Edicion N 759 | 18 de diciembre de 2012
Inicio Panel Principal PP Panamá Relieve Dossiers
 

informe central

AHORROS EN TIEMPOS DE BONANZA



FINANZAS PERSONALES

KEREM PÉREZ
kperez@prensa.com

|

imagen

DISTRIBUCIÓN. Poco es lo que destinan los panameños para ahorrar.
LA PRENSA/David Mesa

A sus 12 años José Vega comenzó a guardar el dinero que su padre le daba para su mesada. Era su primer año de secundaria y su padre decidió aumentarle de uno a 5 dólares la mesada. Siendo hijo único e inspirado porque su padre es un pequeño empresario, decidió colocar el dinero en una alcancía que tenía en su mesita de noche.

Pasaron los años y el dinero que este joven estaba ahorrando comenzó a crecer, a tal punto que cuando culminó su sexto año de secundaria fue con su madre a una distribuidora de autos y compró uno de paquete.  Además de su mesada, Vega hacía negocios y todo lo que recogía lo colocaba en su alcancía.

Carmen Guardia trabajaba en un comercio de la localidad. De un momento a otro quedó sin empleo y por no tener ahorros, su hijo, que estudiaba en un colegio privado, no pudo presentar los exámenes del tercer bimestre. 

Si Guardia hubiese tenido algo ahorrado, su hijo no hubiese tenido problemas para continuar sus estudios. Para dicha de esta madre, a los dos meses de haberse quedado sin empleo consiguió una plaza en otra empresa. Ahí aprendió que debía ahorrar para momentos eventuales como los que había vivido.

El panameño ahorra lo que su ingreso le permite, “aunque es posible, si se le educara un poco más en  finanzas personales o domésticas y trabajara con un presupuesto,  podría aumentar la tasa de ahorro”, sugiere el secretario ejecutivo de la Asociación Bancaria de Panamá, Mario De Diego.  

Pero la pregunta que se puede hacer un ahorrista, es cuánto debería extraer de su salario para guardar para aquellos imprevistos que se le puedan presentar u objetivos específicos que tenga la persona.

Los especialistas   recomiendan destinar  entre el 10% y 20% de su salario para ahorros, otros creen que del tercio que corresponda a entretenimiento, ocio y consumo no básico, se tome una parte para ahorrar.

La gerente de la Asociación Panameña de Crédito (APC), Luz María Salamina, afirma que hay diferentes fórmulas que lo guían a uno para saber cuánto puede ahorrar por mes.

Hay unas propuestas como la de utilizar el 50% de lo que gana para las cosas que necesita,  el 30% para lo que quiere y el 20% para el ahorro. 

“Las personas ahorran para cumplir alguna meta que tienen, sobre todo el panameño, porque quiere una casa, un auto o cosas para su hogar”, afirma Salamina.

Y es algo fundamental, dice la gerente de la APC, ya que así como “se tiene el crédito en el ADN”,  se tiene que incluir el ahorro para los propósitos que tiene la persona. “Para lo que uno quiere o para las vacas flacas. No porque estemos viviendo en una época de bonanza y que hay crecimiento económico no se debe ahorrar. Ahora, especialmente en la época de Navidad, vamos a recibir dinero extra, se debe guardar algo”, agrega Salamina.

El consultor de empresas Ernesto Bazán detalla que el salario de una persona se debería distribuir de la siguiente forma: un tercio para pagar la hipoteca; otro tercio para préstamos personales, servicios básicos y alimentación; y el último tercio para consumo no básico en el que se  puede incluir entretenimiento, compras y de ahí sacar algo para ahorrar.

Pero además, dice que existen otras  formas de ahorrar que no necesariamente son colocar dinero en las bóvedas de los bancos.

“Si no tienes un excedente para ahorrar, lo que tienes que hacer es reducir las deudas que tienes, especialmente de las tarjetas de crédito, porque tienen tasas de interés bastante altas”, detalla.

“Es una forma de ahorrar y es una de las mejores formas, pero no sirve de nada si la persona continúa con un alto ritmo de consumo y gasto”, afirma Bazán.

