Edicion N 786 | 16 de julio de 2013
Inicio Panel Principal PP Panamá Relieve Dossiers
 

informe central

NUEVAS ESTRELLAS DE LA EXPORTACIÓN



COMERCIO

Sherly Díaz
sherly.diaz@prensa.com

|

imagen

FÁBRICA. Arsenal Industries Panamá exporta chalecos antibalas a Centroamérica y el Caribe.
LA PRENSA / Ana Rentería

Durante el año 2012, las exportaciones panameñas superaron los 821  millones de dólares, unos 138 millones de dólares más que lo registrado en el año 2011.  Aunque los productos que más se vendieron en el mercado internacional  fueron oro, banano, camarones y piña,  empiezan a surgir nuevas iniciativas para variar la oferta exportable del país.

Es así como nacen las nuevas estrellas de la exportación: semen de bovino, miel de caña de azúcar, pimentones de colores, piñas enlatadas, rollitos rellenos, carteras de piel de cocodrilo, chalecos antibalas, entre otros productos.

Para Irma Chong, directora nacional de Promoción de las Exportaciones del Ministerio de Comercio e Industrias (Mici), estas exportaciones no son las más grandes, pero es parte de la nueva oferta de productos que Panamá vende al mercado internacional.

Manuel Ferreira, director de Asuntos Económicos de la Cámara de Comercio, Industrias y Agricultura de Panamá (Cciap)  dice que en este gremio impulsa a los empresarios a tratar de aprovechar los tratados de libre comercio (TLC), y a exportar no solo bienes, sino también servicios —que es el componente más importante del país en materia de exportación—. Destaca que en los últimos años ha visto exportaciones menores de productos tradicionales como el banano, azúcar o café, dándole paso a nuevos productos. Lo destacable es que tienen un potencial de crecimiento y esto obedece a las oportunidades que ofrecen los tratados de libre comercio.

“Hay empresarios innovadores que están desarrollando una oferta exportable de bienes no tradicionales. Surgen nuevos sectores, como la minería, a través de la cual se exporta oro y con potencial de exportar cobre”, dice.

imagen
El país tradicionalmente ha sido un exportador de servicios (Canal de Panamá, puertos,  turismo y sistema financiero); pero también hay oportunidades para el sector agroindustrial, industrial y agrícola.

Algunos dicen que Panamá debe concentrar sus esfuerzos en productos de valor agregado, pero otros opinan que debe hacerlo con mercancía sin valor agregado.

Sin embargo, Chong explica que cada uno tiene sus ventajas. El producto de valor agregado no tiene un periodo de vida corto, lo que representa una ventaja, pero es más difícil comercializarlo por la gran cantidad de permisos que hay que obtener para introducirlo al mercado internacional.

Mientras que un producto sin valor agregado se vende más rápido, precisamente por ser un producto perecedero, pero también requiere de un mayor manejo adecuado de su producción y cosecha, señala la funcionaria.

Ferreira opina que tener productos de valor agregado representa más empleos y oportunidades para los panameños. “El tema con el valor agregado es que se necesita mayor integración entre el sector agrícola y agroindustrial”, revela.

Una de las empresas que ha encontrado un nicho de mercado para sus exportaciones al ofrecer productos de valor agregado es Productos Lux, S.A. (Proluxsa), principalmente el vinagre que envían a Centroamérica y el Caribe.

La planta principal de la empresa está ubicada en ciudad de Panamá; allí procesan —además de vinagres— salsas para sazonar, salsas picantes, vainillas y  jugos.

Mientras que en su planta de conservas de alimentos enlatados, localizada en David, provincia de Chiriquí, procesan vegetales, sopas condensadas, frijoles y frutas, revela Rosmer Jurado,  gerente general de Proluxsa.

imagen

leyenda. LA PRENSA/autor

El empresario señala que son la única empresa de capital nacional de productos enlatados, y así empezaron a innovar con el sancocho, sopa de carnes, frijoles negros y chiricanos.

Una de las últimas novedades es que empezaron a exportar piña enlatada al Caribe. Se trata de la piña Golden o Premium que es para la exportación, de excelente calidad, pero que es rechazada porque es muy grande para el mercado internacional.

