Edicion N 827 | 27 de mayo de 2014
Inicio Panel Principal PP Panamá Relieve Dossiers
 

la voz calificada

PANAMÁ, CON PASOS FIRMES HACIA LA CONSTRUCCIÓN SOSTENIBLE



región

August Simmons
[email protected]

|

A simple vista, la industria de la construcción en Panamá ha avanzado en los últimos años a pasos agigantados. Los enormes rascacielos, centros comerciales y megaproyectos que se están realizando nos sorprenden cada día por lo moderno de sus diseños y volúmenes internos sin precedentes. Nuestro país ya cuenta con 63 proyectos registrados en el US Green Building Council, lo que nos pone en un primer lugar en Centroamérica y el Caribe; además de 12 proyectos certificados LEED que nos coloca a nivel regional en segundo lugar, después de Costa Rica, que tiene 19. Estos logros significan que en Panamá los proyectos de construcción sostenibles son  una muestra de que existe un compromiso  por parte del Estado y la empresa privada en impulsar a los desarrolladores y arquitectos a llevar a cabo proyectos ambientalmente responsables y  eficientes.

Al ser un proyecto una propuesta económica, la inversión debe presentar retornos de inversión  interesante para todos los involucrados. El arquitecto puede incluir elementos de sostenibilidad, con argumentos sólidos que puedan aumentar el valor de su propuesta. Para el desarrollador, ya se ha mostrado en nuestro mercado que el precio de alquiler tiende a ser mayor en este tipo de oficinas sostenibles; esto significa un bien con mayor capacidad de generación de ingresos por metro cuadrado.

Sin embargo, para el usuario del edificio, oficina u hogar, ¿cómo se pueden medir los beneficios de algo que parece ser muy abstracto y subjetivo? Además de tener la satisfacción de saber que su ambiente es más saludable y amigable, el saber y conocer sobre el consumo o “huella de carbono” del área a medir, puede ser el inicio de exigir más de los diseños y desarrolladores. 

El usuario podría dividir el monto en dólares de su cuenta de luz entre los metros cuadrados utilizados. De este modo, puede establecer una meta de cuánto puede mejorar el consumo en dólares por metro cuadrado. También puede comparar sus resultados con otras áreas similares. Este punto de partida en medición es lo que se conoce como el base line o línea base.

Un paso importantísimo para Panamá fue la promulgación de la Ley 69 de 12 de octubre de 2012, conocida también como la ley UREE, que “establece los lineamientos generales de la política nacional para el uso racional y eficiente de la energía en el territorio nacional”. La ley introduce un elemento importante a esta tendencia y representa el complemento necesario para enmarcar los esfuerzos del sector privado y social. Entre estos lineamientos  se incluye el financiamiento de estudios y auditorías energéticas que nos llevarán a establecer líneas bases mediante las cuales podamos comparar el consumo en el país.

El día 16 de mayo, la Corporación Financiera Internacional (IFC por sus siglas en inglés), institución del  Banco Mundial para el sector privado, firmó un acuerdo con el Gobierno de Panamá para diseñar un nuevo marco regulatorio que fomentará la construcción ecoeficiente y la reducción del consumo de energía y agua en las nuevas edificaciones. Este acuerdo cuenta con el apoyo de Relaciones Exteriores, Comercio, de la Embajada de Canadá y busca establecer un marco de referencia para un código de construcción sostenible en nuestro país.

El crecimiento de la construcción en Panamá ha dado pasos positivos en materia de sostenibilidad; aun así, falta mucho por hacer  y para esto es preciso una mayor concientización y aplicación en los principios de la construcción sostenible de grandes edificaciones y proyectos de  viviendas.
 

 

 
 
 
Traducir esta página
 
 
 
 
 
SUPLEMENTOS
Ellas Virtual
Aprendoweb
Pulso de la Nación
Recetario
WKD
 

© 2010-2011. Editorial por la Democracia S.A.  Derechos reservados.

Teléfono: (507)222-1222 Apartado 0819-05620 El Dorado
Ave. 12 de octubre, Hato Pintado Panamá, República de Panamá

Ediciones anteriores | Nosotros | Email