Edicion N 756 | 27 de noviembre de 2012
Inicio Panel Principal PP Panamá Relieve Dossiers
 

informe central

El pulso empresarial de 2012



ECONOMÍA

SHERLY DÍAZ
sherly.diaz@prensa.com

|

imagen

Resultados. El año 2012 dejó atrás una reforma fiscal, aumento del combustible, cambios en el turismo, el sector de bienes raíces y en el agro.LA PRENSA/Ilustración Roy Hernández

El retorno al antiguo sistema de declaración de renta, las protestas tras la aprobación de la ley que permitía la venta de los terrenos de la Zona Libre de Colón (ZLC), la entrada en vigencia del tratado de promoción comercial (TPC) con Estados Unidos, la ley de incentivos para el turismo en el interior del país, el aumento del rango de precio de venta o construcción de viviendas que se beneficiarán con el interés preferencial, los cambios en la cartera agropecuaria, la eliminación de aranceles de importación  fueron algunos de los hechos trascendentales que tuvieron incidencia en el desarrollo de la economía,  que se estima cerrará con un crecimiento de 10.5%.

Además, la eliminación a medio año del adelanto mensual al impuesto sobre la renta (Amir) para retornar al antiguo sistema de declaración anticipada no fue del agrado del sector empresarial, que hacía menos de un año había tenido una reforma fiscal. Y este año tuvieron que regresar al sistema anterior, lo que no estaba contemplado en la planificación de sus operaciones.

Otro evento que mantuvo en tensión por casi dos semanas al país fueron las protestas realizadas tanto en la ciudad de Panamá como en la provincia de Colón por la aprobación de la Ley 72, que entre otras cosas permitía la venta de terrenos en la ZLC, de entidades autónomas, semiautónomas, además de otras facultades.  Solo en la ZLC se estimaron pérdidas diarias de entre $70 millones y $80 millones.

Esta situación tuvo sus secuelas, ya que se paralizó el comercio, lo que obligó al Gobierno a  derogar la cuestionada ley.

La fecha que tuvo en expectativa al país fue la entrada en vigencia del TPC con Estados Unidos —el 31 de octubre de 2012— que tardó ocho años en formalizarse, luego de que se iniciaran las negociaciones en abril de 2004.

Y un tema que va ligado al sector  agropecuario es el del cambio constante del titular de la cartera en tres ocasiones —al menos uno por año en la actual administración gubernamental—, lo que ha sido criticado por varios sectores del país.

Cuestionan al Gobierno

Un punto en el que coincidieron varios gremios empresariales, como la Asociación Panameña de Hoteles (Apatel), la Asociación Panameña de Ejecutivos de Empresa (Apede) y el Consejo Nacional de la Empresa Privada (Conep) es la “improvisada” política fiscal que implementó  el Gobierno, como lo fue la eliminación del Amir para regresar al sistema de declaración anticipada.

Las reformas fiscales implementadas han afectado a todo el sector empresarial, ya que han tenido que realizar nuevas inversiones e incurrir en costos adicionales que no tenían contemplados, sostiene la presidenta de Apatel, Sara Pardo.

El Gobierno tiene una “política de ensayo y error” que no se puede seguir dando porque trastoca todas las planificaciones empresariales, así opina Gabriel Diez, presidente del Conep.

Agrega que desde el momento en que se cambian las reglas del juego, las inversiones se contraen. “Nadie hace nada sin saber cómo vas a jugar”, señala.

En el sector empresarial también hay preocupación por el gasto público.

De seguir el déficit fiscal y continuar incrementándose la deuda pública, esto podría representar una amenaza ante una  nueva reforma tributaria que equilibre los ingresos con los gastos, considera Roberto Troncoso, presidente de Apede. Recordemos —advierte— que es más fácil reducir gastos que aumentar ingresos. 

