Edicion N 756 | 27 de noviembre de 2012
Inicio Panel Principal PP Panamá Relieve Dossiers
 

dossier

UN HOMBRE TRANQUILO, EN UN SECTOR TRANQUILO



JORGE NICOLAU

ÁLVARO SANTANA
[email protected]

|

imagen

CARGO. El 1 de enero cumple seis años al frente de C&W.LA PRENSA/Gabriel Rodríguez

No hay sorpresas para Jorge Nicolau en el sector de las telecomunicaciones. Después de 13 años en Cable & Wireless (C&W), y seis como gerente general de la empresa en Panamá, conoce a la perfección todo lo que rodea a este cambiante mundo, en el que los avances llegan a toda velocidad y en el que se puede aplicar el dicho de “adaptarse o morir”.

“El mundo es digital, ya está cambiando. En Japón y Corea todo es digital, en China no tanto, pero van por ese camino; y en Estados Unidos y Europa igual”, dice este panameño, uno de los pocos nacionales que dirige una gran multinacional en el país.

Según Nicolau, el sector de las telecomunicaciones tiene una regulación madura, aunque reconoce que “al comienzo tuvimos todos los embates duros con los reguladores, pero desde hace como 10 años todos los aspectos regulatorios están recogidos”.

Es incluso un sector con una competencia real, tras la entrada de terceros operadores como Movistar, Claro y Digicel, “todo estuvo bien manejado y regulado”, asegura Nicolau, quien  en tono de broma comenta que “antes éramos dos y nos matábamos, ahora imagínate cuatro, nos estamos matando todos los días”.

El año para  C&W ha tenido una de cal y otra de arena. Por un lado, el negocio de data crece como la espuma, y en 2012 han aumentado su cuota de mercado del 51% al 53%. Por el otro, los servicios de voz han bajado “y van a seguir bajando más. Tenemos que tratar de acelerar el crecimiento de data para compensar la parte de voz. Es algo que ya se ve y creemos que va a ocurrir más rápidamente”.

Nicolau piensa que la empresa debe orientar parte de su negocio a las  aplicaciones y contenidos “es algo que va a seguir creciendo. Hoy  todo está a la distancia de un clic.  Se puede descargar e incluso enviárselo a alguien con un dedo”.

Pero para eso,  Nicolau considera que el sector debe seguir invirtiendo  en nuevas infraestructuras y tecnología, “en 2011 destinamos  125 millones a infraestructura, y este año acabaremos con otros 100 millones. Quien no hace eso se queda atrás”.

Otro gasto importante  de las operadoras es el subsidio de terminales, “en realidad el costo mayor para la compañía”, comenta, aunque reconoce que es necesario hacerlo “porque la penetración de dispositivos inteligentes no es tan grande, casi nadie compra un teléfono de $500 o $600, si no es a través de un plan. El problema –continúa– es que  la compañía tiene que adelantar el dinero y subsidiarlo”.

La nube y eWallet

El año que termina ha sido para C&W el de la nube, un espacio virtual de almacenamiento que permite, además, ofrecer servicios de computación a través de internet.  

“De momento la nube está empezando y solo los grandes la tienen de verdad: Amazon, Apple, IBM o Google”, dice Nicolau, quien es consciente de que para desarrollar  el potencial de esta tecnología (datacenter virtual, servicios de software por uso, etc.) hacen falta redes más rápidas y hay que invertir mucho en tecnología de punta. “Son inversiones costosísimas –dice–; además,  el tráfico no deja de incrementar, pero los ingresos no suben igual. La tendencia es ofrecer más  por menos”.

Por eso, las operadoras trabajan con la Autoridad Nacional de los Servicios Públicos para explorar  la nueva tecnología que viene, llamada Long Term Revolution o 4G LTE.

“Espero que salga en 2013, si es así todos los actores de la industria vamos a participar para tener mayores velocidades a las actuales”.

Dos aspectos más han marcado el año en Cable & Wireless y, por ende, el sector. El desarrollo de la tecnología eWallet, creada para hacer pagos con el celular. “Va a ser como usar una tarjeta de crédito o efectivo”, dice Nicolau, “esta tecnología  está llegando a paso rápido y va a cambiar los esquemas de pago y de todo”.

En este sentido, la Superintendencia de Bancos  lleva dos años  estudiando este medio de pago en otros países, “por lo que en unos 12 meses creo que se dará la autorización [para su puesta en marcha]. Nosotros ya hemos avanzado en las  plataformas y el modelo de negocio, incluso hemos hablado con los bancos y algunos están muy interesados en el tema. Tenemos claro que ese es el futuro, por eso hemos desarrollado ya cosas”.

A nivel institucional, el Estado mantiene una participación en la compañía del 49%. Hace unos meses el gobierno de Ricardo Martinelli trató de vender esta participación, aunque la iniciativa no prosperó. “Nuestra posición –dice Nicolau–  ha sido siempre de respeto a lo que quiera hacer el socio con sus acciones. Obviamente si decide venderlo, nosotros tenemos derecho al 5% que por contrato podemos acceder, y lo hubiéramos hecho, pero no hemos vuelto a saber nada más”.

Y un último hito del año, la ley sobre soterramiento, que costará a las operadoras 23 millones de dólares, “unas inversiones gigantescas pero que, a  la larga, será la tendencia”, y que supondrán para los usuarios un incremento en su factura del 0.5%. “Los fondos salen inicialmente de la ASEP, pero, a la larga, lo pagamos todos”.

UNA MULTINACIONAL  CON  SELLO  PANAMEÑO

Al igual que los panameños se encargaron de la administración del Canal, ahora se presenta la oportunidad en una gran empresa, esta frase la dijo el hoy gerente general de Cable & Wireless cuando aceptaba el cargo en enero de 2007. Seis años después se mantiene al frente de una empresa consolidada, donde llegó en 1999.

Nicolau fue, además, presidente del Consejo Interamericano de Comercio y es  miembro activo de la Cámara  de Comercio, Industrias y Agricultura, la Asociación Panameña de Ejecutivos de Empresa  y el Club Rotario Panamá Sur.

 

 
 
 
Traducir esta página
 
 
 
 
 
SUPLEMENTOS
Ellas Virtual
Aprendoweb
Pulso de la Nación
Recetario
WKD
 

© 2010-2011. Editorial por la Democracia S.A.  Derechos reservados.

Teléfono: (507)222-1222 Apartado 0819-05620 El Dorado
Ave. 12 de octubre, Hato Pintado Panamá, República de Panamá

Ediciones anteriores | Nosotros | Email