Jurado señala que se hizo un acuerdo con los productores  locales para comprar este producto  y comenzarlo a enlatar. “Este producto ha tenido mucho éxito y desarrollo tanto en el mercado local como el internacional”, dice.

La empresa prueba con nuevos productos, ya que también exportaron a Centroamérica  una línea llamada ‘estilo mexicana’ —frijoles negros y rojos molidos— usados para hacer tacos, y que es de alto consumo  en el mercado internacional y local.

Y antes que termine este año esperan concretar las exportaciones al Caribe de salsas chunky y de pimientos morrones con ajo que son usadas como dip.

Rosmer dice que quieren que otras empresas del patio tomen de ejemplo a Proluxsa, y no solo se concentren en exportar piñas, bananos y sandías, sin ningún valor agregado.

“Hay que empezar a darle un valor agregado porque al tener productos secos, se puede colocar en  supermercados, y su periodo de vida es más largo” destaca.

Hacia el sector oeste de la capital, en Panamá Pacífico está la planta de manufactura y distribución de sistemas de protección balística (chalecos antibalas), de nombre Arsenal Industries Panamá.

Su mercado son entidades policiales, militares, gobierno, empresas de  vigilancia y transportistas de valores.

La empresa inicia operaciones de manufactura en Venezuela en el año 2001, bajo la licencia de la compañía Armourshield LTD de Inglaterra. Posteriormente, decidieron terminar esta relación comercial y crear su propia marca Arsenal Industries.

Sin embargo, debido a problemas políticos y económicos en este país  no pudieron exportar, y tomaron la decisión de abrir una planta de manufactura para chalecos antibalas en Panamá Pacífico en el año 2009. Desde la fábrica  no solo atienden el mercado local, sino también el internacional, cuenta Jennifer Betancourt, gerente de operaciones de Arsenal Industries Panamá.

Los incentivos tributarios para las empresas que se instalan en Panamá Pacífico y su cercanía al Canal de Panamá fueron elementos que influyeron en esta decisión de abrir la planta de producción.

La empresa exporta a Guatemala, Costa Rica, El Salvador, Trinidad y Tobago, Curazao, Aruba, Venezuela y Ecuador.

Para acondicionar la fábrica tuvieron que invertir 800 mil dólares en  remodelar el edificio, y un millón de dólares en maquinaria.

En temporada alta de producción — de abril a diciembre— tienen 15 personas. Por  mes, hacen alrededor de dos mil chalecos antibalas.

“En Panamá no había personal calificado para hacer este tipo de prenda, por lo que tuvimos que capacitar al personal desde cero”, reconoce Betancourt.

La empresa ofrece al mercado cinco tipos de chalecos: los de protección balística personal, táctico o estilo swat,  chaleco interno, ejecutivo y modular.

El precio de un chaleco antibala oscila entre 450 y 700 dólares, y su periodo de garantía es de cinco años.

Listos para exportar

imagen

PRODUCTOS. En la empresa Veggie Fresh cultivan pimentones de colores (rojo, amarillo y anaranjado) bajo el sistema de  invernadero, en  donde se usa el sistema de producción hidropónica.
Cortesía de Veggie Fresh

En el sector agro y de alimentos también se están dando los primeros pasos para empezar a exportar nuevos productos.

A mil 100 metros sobre el nivel del mar, en la comunidad de El Banco, ubicada en el corregimiento de Rovira que pertenece al distrito de Dolega, en la provincia de Chiriquí, se encuentra la empresa panameña Veggie Fresh Invest. Corp.

La finca tiene 40 hectáreas, en 10 de las cuales  se cultivan pimentones de colores (rojo, amarillo y anaranjado) con la estructura de un invernadero, donde se usa el sistema de producción hidropónico o cultivos sin suelo, en el que los nutrientes llegan a la planta a través del agua, y son aplicados en forma artificial.

En las otras 30 hectáreas se  cuenta con una planta de empaque, cadena de frío, entre otras.

“Son 10 hectáreas bajo techo lo que nos convierte en el proyecto de agro más grande del país en los últimos 20 años”, asegura Guillermo Villarreal, presidente del grupo.

Este proyecto en el que se invirtieron $18 millones, nace por iniciativa empresarial de este ejecutivo, buscando oportunidades para hacer exportaciones y cumpliendo con las exigencias de mercados de primer mundo.

