Edicion N 764 | 05 de febrero de 2013
Inicio Panel Principal PP Panamá Relieve Dossiers
 

relieve

LAS RAÍCES DE SIERRA



JESÚS SIERRA VICTORIA

MELISSA NOVOA
mnovoa@prensa.com

|

imagen

ABOGADO. En su oficina en la firma de abogados, Sierra tiene muchas curiosidades. Una de ellas son unas espadas que su maestro de hapkido le regaló cuando obtuvo el cinturón negro. LA PRENSA/Iván Uribe

A mil 753 metros sobre el nivel del mar, a Jesús Sierra Victoria le gusta detenerse a observar la belleza del volcán Barú.

Allí, en un terreno de 50 hectáreas ubicado en el corregimiento de Volcán en la provincia de Chiriquí —donde la señal de su celular se pierde y se activa el roaming como si estuviera en Costa Rica—, Sierra Victoria le  dedica tiempo a la tierra, sembrando las semillas o cosechando los frutos de la planta del café que crece en su finca Kalithea —nombre griego que significa hermosa vista de montaña—.

Siente que ha regresado a sus raíces por dos razones: Primero porque su padre, ya fallecido, de origen asturiano, se dedicaba a la agricultura allá en Oviedo; y porque su abuelo por parte de madre, Nicolás Victoria Jaén, que en 1904 fue constituyente  en la Asamblea Nacional  para redactar la Constitución de la nueva República, era de Chiriquí.

Por eso, sembrar y cosechar café en Chiriquí es una de las actividades que lo tiene apasionado en estos momentos, y que le permite combinarla con otra de sus grandes pasiones: el turismo.

Y es que a siete minutos de Kalithea se encuentra Dos Ríos, un hotel que compró junto a Bruno Tamburelli hace 18 años, que cuenta con 22 habitaciones  y que lo ha motivado a empaparse más acerca de los pormenores de la industria sin chimenea.

Además, espera seguir haciéndolo ahora que es el presidente de la Asociación Panameña de Hoteles (Apatel) por los próximos tres años.

Su principal objetivo es que se logre capacitar a más personal para cubrir las plazas existentes en el sector turístico y que existirán con la apertura de 6 hoteles más en el presente año y 14 en el próximo.

“Esta es una industria fantástica porque no contamina, genera muchos empleos, trae muchos turistas que vienen a conocer el país y que se convierten en factores multiplicadores para atraer a más personas”, admite.

Y precisamente por estas razones es que Sierra Victoria espera que el Instituto Nacional de Formación Profesional y Capacitación para el Desarrollo Humano (Inadeh) le apruebe unos fondos para poder capacitar a más personal.

Ya una vez se hizo, recuerda Sierra. En esa ocasión se capacitó a 25 mil panameños.

Pero hay que seguir haciéndolo, porque el personal bilingüe existente en el sector hotelero ha disminuido debido a que ha optado por aceptar ofertas laborales en los call centers ubicados en la ciudad capital.

“Aún hay retos de personal en los hoteles, porque ahora el sector ha sobrepasado la cantidad de habitaciones en comparación con el número de turistas que ingresan al país”, reconoce Sierra Victoria.

Este es un tema que lo tiene a él y al resto de los hoteleros preocupados.

Pero lo que más los tiene ajustando el presupuesto es el alza del costo de la energía eléctrica. Un aspecto que no tenían contemplado el año pasado, cuando hicieron su presupuesto para el año 2013.

En su caso, el año pasado ya habían vendido el 45% de las habitaciones que se van a ocupar este año a una determinada tarifa, y en ese momento no se tenía proyectado que venía ese aumento en el costo de la energía eléctrica.

“El sector por lo general vende por adelantado un año. Eso nos afecta. Y nos preocupa que vuelva a suceder, cuando ya estamos vendiendo lo de 2014”, recalca el empresario.

Del otro lado de la moneda, Sierra reconoce los beneficios de la recién aprobada Ley 80. Con una inversión de 250 mil dólares en un hotel nuevo en el interior del país, los propietarios podrán tener ciertos incentivos, como la exoneración del arancel de importación de materia prima; y para los que deseen hacer ampliaciones de al menos 100 mil dólares en los hoteles también hay incentivos turísticos.

Así habla Sierra de dos de las mayores pasiones que tiene en su vida.

Entre la ciudad y el campo, el presidente de Apatel espera continuar con todas las actividades en las que está metido y que solo una persona organizada puede lograr.

Entre sus clases de hapkido — arte marcial coreano—, su trabajo como socio en la firma Guerra, Sierra & Attie, sus responsabilidades como miembro del Consejo Nacional de la Empresa Privada, presidente de Apatel y propietario del hotel Dos Ríos, Sierra se prepara para su siguiente reto: participar en la subasta por internet luego del Best of Panamá 2013.

En dos ocasiones el café sembrado y cosechado en su finca Kalithea ha participado en la competencia Best of Panamá, pero confía en que este año obtengan el puntaje suficiente para poder participar en la subasta internacional.

TRAYECTORIA PROFESIONAL  EN DERECHO

Mientras estudiaba derecho, Jesús Sierra Victoria trabajaba en la firma de abogados Arias, Fábrega & Fábrega.

Ahora es socio de la firma Guerra, Sierra & Attie y se hace cargo del área de fundaciones de interés privado y todo lo corporativo, como sociedades anónimas, fusión y registro de sociedades nuevas.

 

 
 
 
Traducir esta página
 
 
 
 
 
SUPLEMENTOS
Ellas Virtual
Aprendoweb
Pulso de la Nación
Recetario
WKD
 

© 2010-2011. Editorial por la Democracia S.A.  Derechos reservados.

Teléfono: (507)222-1222 Apartado 0819-05620 El Dorado
Ave. 12 de octubre, Hato Pintado Panamá, República de Panamá

Ediciones anteriores | Nosotros | Email