Falta educación financiera

Para fin de año es muy común ver las largas filas en los bancos en donde las personas están cambiando sus cuentas de ahorro navideñas para comprar los regalos para los niños, ropa y hasta para organizar fiestas.

No obstante, De Diego afirma que es importante organizar campañas para educar sobre los beneficios de ahorrar.

“Si se compara con las campañas que promueven el gasto, todavía sería peor. O sea que el estímulo para ahorrar es una ínfima fracción del estímulo para gastar”, dice De Diego.

La abogada y experta en consumo Yakarta Ríos opina que la capacidad de ahorro en Panamá es muy vulnerable, porque aunque se reciban millones de dólares en ahorro al año, el consumidor se inclina por el gasto excesivo.

“El consumidor panameño no ahorra a mediano  y a largo plazo, sino que lo hace de inmediato. En Navidad paga una ilusión de pocos días”, sostiene Ríos.

Otro caso que menciona la abogada y experta en consumo es cuando a una persona la ascienden a otra posición, y  lo que piensa inmediatamente es en comprar cosas, por ejemplo: cambiar los muebles de la casa, menciona Ríos.

“Es una cultura en diciembre en que las personas enloquecen con el tema de las remodelaciones y cambian todo lo que tienen dentro de la casa, no reparan o reutilizan, y esto se ha perdido, eso se descarta. Es una cultura donde casi todo es desechable”, manifiesta Ríos.

Y aunque se reciban bonificaciones, ahorros y décimos, los gastos son altos en diciembre, hay mucha confianza para comprar y hay un incremento en los gastos, dice  Domingo Barrios de Ipsos TMG Panamá.

Pero aclara que lo único es que en enero, febrero y marzo viene es el bumerán hacia atrás, ya que la gente tiene que pagar todo lo que se gastó.

Comportamiento de los ahorros

Según cifras de la Superintendencia de Bancos de Panamá, al mes de octubre,  los depósitos totales del  centro bancario internacional alcanzaron los 62 mil 361.61 millones de dólares, lo que representa un aumento  de 10.61% con respecto al mismo período del año pasado.

De este total, los depósitos locales  corresponden a 36 mil 540.02 millones de dólares, los que tuvieron un incremento de  14.31% comparado con el año anterior (Ver gráfica: Composición de los depósitos).

Los demás componentes de ahorros también han tenido un comportamiento positivo, sin embargo, algunos especialistas afirman que pese a este crecimiento, los créditos también han estado aumentando y con porcentajes  muy por encima de lo que crecen los ahorros. 

La Superintendencia de Bancos afirma que el aumento de la base de ahorros de los depósitos particulares locales ha demostrado que los panameños tienen buen hábito de ahorro.

“Este comportamiento es muy importante, ya que capitaliza a las personas para poder emprender nuevos proyectos y hacer frente a cualquier imprevisto”, según declaran representantes de la Superintendencia.

En cuanto a los bancos, los depósitos generan mayor estabilidad al sistema, dice la Superintendencia, ya que el aumento de ahorro es fundamental para el sistema bancario, porque constituye la principal fuente de financiamiento.

Crece el crédito

Los ahorros no son los únicos que han tenido un comportamiento favorable. El crédito también ha crecido de forma exponencial, incluso en porcentajes más altos que el ahorro.

Cifras de la Asociación Panameña de Crédito estiman que al mes de noviembre el número de tarjetas activas alcanzaba las 651 mil 101, lo que indica un aumento de 10.5% con respecto al año anterior.

Y el saldo de estas tarjetas no se queda atrás, ya que en el mismo período alcanzó los mil 223 millones de dólares, 16.3% más que en noviembre del año pasado, cuando este alcanzó los mil 52 millones de dólares (Ver tablas: Número de tarjetas de crédito activas/ Saldo de las tarjetas de crédito).

Salamina explica que tener crédito es positivo porque te ayuda a cumplir algunos sueños.

“Pienso que sobre todo las tarjetas de crédito son una herramienta que si la usas de forma responsable te beneficia. 