La elección del pimentón de colores para exportarlo a Estados Unidos se fundamenta en dos factores;  el primero obedece a que es un producto que se ajusta a un tipo de clima controlado que permite atenuar de gran manera los riesgos de cultivo frente a variables climáticas, y en segundo lugar porque se detectó que en  dicho mercado hay una alta demanda por este cultivo, pero cuya producción es deficitaria.

Este año la empresa hizo su primera exportación a Estados Unidos con nueve contenedores de pimentones.

A futuro la meta es exportar dos millones de kilos del producto. Se estima que para el cultivo del producto habrá 120 colaboradores,  80% de ellos, mujeres.

Mientras, en el sector de alimentos se prepara para exportar los productos Tpkeños, un producto típico venezolano llamado tequeño, que no es más que un enrollado de harina de trigo en cuyo interior lleva una barra de queso blanco. Es lo que se conoce como un snack o boquitas.

Antonio D’Elías, director ejecutivo de Tpkeños, asegura que este producto congelado se fríe u hornea para su consumo. En la actualidad tienen más de 24 sabores con queso suizo, crema con guayaba,  con salmón, con jamón ahumado, queso americano, mozzarella y otros.

Aunque es de capital venezolano, la empresa fue fundada en Panamá en el año 2010 viendo el crecimiento económico del país, señala D’Elías.

La fábrica de estos productos está ubicada en el Centro Logístico FrigoService Inc. localizado en la provincia de Colón, en donde laboran unos 22 colaboradores; mano de obra que estiman podría aumentar 50% una vez inicien sus exportaciones antes de fin de año.

Actualmente, los productos se venden en el mercado local en cadenas de supermercados, restaurantes y hoteles, pero el objetivo es enviarlo a Estados Unidos.

D’Elías explica que la primera exportación de ‘evaluación’ fueron cantidades pequeñas al mercado de Estados Unidos para que se conociera el producto, por lo que esperan concretar la exportación bajo el nombre de “deditos rellenos”.

Antes de exportar…

imagen

ALIMENTOS. Tpkeños se prepara para iniciar sus exportaciones hacia Estados Unidos.
Cortesía / Tpkeños

Tanto empresarios como gremios del sector exportador, comercial y autoridades del Gobierno coinciden en que exportar no es fácil. Es un trabajo que conlleva tiempo, inversión y riesgos.

Para Juan Planells, presidente de la Asociación Panameña de Exportadores (Apex), el problema más grave es la falta de financiamiento para los exportadores,  y los bancos tienen precaución porque desconocen la manera como funciona el sector.

“El sector exportador es complicado, aquí hay muchas variables y hay que atenderlas”, dice Planells.

Por ejemplo, en el agro hay que tomar en cuenta el cambio climático, la trazabilidad y los requisitos necesarios para exportar ya que los países establecen criterios sanitarios cada vez más estrictos.

El ejecutivo indica que el éxito de la exportación también depende del conocimiento de la tecnología de producción, de lo contrario el exportador “no lleva el menor chance”.

Antes de empezar a producir; el exportador debe conocer primero el mercado al que quiere exportar.

“No se trata de producir para ver quién compra la producción. Primero hay que buscar al cliente para luego producir”, señala.

Rosmer Jurado, de Proluxsa, opina que el exportador también debe considerar la forma de pago del cliente que compra el producto o mercancía en el exterior. “Exportar no es fácil, porque  tienes que asegurarte que te van a pagar, y buscar buenos clientes porque no es lo mismo cobrar aquí que afuera”, destaca.

Todos estos ejemplos forman parte de la nueva oferta exportable de Panamá, su éxito dependerá en gran medida de su conocimiento del mercado objetivo y de su innovación.

 

 
 
 
Traducir esta página
 
 
 
 
 
SUPLEMENTOS
Ellas Virtual
Aprendoweb
Pulso de la Nación
Recetario
WKD
 

© 2010-2011. Editorial por la Democracia S.A.  Derechos reservados.

Teléfono: (507)222-1222 Apartado 0819-05620 El Dorado
Ave. 12 de octubre, Hato Pintado Panamá, República de Panamá

Ediciones anteriores | Nosotros | Email