Edicion N 756 | 27 de noviembre de 2012
Inicio Panel Principal PP Panamá Relieve Dossiers
 

dossier

LA FIESTA PENDIENTE



GABRIEL FÁBREGA

ÓSCAR CASTAÑO LLORENTE
[email protected]

|

El primer aniversario de la Superintendencia del Mercado de Valores (SMV) debía celebrar los logros iniciales de una plaza financiera en su idea de constituirse en la más importante de la región.

La fecha reconocería los avances de programas como Creadores del Mercado, las emisiones de bonos, notas y letras del Tesoro por parte del Estado, la venta de bonos de la Empresa Nacional de Autopistas, la entrada de nuevos participantes en la Bolsa de Valores de Panamá (BVP), y una serie de jugadas en un mercado de capitales con la intención de alcanzar la eficiencia y el reconocimiento del Centro Bancario Internacional. Todo un ejemplo a seguir.

Pero unos días después del primer natalicio, este coincidió con la orden del regulador de reorganizar la Casa de Valores Financial Pacific, cuarta entre 74 participantes y con un monto administrado de 135 millones 200 mil dólares.

El 16 de octubre pasado, la SMV emitió la orden. Entonces el país financiero y bursátil se llenó de expectativas por saber el desenlace de la primera gran prueba regulatoria de su mercado de capitales, a partir de la promulgación de la Ley 67 de septiembre de 2011.

Al poco tiempo las expectativas se volvieron zozobra. Casi nada se sabía del origen de la decisión del regulador, y menos de los avances de la intervención.

Semanas después Financial Pacific acudió a la Corte Suprema de Justicia (CSJ) para interponer un amparo de garantías. El recurso interrumpió la orden de reorganización. Hasta el momento se sabe que una trabajadora de Financial Pacific, según informan sus directivos, se llevó más de 11 millones de dólares que ya van en 14 millones. Expertos aseguran que el país se halla frente al caso Adelag de la década, en referencia al fraude millonario descubierto varios años atrás.

La presencia de la CSJ “ha causado mucha duda sobre el poder que tiene la SMV para tomar medidas con los sujetos regulados, y eso afecta un poco el factor de la institucionalidad”, comenta Gabriel Fábrega, miembro de la junta directiva de la Cámara Panameña del Mercado de Capitales (Capamec) y presidente ejecutivo de una reconocida casa de valores.

No prendan las velas

El caso Financial Pacific le aguó la fiesta al mercado de capitales. En caso contrario, este 2012 conmemoraría las bondades “de una ley modelada detrás de los usos y costumbres de los mercados desarrollados”.

La Ley 67 incorpora una nueva estructura organizativa con la creación de la SMV en cabeza de un superintendente, en comparación con la antigua Comisión Nacional de Valores codirigida por tres comisionados. La norma incluye la aplicación igualitaria de reglas de capital, solvencia y liquidez para puestos de bolsa y casas de valores.

“Busca promover el mercado y llevarlo a los estándares globales (…). Definitivamente este es un paso positivo hacia la consolidación de Panamá como un posible mercado regional”.

A Fábrega le da la razón la BVP con su balance de operaciones realizadas de enero a octubre de 2012. En este período las transacciones sumaron 5 mil 600 millones de dólares, frente al mismo consolidado de 2011, de 3 mil 33 millones de dólares.

El año 2012 también ofrece resultados a partir de la colaboración conjunta de diversos agentes de la plaza. El Gobierno, Capamec, la BVP, la SMV y la Central de Valores Latinoamericana se agruparon en el programa Creadores del Mercado, diseñado en julio de 2011 para impulsar el mercado secundario, o compraventa de valores ya emitidos en el mercado primario.

“Los miembros del programa debían crear una lista suficiente de papeles para tener el volumen adecuado en el mercado; y eso  se está atendiendo a través de las emisiones del Gobierno”.

Es decir, los bonos, letras y notas del Estado panameño, que son preferiblemente de renta fija. Una vez se obtienen, retornan a una tasa fija que oscila entre 5% y 7.12% según el  vencimiento. Se pagan dos veces en el año.

El apoyo del Gobierno también busca atraer a los inversionistas internacionales, que se interesarán en comprar “emisiones corporativas locales”. Detrás de ellos “vienen los emisores regionales a emitir sus papeles en la BVP”.

Muestra de esta estrategia es el Banco Centroamericano de Integración Económica con su emisión de 50 millones de dólares en la BVP mediante la colocación de un bono renovable a un plazo de 30 años. La emisión se hizo el 12 de agosto con un  registro local y otro internacional en Luxemburgo.

En la composición del mercado durante el mes de octubre del presente año, el primario representa el 55.4% (74 millones de dólares), el secundario el 44% (601 millones de dólares) y el de recompras el 1% (13 millones de dólares).

En el mismo mes de 2011, la repartición de la torta fue menos equilibrada: 71% en el primario (222 millones de dólares), 26% en el secundario (79 millones de dólares), mientras que las recompras alcanzaron el 3% (9 millones de dólares).

La actividad podría ampliarse si se disminuye el  flood  para  determinar “cuántas acciones en circulación no pertenecen a los inversionistas propietarios de más del 5% de las acciones de una empresa”. La tendencia reactiva les permite a los inversionistas pequeños “transar en el mercado secundario”.

El país y los panameños

Catalogados como una posibilidad intermedia entre el ciudadano común y el mercado de valores, los Fondos Privados de Pensiones siguen sin tener el crecimiento esperado. “El país se refleja en su población, y la población se refleja en el país”: la reflexión se dirige hacia la tendencia de los panameños, que no se caracterizan por “guardar para los días lluviosos”.

Una forma de ahorrar sería a través de los planes privados de pensión, que en Panamá tienen un tratamiento fiscal favorable. “Se puede aportar hasta el 10% de los ingresos, y eso es deducible del impuesto sobre la renta”. Y pese a ese atractivo, Progreso y Profuturo ofrecen cifras apenas satisfactorias.

“El crecimiento del producto interno bruto crea la sensación de estar menos endeudados, pero en términos nominales estamos más endeudados que nunca”. El comentario es una alerta porque esa deuda aparecerá en cualquier momento, y los hogares la sentirán por su tendencia a vivir del crédito. Son los más vulnerables a “una contracción económica imprevista”.

Como también era un imprevisto el caso de Financial Pacific. “Es nefasto que eso haya ocurrido porque afecta la imagen del país”.

El Fondo Monetario Internacional ya pidió una información sobre lo sucedido. Su desenlace alumbrará el 2013.

LO BUENO, LO MALO Y LO FEO

La preparación académica y trayectoria de Fábrega le permiten   conocer la verdad de  los mercados. Durante 8 años ocupó un alto cargo ejecutivo en  Citibank Panamá. De 2004 a 2010 fue el CEO de Mundial Asset Management. Ahora es el director ejecutivo de UBS.

 

 
 
 
Traducir esta página
 
 
 
 
 
SUPLEMENTOS
Ellas Virtual
Aprendoweb
Pulso de la Nación
Recetario
WKD
 

© 2010-2011. Editorial por la Democracia S.A.  Derechos reservados.

Teléfono: (507)222-1222 Apartado 0819-05620 El Dorado
Ave. 12 de octubre, Hato Pintado Panamá, República de Panamá

Ediciones anteriores | Nosotros | Email