Edicion N 759 | 18 de diciembre de 2012
Inicio Panel Principal PP Panamá Relieve Dossiers
 

dossier

PRONOSTICAN BAJA EN VENTAS DE VIVIENDAS DE LUJO POR CAMBIO FISCAL



BIENES RAÍCES

SHERLY DÍAZ
sherly.diaz@prensa.com

|

imagen

NEGOCIO. Los promotores tendrán problemas cuando vendan un apartamento nuevo. LA PRENSA/Jihan Rodríguez

Una reducción en la venta de residencias por encima de 300 mil dólares es el pronóstico de parte de los  miembros del sector de bienes raíces tras la aprobación de Ley N° 28 del 8 de mayo de 2012, norma que reforma el Código Fiscal.

Esta legislación establece que las mejoras (para uso residencial) cuyo permiso de construcción se hayan expedido a partir del 1 de enero de 2012 quedarán exoneradas del pago del impuesto de inmueble por 20 años para viviendas hasta 120 mil dólares, por 10 años las que van de 120 mil dólares a los 300 mil dólares y cinco años para las que estén por arriba de los 300 mil dólares.

Las mejoras para uso comercial, industrial, agroindustrial y otros quedan exoneradas por 10 años. Antes todos los inmuebles tenían una exoneración de impuesto  por mejoras por 20 años, pero con  la nueva ley se reclasificó por rangos de precios.

En la ley quedó establecido que  solo las mejoras cuyos permisos de construcción se hayan expedido  antes del 1 de  julio de 2009 gozarán de 20 años de exoneración, explica Álvaro Boyd, presidente de la Asociación Panameña de Corredores de Bienes Raíces (Acobir).

La drástica reducción de 20 años de exoneración de impuestos a cinco años en el segmento de las propiedades de arriba de 300 mil dólares  es un tema que preocupa a miembros del sector de bienes raíces.  

Los promotores tendrán problemas cuando tengan que vender, por ejemplo, un apartamento nuevo frente a uno que tiene tres o cuatro años de construcción y que  tiene más  años de exoneración de impuestos, asegura Boyd.

Pero, si se quiere tener una idea de cuántas casas y apartamentos se verían afectados con esta legislación, es decir que estén por arriba de los 300 mil dólares, es difícil porque la dirección de Ingeniería Municipal de la Alcaldía capitalina, que es la entidad que maneja los permisos de construcción, solo tiene cifras globales de los permisos de ocupación. Aunque el Consejo Nacional de Promotores de Vivienda  (Convivienda) hizo un estudio en el que estimaba que para 2012 se construirían 420 viviendas (casas y apartamentos) por arriba de los 250 mil dólares. De un total de 7 mil 429.

Repercusiones

La exoneración de impuesto tiene su impacto tanto para los promotores como para los compradores.

Una propiedad nueva que esté sujeta a este cambio pagará impuestos frente a otra propiedad similar construida hace pocos años y que tenga la exoneración de 20 años, dice Miguel De Janón, presidente de Convivienda.

En vista de que este impuesto lo paga el dueño de una propiedad, éste debe tomar en consideración esta nueva medida cuando  decida comprar una nueva propiedad, dice De Janón.

El ejecutivo destaca que el cambio en la exoneración ha sido recibido por el sector con “cautela”, ya que variaciones de este tipo pueden afectar la demanda de propiedades en los segmentos donde se disminuyeron los años de exoneración. 

La aplicación de la Ley también afecta al promotor porque es un arma menos de ventas, pues antes se le decía al comprador que  tenía 20 años de exoneración, pero ahora solo son cinco años.

Elías Mizrachi, gerente comercial de Procasa,  asegura que antes de que entrara en vigencia la ley, la exoneración de impuesto era una las ventajas competitivas para atraer al mercado extranjero y muy utilizado como herramienta en la gestión de ventas.

El cambio de la  ley tiene un efecto negativo en las ventas de viviendas de mediano y alto costo en Panamá, señala Raúl Hernández, gerente de negocios de Grupo Provivienda S.A.  En el pasado los largos plazos de estas exoneraciones han servido para dinamizar el mercado de bienes raíces, dice.

Hernández entiende que esta es una forma de buscar mayores ingresos para las arcas del Estado y en eso está de acuerdo. Sin embargo, cree que la reducción de plazos de 20 años en el pasado a cinco años bajo la ley actual  ha sido muy drástico e impacta de manera negativa el mercado de viviendas  de 300 mil dólares.

Este segmento  es también el mercado típico para un inversionista que busca en Panamá un sitio para retirarse.

Los beneficios de exoneraciones a plazos más largos es un atractivo adicional para este tipo de compradores.  Al reducir estos plazos perderá de algún modo algunas ventajas competitivas con el resto de los mercados analizados por ellos.

Un inversionista siempre considera el impuesto en el precio de su inversión y este cambio hace que el precio de mantener la propiedad aumente, comenta Tina Chu, gerente general de TC-Panamá Bienes Raíces.

En todo caso, los clientes tienen la decisión en sus manos. Algunos se inclinarán por propiedades con uno, dos o  tres años de construcción, que aunque son de segunda, siguen estando nuevas y mantienen los 20 años de exoneración.

 

 
 
 
Traducir esta página
 
 
 
 
 
SUPLEMENTOS
Ellas Virtual
Aprendoweb
Pulso de la Nación
Recetario
WKD
 

© 2010-2011. Editorial por la Democracia S.A.  Derechos reservados.

Teléfono: (507)222-1222 Apartado 0819-05620 El Dorado
Ave. 12 de octubre, Hato Pintado Panamá, República de Panamá

Ediciones anteriores | Nosotros | Email