“Hay poca humildad para reconocer sus desaciertos en política fiscal y se está actuando como si todos los años venideros fueran a ser de bonanza, tomando cada vez más deuda para cubrir el déficit fiscal bajo el argumento de que en términos relativos —sobre el PIB— la deuda no está aumentando”, comenta el empresario.

Eso es cierto, pero es temporal dice Troncoso. Sucede ahora que el PIB crece a doble dígito, pero pensemos qué va a pasar cuando el PIB no crezca tanto, dice.

El sector marítimo también tuvo su traspiés, luego  del paro de trabajadores de Panamá Ports Company y de los hechos de violencia en Colón, tras la aprobación de la Ley 72.

Ambos hechos incidieron en el movimiento de contenedores. Lo que se perfilaba como un año récord en el movimiento de contenedores, parece que tendrá una desaceleración, así lo indica

Willys Delvalle, presidente de la Cámara Marítima de Panamá.

Argumenta que el movimiento de contenedores sigue creciendo; pero ahora a un ritmo inferior. De enero a septiembre de 2011 frente al mismo período de 2010 hubo un crecimiento en el movimiento de contenedores del 20%. Sin embargo, de enero a septiembre de 2012 versus  2011 solo hubo un crecimiento del 6.9%.

En tanto, para la Cámara de Comercio, Industrias y Agricultura de Panamá (Cciap), se ha dado una escasa atención al sector agrícola, siendo uno de los más débiles de la economía, indica Irvin Halman, presidente de este gremio.

Tampoco ha ayudado los frecuentes cambios en la dirección del Ministerio de Desarrollo Agropecuario (Mida).

Lo que más afectó la actividad exportadora tiene relación con la ausencia de un plan estratégico de desarrollo para el sector agrícola, opina Juan Planells, presidente de la Asociación Panameña de Exportadores.

Y agrega que hay incapacidad de armonizar el desarrollo pesquero con la protección al medio ambiente, y la vacilante implementación de un sistema de incentivos a las exportaciones que no ha sido suficiente para motivar las inversiones en este sector.

Planells advierte de la falta de una agenda complementaria a la aplicación de los tratados de libre comercio, el conflicto entre las autoridades reguladoras de la actividad pesquera y los pescadores, y los recortes presupuestarios a la Autoridad Nacional de Aduanas que requiere de importantes inversiones para mejorar su índice de desempeño logístico ofreciendo un eficiente servicio 24 horas.

El sector industrial tampoco vio con buenos ojos que el Gobierno eliminara  los aranceles de importación de algunos productos como el poroto, las habas verdes y el guandú, granos básicos en la dieta del panameño. Y redujo los aranceles de importación de la leche evaporada, en polvo y el del queso mozzarella, fluido y demás.

No era necesario tomar esta medida “repentina” si el país tenía negociado un tratado de promoción comercial  con Estados Unidos, admite Aida Michelle de Maduro, presidenta del Sindicato de Industriales de Panamá.

“Ya  se había dado un proceso de negociación en donde ambos deben ganar, ¿por qué íbamos a tirar algo gratis? Dimos algo que podía ser objeto de negociación y simplemente lo soltamos”, resaltó la ejecutiva.

De la misma manera el sector de la construcción alza su voz de protesta y cuestiona el hecho de que se cambien las reglas del juego a cada momento, lo que afecta el programa de inversión y utilidades del sector.

Por ejemplo, hace poco salió un nuevo impuesto de los bomberos, en el que se cobra 20 mil dólares para aprobar un plano cuyo proyecto sea  menor a $10 millones, pero si es superior a esa cifra cobran 257 dólares.

El presidente de la Capac dijo que es obvio que se prersentó un error en la tarifa, pero mientras ese error no se arregle hay que pagar el impuesto.

“Yo no entiendo estas tarifas inconsultas y  las pusieron así y nadie nos ha podido justificar este aumento”, destaca.

También se quejaron de que el Gobierno “está muy lento” con el proyecto  que moderniza el Instituto de Acueductos y Alcantarillados Nacionales, lo que ha atrasado varios proyectos.

