Edicion N 815 | 25 de febrero de 2014
Inicio Panel Principal PP Panamá Relieve Dossiers
 

relieve

CON ADN SOCIAL Y FINANCIERO



GISSELE GONZÁLEZ DE DOMÍNGUEZ

Sherly Díaz
[email protected]

|

imagen

ENFOQUE. La misión social de Microserfin fue lo que  atrajo a Gissele González de Domínguez para aceptar la gerencia general. LA PRENSA/David Mesa

Tras 14 años de trabajar en el grupo BBVA —hoy Bac Panamá — y de ser la vicepresidenta del área corporativa y  del sector comercial del banco, Gissele González de Domínguez decidió hacer un alto en su carrera profesional para dedicarlo a su familia.

En mayo de 2012 renuncia a la empresa, y en julio de 2013 regresa a formar parte del grupo, pero invitada  por la fundación de esta entidad bancaria para ser la nueva gerente general de Microserfin.

La ejecutiva  vio en esta oferta un nuevo reto profesional,  que asumió con la convicción de darle un impulso comercial, porque Microserfin es una empresa que tiene más de una década y que ha crecido mucho en los últimos años. González de Domínguez comenzó como oficial de pasivos, y poco a poco fue escalando  hasta tener la oportunidad de trabajar en varias posiciones tanto del área de captación de fondos como de la parte crediticia, desarrollo comercial, factoraje y el segmento corporativo.

Explica que Microserfin tiene el objetivo de mejorar la calidad de vida de sus clientes y por ende la de  familias de bajos ingresos.

“Esa misión social que tiene nuestra institución fue lo que me atrajo para tomar este reto”, admite. Por un lado  cuenta con la parte financiera, pero también tienes un componente importante que es la capacitación,  formación y búsqueda de nuevas oportunidades para las personas. “Tratamos de que todo nuestro equipo de colaboradores tenga esto incorporado en su ADN, que estamos haciendo una labor financiera y social. Esto es lo primordial”, dice con orgullo.

La ejecutiva destaca que Microserfin es la única entidad en Panamá que hace “finanzas productivas”, es decir, que da financiamiento, pero con capacitación para que el pequeño empresario pueda desarrollar su negocio.

Por lo  general, el microempresario ve su negocio “como su todo” y no  separa los gastos del negocio y los de su familia.

“No se puede mezclar las finanzas de su casa y el negocio. Este es un error muy común en los pequeños empresarios, ya que manejan su dinero de forma integral y no separan su flujo de ingresos del negocio de sus gastos familiares”, añade.

Un segmento poco atendido

imagen

OPORTUNIDAD. Gissele González de Domínguez opina que el microcrédito se ha desarrollado poco en Panamá. LA PRENSA/David Mesa

La ejecutiva dice que el segmento de microcrédito está poco desarrollado en Panamá,  realidad que  no obedece a que los microempresarios sean malos clientes, sino a que es un segmento del mercado con altos niveles de pobreza, que por lo general no ha tenido una educación primaria completa y que carece de una cultura de pago.

Y crear este hábito no es una tarea  tan sencilla. A manera de ejemplo, la ejecutiva explica que en el sector bancario existen clientes estudiados, y aun así es necesario hacer una importante gestión de recuperación de cartera. Y para aquel cliente que no ha tenido esa cultura ni capacitación,  hay que hacer un esfuerzo mayor para darle seguimiento a este segmento. “Nuestras tasas pueden parecer altas cuando nos comparas con un banco, pero tenemos que desplazarnos más,  hacer una labor de seguimiento diferente y capacitar al cliente. La gestión para lograr que ese cliente se desarrolle y crezca financieramente no es una labor que hace una institución bancaria”, revela.

Muchas entidades no apoyan al microempresario porque el enfoque de cada negocio es diferente. Por ejemplo,  Microserfin es  una institución que pertenece a la fundación del banco, y su  objetivo es el desarrollo de las personas y la eliminación de la pobreza.

También deben generar ingresos y utilidades para ser sostenibles en el tiempo y poder apalancarse con proveedores financieros, pero no generan utilidades para repartir a accionistas, a diferencia de otras entidades financieras que tienen que crear valor para los accionistas.

“Lo que es el sector financiero y lo que hacemos nosotros al final, es tener unas finanzas productivas  para crear riquezas para el país vs crear la riqueza para el accionista”, comenta.

Resultados y metas

La ejecutiva señala que en 2013 cerraron con una cartera de 12 mil 850 clientes, y que su morosidad está por debajo del 5%; lo que indica que el 95% de sus clientes son exitosos.

En cartera bruta tienen alrededor de $16.5 millones, y el año pasado se otorgaron préstamos por entre $6 millones y $7 millones.

Los planes de Microserfin son continuar la expansión del negocio con la apertura de nuevas oficinas.

En la actualidad tienen 15 sucursales en el país, y este año esperan abrir dos más, cuyas ubicaciones  no fueron reveladas por  estrategia comercial.

 

 
 
 
Traducir esta página
 
 
 
 
 
SUPLEMENTOS
Ellas Virtual
Aprendoweb
Pulso de la Nación
Recetario
WKD
 

© 2010-2011. Editorial por la Democracia S.A.  Derechos reservados.

Teléfono: (507)222-1222 Apartado 0819-05620 El Dorado
Ave. 12 de octubre, Hato Pintado Panamá, República de Panamá

Ediciones anteriores | Nosotros | Email