nos caracteriza y no va a cambiar. Tomamos el riesgo con mucho cuidado y nos parece que en Panamá continúa habiendo alta posibilidad de crecimiento con nuestras políticas de control de riesgo adecuado y apetito por el riesgo”, asegura Néstor Blanco, gerente general de Scotiabank Panamá.

Comenta el gerente que el manejo conservador de los negocios de Scotiabank de ninguna manera obedece a “expectativas irracionales de crecimiento de hasta un 20%”, sino a cumplir metas de “dígitos dobles [pero] bajos tanto en el portafolio [de productos] como en la capacidad de generar ingresos”.

Al cierre del pasado mes de noviembre, el banco  sumó activos financieros en Panamá por el orden de $2 mil 900 millones. En 2014 sus activos cerraron en $2 mil 665 millones. Equivale a un aumento de 8.81%.

Blanco promociona   2016 como el año de la integración de las operaciones de Citi en

Scotiabank. La transacción resulta de una estrategia global de la empresa canadiense, y en el caso de Panamá se explica en la búsqueda de plazas estables capaces de alcanzar un crecimiento económico anual de entre 3% y 6%.

“Estamos [en Panamá] al 6% y hay muchas posibilidades de bancarizar más personas”. Esta proyección, asegura Blanco, se constituye en una transacción perfecta debido a “la combinación de un segmento hipotecario sólido, como ocurre con el de Scotiabank”, y el portafolio de tarjetas de crédito de Citi. La venta cruzada de ambos servicios aumentará la rentabilidad por cliente.

imagen

TRAYECTORIA. El banco suma más de cuatro décadas en la plaza. LA PRENSA/Archivo

“Esta transacción nos da la capacidad de operaciones más cercanas a nuestros clientes de acá [Panamá], de ofrecerle la solidez del banco para levantar depósitos locales”. Según el gerente, esta ecuación derivará en la conversión de Scotiabank Panamá en un banco 100% local, sin menospreciar los segmentos de banca corporativa y comercial.

Las otras carteras

Un repaso breve a la historia de Scotiabank Panamá muestra la presencia del banco  en la plaza durante 42 años. Llegó en 1974 para ofrecer los servicios propios de la banca comercial y corporativa. Creció hasta   2008 sin una plataforma de consumo, herramienta fundamental para un banco en sus objetivos de obtener depósitos locales y poder fondearse en una plaza.

El foro “Visión 2016, pilares económicos”, organizado por el diario La Prensa y ‘Martes Financiero’ el pasado martes 26 de enero, le reveló al país el inicio de millonarias obras de infraestructura a partir del presente año y durante el próximo lustro. Son megaconstrucciones  solo posibles con el respaldo de la banca.

“Tenemos una larga historia de participación selectiva en las expansiones de infraestructura más importantes de Panamá. Puedo citar el Canal o las líneas de transmisión eléctrica. Y pensamos seguir participando selectivamente según sea la oportunidad”, anuncia Blanco.

El gerente se refiere igualmente al dinamismo de las empresas multilatinas. Dice que Scotiabank tiene suficiencia probada para atender en y desde Panamá las necesidades de las compañías regionales. “Somos un banco global, pero también somos un banco local”.

Es decir que en el caso hipotético de presentarse un cliente panameño con intenciones de abrir operaciones en México, Colombia, Perú o Chile, por mencionar algunas plazas, un colaborador de Scotiabank Panamá tiene la capacidad de levantar el teléfono y hablar con alguien de Scotiabank en esos países y que conoce de antemano esos mercados, para acompañar y guiar al cliente.

“A mí me da tranquilidad desde el punto de vista de conocer al cliente. Y puedo llamar a nuestro equipo local en otros países y hacerle preguntas sobre los clientes en esos mercados. Esto es importantísimo y es algo que no tienen ciertos bancos globales”.

Néstor Blanco es enfático en afirmar que a la larga el cliente es siempre el centro de las operaciones de Scotiabank. Su razón de existir. Enfocado en él es que el banco canadiense sucursal Panamá quiere en este 2016 volverse un mejor banco. En diciembre se sabrá qué tan acertada era esta proyección.

 

 
 
 
Traducir esta página
 
 
 
 
 
SUPLEMENTOS
Ellas Virtual
Aprendoweb
Pulso de la Nación
Recetario
WKD
 

© 2010-2015. Editorial por la Democracia S.A.  Derechos reservados.

Teléfono: (507)222-1222 Apartado 0819-05620 El Dorado
Ave. 12 de octubre, Hato Pintado Panamá, República de Panamá

Ediciones anteriores | Nosotros | Email