Proyecciones económicas

Pese a esta escalada de situaciones, los empresarios prevén un buen crecimiento económico.

Uno de los sectores con crecimiento económico es el turístico. Durante el año  2011 se recibieron 2 millones de visitantes, lo que representó en ingreso para la economía panameña de $1,915 millones, es decir, un incremento de 14.3% sobre el año anterior, cuando fue de  $1.676 millones, según revela la Apatel.

De enero a septiembre de este año entraron un millón 530 mil 574 visitantes al país, lo que refleja un  11.6% más que el mismo período del año anterior. Además los turistas gastaron $1,673 millones, es decir 19.5% más que en igual período de 2011 ($1,400), indican cifras de la Autoridad de Turismo de Panamá (ATP).

Y aunque este año se aprobó la Ley  N° 80 del 8 de noviembre de 2012 que tiene incentivos para la inversión en hoteles en el interior del país, se pronostica un año 2013 difícil para este sector  por dos factores: el crecimiento económico  plantea una sobreoferta de habitaciones en el mercado y porque será un año preelectoral. 

En estos momentos, el sector turístico apuesta al turismo de congresos y convenciones para lograr un mayor flujo de  visitantes al país y tratar de buscar un punto medio entre la oferta y la demanda.

En la misma línea de crecimiento está el sector de la construcción. De enero a julio de este año la inversión total en proyectos de construcción aumentó 45.3%, totalizando $918.4 millones.

La Capac revela que este año esta industria tiene más de $200 millones de inversión privada si se compara con el año pasado,  inversión  similar que también destinó el Gobierno a varias obras de infraestructura. Se pronostica que el sector podría cerrar el año 2012 en $1,480 millones de inversión por parte del sector privado y una cantidad similar por  el lado del Gobierno. Entre ambos la suma podría ascender a $3 mil millones para 2012.

Así como la construcción, tampoco se queda atrás el sector de bienes raíces que este año tuvo a su favor el haberse elevado de $80 mil a $120 mil el rango de precio de venta o construcción de viviendas que se beneficiarán con el interés preferencial, explicó Álvaro Boyd, presidente de la Asociación Panameña de Corredores y Promotores de Bienes Raíces.

El empresario dice que en este sector se benefician varios actores, como por ejemplo: seguros y la banca, el primero porque los compradores deben adquirir un seguro cuando compran una vivienda y el segundo con los préstamos hipotecarios.

Para  2013, este sector  cambiará. En lugar de enfocarse en el área habitacional estará concentrado en el comercial. Ahora se desarrollarán  centros comerciales pequeños, galpones, parques industriales y edificios de oficinas.

Mientras que el sector industrial estima que la proyección de crecimiento de este sector para este año es cerrar con un 7%, tres puntos más que el año 2011.

En general, los empresarios pronostican que el país continuará con un buen  crecimiento económico,  pero les preocupa de manera especial el déficit fiscal previsto para  2013 (2.8%).

Recomiendan al Gobierno que se mantenga en austeridad, en el marco de una gestión pública responsable y eficiente.

Halman de la Cciap espera que el Gobierno  maneje con prudencia los recursos del Estado y el presupuesto de acuerdo a las prioridades y atención a las necesidades.

Lo que vendrá en 2013 dependerá en gran medida de las políticas económicas gubernamentales y de la forma en que se lleva este año preelectoral.

GALERÍA

 

 
 
 
Traducir esta página
 
 
 
 
 
SUPLEMENTOS
Ellas Virtual
Aprendoweb
Pulso de la Nación
Recetario
WKD
 

© 2010-2011. Editorial por la Democracia S.A.  Derechos reservados.

Teléfono: (507)222-1222 Apartado 0819-05620 El Dorado
Ave. 12 de octubre, Hato Pintado Panamá, República de Panamá

Ediciones anteriores | Nosotros | Email