Edicion N 871 | 14 de abril de 2015
Inicio PP Panamá Relieve Dossiers
 

la voz calificada

ASAMBLEA DE PROPIETARIOS, LA AGENDA



inmuebles

Rolando Candanedo Navarro
[email protected]

imagen

LA PRENSA/Jazmín Saldaña

En publicaciones anteriores hemos  explicado qué es una asamblea de propietarios. También abordamos la convocatoria. En otro artículo tratamos lo que debe entenderse por segunda convocatoria. Ahora abordamos la “agenda” de la asamblea.

La ley de propiedad horizontal menciona la palabra “agenda” una sola vez en el artículo 50, diciendo: “…adjuntándose el informe anual y la agenda.” A la agenda también puede llamársele “orden del día”.

La agenda o el orden del día está establecida a favor de todos los propietarios, incluyendo los  ausentes, pues si han recibido la notificación y/o citación de la reunión, saben los temas que serán abordados.

Los propietarios presentes en la     asamblea no serán sorprendidos con asuntos desconocidos. Los citados lo hacen para deliberar, y por ello deben estar debidamente informados del motivo de la reunión.

En beneficio de los ausentes, si se tratan materias no incluidas en la agenda, lo resuelto podría ser “inoponible” a ellos. 

En sentencia del  Tribunal Supremo de Alicante, España, del 12 de septiembre de 2003, se dice: “ Lo cierto es que en el caso de las tres propuestas de la actora, estas están incluídas en el orden del día, con expresiones y contenido obviamente reducido, pero suficiente como para dar a conocer a los propietarios el contenido de los temas a tratar permitiendo, que es lo más importante, abrir el turno de discusión, examen y valoración de tales cuestiones con amplitud no acotada, todo lo cual constituye, no se olvide, el verdadero fin del orden del día, y de lo que buena muestra es en el caso el resultado de la junta en la que se tratan, con la intervención y extensión que se considera oportuna por la proponente y demás comuneros las cuestiones que a su instancia formaron parte del instrumento rector de los temas a abordar en la citada junta  ordinaria”.

Una vez dado a conocer el orden del día, este no podrá ser variado. El orden del día o la agenda de la reunión es parte del principio rector de toda asamblea. Esta, al reunirse, necesariamente solo puede debatir los asuntos incluidos en la citación.

Cosa muy distinta son las llamadas “mociones de orden”. Estas se refieren a alterar el orden de los temas a tratar. Un asunto que está, por ejemplo, de último en la agenda, pasar a tratarlo con más prioridad que otros. También puede ser solicitar explicación sobre las razones de inclusión de un tema en especial en la agenda. En nuestro medio es común introducir en la agenda de las asambleas un punto que denominan “asuntos varios”. En el se tratan asuntos que no son nada de “varios” y que por la importancia de ellos, al tratarlos anulan la convocatoria y la  agenda.

 Se tratan dentro de ese punto asuntos muy importantes para los propietarios y el inmueble. Se pretende ocultar a través de ese mecanismo el verdadero interés en debatir un tema muy importante, con la intención de que los propietarios vayan a la reunión totalmente desprevenidos.

En alguna forma son “asaltados” en su buena fe por los que confeccionan la agenda.  No existe motivo para ocultar bajo el título de “asuntos varios” temas relevantes o no, pues no existe ningún obstáculo para incorporar todos los temas en la agenda.

En asuntos varios pueden tratarse temas de poca importancia, como por ejemplo los uniformes de los conserjes, horarios para uso del elevador de carga, cambios en los horarios para depositar la basura en los lugares destinados a ese propósito, etc.


 

 

 
 
 
Traducir esta página
 
 
 
 
 
SUPLEMENTOS
Ellas Virtual
Aprendoweb
Pulso de la Nación
Recetario
WKD
 

© 2010-2015. Editorial por la Democracia S.A.  Derechos reservados.

Teléfono: (507)222-1222 Apartado 0819-05620 El Dorado
Ave. 12 de octubre, Hato Pintado Panamá, República de Panamá

Ediciones anteriores | Nosotros | Email