Si en esta época de Navidad haces las compras con la tarjeta de crédito estás más seguro, porque no estas cargando efectivo, hay menos robos, no es conveniente cargar tanto efectivo”, manifiesta. Pero es necesario que las personas puedan mantener los saldos bajos en las tarjetas, porque el propósito del plástico es utilizarlo de manera rotativa, porque es para cuando lo necesitas, siempre y cuando tenga saldo.

 “Si utilizas toda la línea de crédito y la tienes al límite,  lo que vas a tener es un préstamo cualquiera y caro, porque los intereses son muy altos”, añade.

El comportamiento de otros créditos según la APC también es alto. Los préstamos personales han crecido 6.1% en un año. El saldo alcanza los 6 mil 189 millones  al mes de noviembre, comparado con los 5 mil 832 millones de dólares de 2011.

Los hipotecarios han aumentado 14.9% en un año, pasando de 8 mil 262 millones   en 2011 a 9 mil 491 millones de dólares en 2012.  Asimismo, los préstamos de autos  han aumentado 18.8% en el mismo período, pasando de 823 millones   el año pasado a 978 millones de dólares este año.

Opciones bancarias

Las cuentas de ahorro han ido creciendo cada año a un ritmo de más o menos el 5%  en el sistema bancario, calcula la gerente de productos de Banco General, Daniela Díaz.

No obstante, las cuentas de ahorro, que se abren en su mayoría con 50 dólares en los bancos locales, no son las únicas opciones que tienen los ahorristas panameños.

“La cuenta de ahorros siempre es la primera opción para los que no tienen 10 mil dólares, que es el mínimo requerido para abrir un depósito a plazo fijo”, dice Díaz de Banco General.

Pero el mercado ofrece varias opciones, como por ejemplo planes de ahorro con montos específicos para tener una cantidad de dinero al final de año. “Tenemos por ejemplo la cuenta de ahorros Mi Meta que es una cuenta de ahorros, con plazo pactado, excelente rendimiento y el mínimo requerido es 100 dólares”, detalla.

Francisco Hayes, vicepresidente asistente de productos de captación y sucursales de Multibank,  asegura que los depósitos de plazo fijo también son una excelente opción para quien desee ahorrar. Actualmente las tasas para depósitos a plazo fijo están dando entre 3% y 5% de interés, menciona Hayes.

Pero recomienda a las personas que decidan ahorrar con este método,  que revisen  las calificaciones de riesgo de los bancos para saber qué tan seguro es. “Entre mejor es la calificación más seguro está su dinero. Si el banco tiene una calificación mayor  los estándares son mejores y el riesgo es menor”, indica. 

Y si a la persona le gusta el riesgo y está joven puede optar por un fondo de inversión en donde puede diversificar su dinero en varios instrumentos, desde acciones, depósitos a plazo fijo, entre otros.

“Antes el depósito a plazo era el instrumento ideal para conseguir un buen rendimiento de ahorro, si quiere más entonces vienen los paquetes de inversión”, menciona Hayes.

El ejecutivo de Multibank recomienda siempre colocar su dinero en el banco, porque es un sitio seguro, se reciben beneficios por las tasas de rendimiento de las cuentas y puede hacer movimientos de dinero a través de la banca en línea.

Otra sugerencia que hace Hayes es realizar depósitos programados, así la persona se puede obligar a ahorrar un monto específico cada quincena.

“Debemos tener un objetivo específico para ahorrar, un sueño, y a partir de ahí escoger el plan que desee”, concluye Hayes.

GALERÍA

 

 
 
 
Traducir esta página
 
 
 
 
 
SUPLEMENTOS
Ellas Virtual
Aprendoweb
Pulso de la Nación
Recetario
WKD
 

© 2010-2011. Editorial por la Democracia S.A.  Derechos reservados.

Teléfono: (507)222-1222 Apartado 0819-05620 El Dorado
Ave. 12 de octubre, Hato Pintado Panamá, República de Panamá

Ediciones anteriores | Nosotros | Email